Año II - Nº 79 - Uruguay, 21 de mayo del 2004
 
Sí, quiero
El hogar de una nueva familia
Educación Pública ¿Tolerancia y reflexión?
Nos contaron una historia de amor
Barbarie en la frontera
INFORME ESPECIAL: Buscando las causas en lugar de los efectos
ENTREVISTA: Gas Vehicular, tarifas, crisis social y financiera

Comenzó el invierno...

¿A dónde va tanta sangre derramada?
Sucedió en España
Y va otro... pero...
Rondan Martínez y "Artigas Compañero"
Un tiempo de hipócritas
Así somos
Hurgando en la web
La guerra del petróleo
Una introducción a la investigación de la Fé y la Religiosidad - Conclusiones
De Internet a Bruselas
Un policía rural del paraje Sarandí de los Amarales
Desde las cenizas...
Información Ciudadana
La Cocina Uruguaya
Rincón de Sentimientos
El Interior también existe
Olvidémonos de las Pálidas
Las Locuras de El Marinero
Correo de Lectores

 
Y VA OTRO, PERO...
por Graciela Vera
Periodista independiente
 

Los derechos de otro uruguayo a trabajar en España fueron reconocidos por la justicia de este país.

Podría escribir sobre este tema pero no voy a hacerlo. Al menos hasta que no entienda muchos porqué.

¿Porqué el gobierno español se empeña en desconocer derechos que el Tribunal Supremo reconoce?

¿Porqué nuestro gobierno no hace valer esos derechos que la justicia española acepta como válidos?

¿Porqué desde nuestra Cancillería no se realiza una reclamación que abarque a todos los uruguayos que están en España en condiciones de precariedad legal porque le son denegados los permisos a que tienen derecho por el Tratado de 1870 y por el de 1972?

¿Porqué para que se les de oportunidades tienen que gastar dinero que muchas veces no tienen en pagar abogados, encarar los gastos de una demanda y todavía subsistir trabajando como irregulares?

Cuando tenga respuestas entonces escribiré, hoy no siento que decir que somos felices porque otro compatriota lo logró, de respuesta a miles que no encuentran soluciones.

Almería, 19 mayo 2004