Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 341 - Uruguay, 05 de junio del 2009   
 
Informe Uruguay

 
 
Documento sin título
 
historia paralela
 

Visión Marítima

 

Mundo Libre
Del valor a la opinión
por Leonardo Girondella Mora

 
separador
   
mail
mail Contactos
pirnt Imprimir Artículo
 
 

          Costumbre muy sana es echar una mirada a los valores más preciados que uno sostiene —y hacerlo, muy enfáticamente, antes de expresar preferencias políticas. Es decir, hacer un ejercicio muy personal.

          El ejercicio consiste en dos pasos en secuencia. Primero y antes que nada, determinar los valores que la persona considera los más altos y valiosos —y después, no antes, tener opiniones políticas justificadas por la comparación que se hagan entre los valores propios y la realidad política.

          Por ejemplo, antes de expresar una simpatía por un gobernante debería examinarse la posición de ese gobernante frente a los valores que la persona sostiene. En mi caso, tengo como valor central a la libertad responsable y cuando comparo a los gobernantes contra ese valor, entonces ya puedo expresar opiniones sobre ellos.

          Si considero como indeseables a personas como Obama, López Obrador, a Rodríguez Zapatero, o a Putin, no es por antipatía personal, sino porque en ellos veo el desprecio por lo que yo considero más elevado. Mi misma posición me lleva a desaprobar a otros gobernantes, como Bush, Nixon, Calderón y otros, en partes marcadas de su administración.

          Es la libertad y mi valoración de ella, lo que me lleva a considerar muy negativamente el régimen cubano, el de Correa, Chávez, Ortega, Morales y otros más —no por antipatías con esas personas, sino porque ellas no valoran lo que más aprecio. No son cosas personales. Son cosas de convicciones y valores queridos.

          Siendo un liberal, mi ideal es un mundo de personas libres y responsables, que son autónomas e independientes —un mundo en el que las acciones humanas son decididas por cada persona. Un mundo que no es de derechos, sino de libertades.

          Mi creencias cristianas me llevan a entender a la caridad como una responsabilidad personal y reprobar la situación en la que alguien sacrifica a uno en aras de otro. La libertad necesita de reglas morales absolutas.

          Ese mundo de libertades es, además, la única manera conocida para generar prosperidad común, diseminando las habilidades personales en beneficio de todos. Solamente un mundo de personas libres conduce a una mayor incidencia de paz entre las naciones.

          Si defiendo mis libertades estoy en la obligación lógica de defender las ajenas —cada persona es igualmente libre para realizar las acciones que desee en las áreas que seleccione, sin otra limitación que la de no afectar esa misma libertad en otros. Es un mundo de proyectos personales de vida, en el que el único deber del gobierno es dejar que cada persona logre sus objetivos.

          Es un mundo de libertades, pero en el que no puede renunciarse a la responsabilidad. Libertad y responsabilidad son las dos caras de una misma moneda —retirar la responsabilidad personal es igual a anular la libertad.

          Son estas consideraciones las que me llevan a expresar opiniones sobre casos particulares —es por esto que repruebo la legislación que obliga a restaurantes a que sus clientes no fumen, porque son las personas las que deberían decidir eso, no los burócratas. Igual, por la misma razón me opongo al proteccionismo, porque retira la libertad de comercio de las personas por el sólo hecho de vivir en dos lugares distintos.

          Por valorar la libertad es que repruebo los impuestos altos, sean aplicados a quien sea —porque eso es limitar la libertad del uso de las propiedades personales. Son las razones por las que me opongo a la educación impartida por el estado, que retira libertades a los padres.

          Sobre esta base es que surgen mis opiniones y no por los vaivenes de simpatías personales o apariencias vagas —en la medida que la realidad se aleje del mundo de libertad responsable,  expresaré opiniones contrarias; y viceversa.

» Arriba

separador
   
Con autorización de © Contrapeso.Info

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis