Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año VII Nro. 313 - Uruguay, 21 de noviembre del 2008   
 

Documento sin título
 
historia paralela
 

Visión Marítima

Informe Uruguay
 
 
 
separador
¿Donde está la torta?
Pedro A. Lemos
separador
Las consecuencias de las causas
Helena Arce
separador
El Muro
Rodrigo Blás
separador
Que el Letrista no se olvide...
Cr. Ricardo Puglia
separador
La ingeniosa política económica
Nelson Maica C.
separador
La ministra debe renunciar
Walter Sánchez Sedez
separador
  Fuente de recursos recorte de libertades
Marcelo Gioscia C.
separador
Gobierno paralelo
La argentinización de Uruguay
Raúl Seoane.
 
Documento sin título

 
Helena Arce

Las consecuencias de las causas
Se acuerdan cuando escribía: “¿Dónde está mi país?”
por Helena Arce

 
separador
 
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         Es increíble que nos asombremos de lo que está pasando. ¿Cómo podemos mirar con cara de yo no fui,  las consecuencias de tantas causas?

         Hoy nos asustamos de lo que está ocurriendo, pero alguien en su sano juicio, ¿podía pensar que ocurriría otra cosa?

         Resulta que hay violencia por doquier, las personas tomando justicia por mano propia, los jóvenes preparados huyen del país como de la peste, se ha parado drásticamente el consumo,  nadie quiere invertir, las relaciones internacionales son de terror, la gente se niega a trabajar y un largo etcétera que prefiero no detallar para no caer en una mayor depresión.

         ¿Como alguien podría  dudar que esto, ocurriría?

         ¿Cuánto hace que los más cuerdos perdimos la esperanza,  que aun en aquellos más escépticos despertó el arribo del Dr. Tabaré Vázquez y su partido,  al frente del país?

         ¿Alguien sabe donde está el Presidente del país? Hemos  sabido de él en dos únicas oportunidades,  últimamente:

1. Cuando apareció en cámaras a decirnos a los uruguayos a quienes representa que nos respondería con un PPS, a las preguntas sobre la reelección. Pues no entiendo, y con fraternal respeto lo digo, como el primer Magistrado de un país, le contesta a quienes se debe, LOS URUGUAYOS, con un PROFUNDO Y PROLONGADO SILENCIO, a cualquier requerimiento que se le haga.
2. La segunda oportunidad en que supimos de él, fue cuando vetó la ley aprobada en el senado sobre la salud reproductiva, en los artículos referidos a la despenalización del aborto. Y no lo vimos, no realizó una cadena para explicarnos de frente lo que hacía y por qué, simplemente escribió una carta. NO me pronunciaré sobre el aborto en este artículo, pues no le hace al mismo. Tampoco a si el Presidente debía o no vetar lo votado. Me refiero a las formas, pues éstas cuando corresponden a actitudes del primer ciudadano de un país, son importantes.

        El  Presidente ha desaparecido, incluso no ha realizado el famoso espectáculo a que ya nos hemos acostumbrado de reunirse con los Ministros en algún pueblo de nuestro hermoso y ancho país, “pour la gallerie”, sin lugar a dudas. ¿Quién puede no saber que las decisiones del Consejo de Ministros, no se toman en esas oportunidades y en esos momentos, sino que allí simplemente se intenta demagógicamente dejar contentos a los habitantes del lugar?

         El gobierno como tal ha desaparecido, los legisladores oficialistas se pelean,  ya no solo con los de la oposición, sino entre ellos. Los Ministros lo mismo.

         Las delegaciones oficiales pierden la compostura al punto de salir a bailar encima de las mesas, mientras son filmadas sus anatomías moviéndose al son de la música, algo muy gracioso si quien lo realiza únicamente se representa a si mismo, pero no es el caso y por lo tanto fue bochornoso.

         Los prohombres y pro mujeres de hoy, son nada menos que los violentos de ayer, quienes han alardeado a diestra y siniestra de su pasado. Han protagonizado vergonzosos altercados en el Parlamento, incluso llegando a golpes de puño, además de lanzar groserías verbales. Pero no conformes con ello, también han protagonizado altercados pugilísticos en otros actos públicos.

