Año II - Nº 84 - Uruguay, 25 de junio del 2004
  1 Campaa Mundial Seguridad en la Red
 
- El elogio del tigre
- Que se elige este domingo
- Sólo un recuerdo
- 69 años
- Viejo barrio que te vas
- ¿Somos así?
- Comercio fronterizo: Barajar de nuevo
- Apuntes del Palmar Butiá
- La Matineé

- Apostillas de las Internas

- Programa de Principios del Partido Liberal
- Anécdotas Bancarias: El brazo del Banco República
- La enseñanza de los valores
- El Abulón
- ¿Ineptos, corruptos o cipayos?
- Chairando Ideas
- Hurgando en la web
- Así Somos
- Cuando los estudiantes vienen marchando
- Recuerdos de Estudiante
- La vitalización de los partidos
- La globalización, la crisis financiera y América Latina
- De las ideologías y las formas de Gobierno
- Bitácora Política
- Información Ciudadana
- La Cocina Uruguaya
- Rincón de Sentimientos
- El Interior también existe
- Olvidémonos de las Pálidas
- Las Locuras de El Marinero
- Correo de Lectores

1 Campaa Mundial Seguridad en la Red  

 

Cuando los estudiantes
vienen marchando

Dr. Enrique Rimbaud

Un infernal coro de gallos me llevo a despertarme… la dificultad en los movimientos me hizo recordar que hace dos dias que estoy durmiendo colgando de una hamaca, y que no estoy en casa sino en una vieja y polvosa casa llamada “Casa del Obrero” en la comunidad de Nagarote…

A tientas, busco debajo de la hamaca la linterna, y a duras penas trato de hacer equilibrio para incorporarme… los estudiantes duermen placidamente, todos colgando del techo…

Me dirijo al baño, un espacio bien reducido atrás de la casa, y allí intento bañarme sacando con un recipiente agua del barril donde en la noche se acumula agua, dado que durante el día no hay existencias del preciado elemento…

Ya refrescado, voy hasta el porche, donde en una silla de plástico, me siento a escuchar los gallos que siguen alborotando, mientras un desfile de vacas que van a ordeñarse se organiza por la calle…

Miro el reloj, faltan veinte minutos para las cinco de la mañana y ya el calor se hace sentir, estos dias han sido infernales, polvo y calor, calor y polvo, ha sido la tónica diaria…

Prendo un cigarro mientras veo como unos niños en bicicleta sacan a pasear unas cabras cuadra arriba… cerca de las letrinas, los cerdos desayunan impúdicamente, y los gallos continúan sin quedar afónicos haciéndome desear la muerte de algunos de ellos…

Los últimos vampiros cruzan el cielo orientándose para ir a sus refugios, observando desde el cielo las vacas desfilando que hace un rato les sirvieron de cena frugal…

Recién comienza el día y ya me encuentro cansado, pero contento, estos dias han sido realmente apoteósicos, cuando nos trasladamos mas de setenta personas incluyendo estudiantes y docentes de nuestra Facultad mas estudiantes y docentes de la Universidad de Carolina del Norte hasta Nagarote…. Nos dividimos en tres grupos, uno con sede en Puerto Sandino, otro con sede en Ojo de Agua y el mío en el casco urbano de Nagarote…

Esta comunidad, mantiene 25000 habitantes, siendo mas del 75% de los mismos familias que viven en condiciones de pobreza extrema.

Nagarote es una comunidad dinámica del departamento de Leon, con cuya alcaldía hicimos un convenio que estamos cumpliendo en este momento, por tres dias, vacunamos mas de mil perros contra la rabia, atendimos mas de doscientos por diferentes afecciones, asistimos mas de 50 fincas de pequeños productores: vacas, caballos, cerdos, ovejas, cabras, gallinas y toda suerte de animales; e incluso logramos diagnosticar por primera vez en Nicaragua: Dirofilaria inmitis, un parásito del corazón de los perros…

Los estudiantes, cansados, pero contentos, han realizado un trabajo intenso, un trabajo que ha superado las expectativas nuestras, del Ministerio de Salud y de la misma Alcaldía, ganándose el respeto de todos por su trabajo desinteresado y eficiente.

Con estas actividades, logramos juntar la practica, con la enseñanza de valores, al hacerlas masivamente atendiendo y brindando servicio a la comunidad.

Por otro lado, el intercambio con los estudiantes y profesores de estados unidos, les abre otro panorama de la medicina veterinaria…

Realmente un éxito!!!

Un abrazo para todos

Enrique
Desde el país de los volcanes y los lagos!!!