Año II - Nº 103 - Uruguay, 05 de noviembre del 2004
 
 
Amistad
El hijo del planeta
Se ennoblece la vida
Desearía....
Quisiera... Escribirte...
- A la luz del resultado electoral
- Puente del Arroyo Valizas
- Los nuevos espacios no son lineales políticamente
- Un pronunciamiento libre y soberano
- Finalmente ocurrió
- Ochocientos mil..... esperanzas.....
- "El avispero oriental"

- Otra vez el tratado

- Autocrítica
- Mi Partido Blanco
- Cuando las negras patean el tablero
- Chairando Ideas: La bandera de la esperanza
- Y abrió Cassis
- Anécdotas Bancarias: La duda
- Deportivísimo
- El pez por la boca muere
- Responsabilidad Ciudadana
- Mientras se escribe la historia
- U.S.A. 2004: Diez claves del triunfo de Bush y una conclusión
- Hurgando en la Web: Vinculación de los charrúas con el Gral. Artigas
- Bitácora Política
- Bitácora Uruguaya
- Información Ciudadana
- La Cocina Uruguaya
- Rincón de Sentimientos
- El Interior también existe
- Olvidémonos de las Pálidas
- Las Locuras de El Marinero
- Cartas de Lectores

1 Campaa Mundial Seguridad en la Red

 
EL HIJO DEL PLANETA

Cuando te encuentres sereno y feliz en cualquier parte.

Cuando todo el mundo sea tu país.

Cuando no teniendo nada, sientas que lo tienes todo.

Cuando en la opulencia luzcas humildad.

Cuando puedas devolver el mal por el bien, sin importar a quién

y veas a tu hermano en cada ser.

Cuando aliques que amar es solo dar y dar y dar

sin importar mas nada que tan solo dar.

Cuando indiferente avances entre aquellos que te insulten

y en silencio les envíes tu pérdón.

Cuando nadie pueda herirte y por nada has de afligirte.

Cuando a quien te odie tu le des tu amor.

Cuando ejerzas la inocencia con conciencia.

Cuando busques el saber, así como buscas el pan.

Cuando ames todo sin pasión ni posesión.

Cuando la realidad se imponga al fin a la ilusión.

Cuando sepas aliviar las penas de aquellos que sufren

y tus labios digan sólo la verdad.

Cuando hagas del deber un placer,

y el placer no sea más ya para ti un deber.

Cuando vivas el presente como lo único urgente.

Cuando la bondad sea tu voluntad.

Cuando el egoísmo ceda al altruismo.

Cuando la impureza ceda a la pureza y la virtud.

Entonces serás un hombre,

serás una mujer, serás un ser que alcanzó la humanidad.

Serás un hijo del planeta que alcanzó la meta.

Serás un egresado de la tierra.

Serás al fin un hombre, serás una mujer,

serás un ser que alcanzó y realizó la humanidad

Madre Teresa de Calcuta