         ¿Por qué se asustan que los jóvenes se pongan violentos en una cancha de fútbol, ante la frustración de perder un partido, si los legisladores y ministros hacen lo mismo? Obvio que está mal, pero es lo que les demostramos que está bien.

         Nos preocupamos, y si es preocupante, pues las personas han comenzado a tomar justicia por mano propia, ¿Y como no hacerlo ante la indefensión en que nos encontramos? ¿Alguien en su sano juicio puede pensar que si amenazan a un ser querido, a un hijo,  con un arma, uno no reaccionará como pueda para defenderlo? Que venga y me diga sinceramente alguien, que no lo hará, y yo me le reiré en la cara.

         Obvio que todas las quejas recaen sobre la Ministro del Interior, pero como las personas indignadas han protestado con toda la fuerza de su indignación, aparece el Ministro de Turismo (¿?) a decir, con ella al lado que está molesto por la fuerza con que se presentaron las quejas.  ¿Y a todo esto el Presidente donde está?

         Hace aproximadamente un año, escribí un artículo que se llamaba: “ALGUIEN PUEDE DEVOLVERME A MI PAIS, ¿DONDE ESTA?” Ese artículo escrito desde el alma, reflejó el sentir de varios compatriotas, pues me llegó, y le llegó a varios amigos desde las procedencias más inesperadas. Es que ya en ese momento, muchos nos preocupábamos de lo que se veía venir.

         Y lamentablemente después de eso, hechos peores ocurrieron. Miembros de gobierno justificando los hechos delictivos si quienes los realizaban eran pobres, se continuó con la política de mantener a las personas atadas a la limosna sin pedir nada a cambio, pugilatos entre  Representantes Nacionales, defensa sin cuartel a funcionarios de confianza a todas luces corruptas, y además expedientes que se perdían cuando de ellos debía analizarse la responsabilidad de los máximos jerarcas.

         Nuestro hoy inexistente Presidente, nos hacía discursos, alardeando  que no había más personas durmiendo en la calle, parece que el no sale por las calles caminando, ni tiene quien le cuente lo que en ella ocurre. Pero los demás, los de a pie, que si andamos por las calles,  sentimos que nos está tomando el pelo.

         Cada vez más nos encerramos entre rejas, tememos andar por la calle, no dormimos hasta que nuestros hijos nos avisan su llegada sanos y salvos, sin importar la edad que tienen, pues nadie está libre de cruzarse con inadaptados sin límites a la hora de conseguir con que seguir pagando sus vicios. Y sabemos que no tendremos quien nos defienda de ellos.

         La Reforma Tributaria fue un brutal ajuste fiscal que atoró a la clase media, cortó las posibilidades del consumo, y trancó las posibilidades de crear fuentes de trabajo genuinas, si ha bajado el desempleo es por el inmenso número de empleados públicos nuevos que se han ingresado, creando más gasto público y mas burocracia.
 
         La reforma de la salud ha demostrado su ineficiencia pues es imposible conseguir hora para atenderse en una mutualista, no ha solucionado el problema de las ineficacias como estamos viendo en la crisis del  CASMU, y no ha mejorado la atención en los centros de atención pública. El Hospital de Clínicas estuvo a punto de cerrar.

         Los Consejos de Salarios no han solucionado el problema de los ciudadanos, pues alcanza con ver los conflictos sindicales por doquier, y hasta quienes no quieren ver,  ven que se permitió que se demorara tanto en los acuerdos salariales, a efectos de frenar la inflación.

         El gran negocio de Pluna fue un tremendo fracaso.

         El  país en este momento parece un volcán a punto de estallar.

         ¿Han ido  a la feria, al supermercado? Los precios se han ido a las nubes. La inflación no se ha disparado, aun, en virtud del manejo de las variables macroeconómicas del gobierno, que según la conveniencia hace un punto de equilibrio en la suba de las tarifas públicas, y del combustible. Siempre igual recaudando de más, pero un poquito menos para con eso manejar los índices de suba de los precios promedio. Pero los productos que debemos consumir para poder subsistir, suben y suben.

         De verdad, cada día este país es menos mi país, nuestro país, pero no nos asombremos ni nos hagamos los distraídos, no es casualidad, es causalidad.

Comentarios en este artículo

» Arriba


© Helena Arce para Informe Uruguay
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis