Miembro de apdu
  
Año V - Nº 269
Uruguay,  18 de enero del 2008
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
Google Buscar en la

ha

Sysinfo

historia paralela

2012

humor político

apdu

 
Pablo López Herrera

Terrorismo y Derechos Humanos

por Carlos Sabino (Perfil)
 
separador
 
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

"... Al pedir que se deje de tratar a las FARC y al ELN como grupos terroristas el caudillo venezolano ha mostrado por fin que tenían sólido asidero las sospechas que existían desde hace tiempo: que Chávez es un aliado tácito de las FARC, que protege sus intereses, que de algún modo les permite accionar en Venezuela para que el país les sirva como santuario en sus nefastas actividades".

            Con el total desparpajo que lo caracteriza Chávez ha solicitado que se reconozca a las FARC y al ELN colombianos el estatus de organizaciones insurgentes y que se las deje de considerar como grupos terroristas. El presidente venezolano se ha ocupado además de resaltar las coincidencias entre su proyecto de socialismo bolivariano y las metas que persiguen ambas fuerzas guerrilleras. La propuesta, que ha desatado ya un vendaval de críticas, fue hecha poco después de que las FARC liberaran a dos rehenes que mantenían en cautiverio desde hacía varios años, en un gesto que trató de mostrarse como una actitud humanitaria ante la comunidad internacional.

            Nada de humanitario tiene liberar a dos rehenes, sin embargo, cuando se tiene a miles de inocentes secuestrados en la selva, sujetos a las más bárbaras condiciones imaginables, encadenados, enfermos, obligados a hacer diariamente largas caminatas y absolutamente incomunicados y aislados del mundo exterior. Las cifras varían, pero quienes conocen del tema afirman que las FARC retiene a más de 3.000 personas de toda condición en estas condiciones aterradoras -y desde hace muchos años- para extorsionar a sus familiares o utilizarlas como herramientas de canje y de presión política. La organización, que ha realizado innumerables actos terroristas y tiene el triste mérito de haber inventado el "collar bomba" para asesinar a sus enemigos, es sin duda una de las más despiadadas y brutales de todas las que hayan existido en nuestra atribulada región. ¿Cómo es posible que, ante la liberación de apenas dos prisioneras, se hable ahora de humanitarismo y se pretenda que se trata de un enemigo político legítimo, con el que hay que dialogar y llegar a alguna forma de convivencia?

            Pensamos que una errada concepción de lo que son los derechos humanos lleva a algunos despistados a exigir un trato humanitario hacia secuestradores y terroristas que trabajan con el narcotráfico mientras se pasan por alto los legítimos derechos de quienes se encuentran privados de su libertad sin haber cometido ningún delito. Esta "hemiplejia" moral, sin duda deplorable, palidece ante la actitud de algunos políticos que pretenden pasar por maduros y humanitarios mientras hacen el juego a los designios de los secuestradores.

            Pero más censurable es aún, sin duda, la abierta actitud de Chávez en respaldo de estos despiadados grupos guerrilleros. Al pedir que se deje de tratar a las FARC y al ELN como grupos terroristas el caudillo venezolano ha mostrado por fin que tenían sólido asidero las sospechas que existían desde hace tiempo: que Chávez es un aliado tácito de las FARC, que protege sus intereses, que de algún modo les permite accionar en Venezuela para que el país les sirva como santuario en sus nefastas actividades.

            No se combate al terrorismo cediendo a las demandas de sus despiadadas organizaciones ni se hace ningún bien cuando se les da la razón, implícita o explícitamente, equiparándolas a los partidos políticos legales. Sólo la firmeza y la extremada lucidez de Uribe, el presidente colombiano, ha permitido mostrar las mentiras de las FARC y, de paso, hacer que Chávez se desenmascarase como un aliado de este grupo armado. Sólo si esta misma firmeza la mostrasen otros gobernantes y políticos de nuestra región podrán abrigarse esperanzas para las víctimas de los inhumanos secuestros.


Fuente: Infolatam
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer. Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
Estadisticas Gratis