Miembro de apdu
     
Año III - Nº 196
Uruguay, 25 de agosto del 2006
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
separador

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
1
Alvaro Kröger Es tiempo de sacarse la careta
Es tiempo de hacer biodiesel
por Alvaro Kröger
 
separador

El tema de la fabricación y uso del biodiesel es una realidad muy cercana. Sólo falta que el Poder Legislativo discuta y apruebe una Reglamentación, que la transformarán en ley, de la vieja ley del Dr. Batlle del 2002.

Ancap desde la promulgación de ley hasta el 2008 usará un 2% (B2) de biodiesel en todo el gas-oil que venda, y del 2008 al 2011 llevará ese 2% al 5%(B5).

Ancap no está capacitada, ni legalmente ni técnicamente para la producción de biodiesel, porque en su ley orgánica dice que su función es "el destilado y distribución de derivados del petróleo". No obstante se manejó la idea de que Ancap produjera, bajo el régimen de monopolio, biodiesel.

Los únicos que estamos habilitados para hacer biodiesel, desde el punto de vista legal, técnico y económico somos los privados.

Y esto no es un capricho de los privados: la producción de biodiesel requiere muchísima cintura comercial que Ancap NO tiene. Se tienen que hacer asociaciones estratégicas con acopiadores de granos, se debe incentivar el aumento de las áreas cultivadas de girasol, sorgo e implantar el maní, trabajar con maíz, canola y especies transgénicas.

Los subproductos de la fabricación de biodiesel son tan importantes como el biodiesel mismo, y eso un monopolio que venda combustibles, no lo va a aprovechar.

La idea es que los privados le suministren a Ancap el biodiesel necesario para sus mezclas, que controle a los actores privados exigiéndoles la estricta observancia de la norma UNIT1100, norma larga y tediosa, pero que asegura un biodiesel uniforme para todos los que lo produzcan.

¿Así hacemos al Uruguay productivo?

Otro Zarpazo Monopólico al "Uruguay Productivo"

La empresa CUTCSA anunció que está en condiciones de utilizar biodiesel como complemento del gas-oil hasta en un 10% de su flota. De hecho, ya tiene 5 unidades funcionando así en régimen de prueba. Sin embargo, la ecuación económica no termina de cerrar por el elevadísimo precio que cobra ANCAP por el control de la mezcla.

Según manifestaran al diario "El País" voceros de la empresa de transporte, "la traba no está en la dirección del ente, sino en los cuadros medios, acostumbrados al monopolio en la producción de combustibles".

Como ocurre con UTE, que resiste con uñas y dientes toda posibilidad de que privados puedan invertir en la generación de electricidad con tasas de retorno razonables, aunque ello signifique mayores costos para el país, la burocracia de ANCAP —que ha contado con la complicidad frentista durante décadas— también resiste facilitar el desarrollo del país. La defensa de los intereses corporativos asociados al monopolio, pues, se viene exhibiendo crudamente, sin la posibilidad de apelar al discurso facilongo que pretende asustar con piratas extranjeros dispuestos a quedarse con la "riqueza" producida por esos monopolios.

El biodiesel, además de abaratar el precio del combustible en tiempos en que el petróleo se vuelve cada vez más caro, permitiría generar un nuevo sector industrial en el país, agregando valor a determinados productos de origen agrícola. Desde ambos ángulos, supondría un aporte sustantivo al "Uruguay productivo".

Este gobierno, entonces, tiene una responsabilidad histórica en sus manos. Se lanza decididamente por el camino de liberar al país de esos monopolios y de todos los que usufructúan las rentas derivadas de esos monopolios a costa del resto de los uruguayos, u olvida definitivamente la monserga —aburridora— del "Uruguay productivo", salvaguardando su relación privilegiada con las esas corporaciones.

Ya es hora que el famoso, mentado, comentado y no iniciado "país productivo", empiece a funcionar. Y los que vamos a hacerlo funcionar somos los privados, no va a ser ni Ancap, ni ninguna otra institución del Estado. Debemos salir de la mentalidad del "Estado Paternalista" y meternos en la cabeza que lo que hoy funciona es el capitalismo puro, es la mentalidad del que quiere salir para adelante, pero para ello se le debe pagar bien, es la mentalidad del que a mayor productividad mayor dinero gana, es a ser responsable, es a no excluir a los mayores de 40 años, porque se les debe pagar más porque tienen experiencia, es aceptar tecnologías nuevas, es en resumidas cuentas ponerse a trabajar en serio y responsablemente

Los que estamos en el tema sabemos que la intromisión del Estado, es al menos negativa, por no decir perjudicial.

Es así que los operadores privados deberemos ser los que obtengamos el biodiesel, con un plan estricto de inversiones, trabajo muy duro, ayuda técnica a los productores, PAGOS en fecha y una interrelación muy estrecha entre productores e industriales de dónde saldrá una "tormenta de ideas" muy provechosa para ambas partes.

Con Ancap no se puede hacer este tipo de cosas porque su rigidez estructural y su sindicato son legendariamente corporativos.

Cuando se realizó aquel famoso referéndum para permitir que Ancap se asociara con privados la mayoría lo vetó y sin embargo ahora Ancap está asociada a PDEVESA, seguramente estará con Cousa y con un grupo japonés para los bioalcoholes. ¿Entonces nos preguntamos, para qué gastamos 10 millones dólares en un referéndum? La respuesta es simplísima: el sindicato de Ancap (uno de los más poderosos), tenía miedo de que se les acabara el jolgorio, y tuviesen que trabajar en serio.

¿Sabían ustedes que para pesar un camión con una balanza electrónica se necesitan 3 hombres en Ancap? El mismo pesaje lo hace el portero de una fábrica privada, que además tiene otras responsabilidades.

¿Sabían ustedes que los lunes no es posible retirar asfalto de Ancap, porque está frío y no fluye por las cañerías? ¿Por qué? Porque si bien tienen turnos en las calderas los foguistas hacen cualquier otra cosa como hacer asados, jugar al truco o dormir la siesta.

¿Y ésta la empresa que va a controlar las mezclas?. Sí, mi querido Señor es ésta. Y para hacerlo le cobra un valor exorbitante por hacer unos análisis de la norma UNIT 1100.

Uno que ha vivido toda su vida dentro de las fábricas y Laboratorios sabe perfectamente que por complicado que sea un análisis no puede salir muchísimo dinero. Ancap, como el LATU, cobran los análisis a costos que son risibles, pero hay que hacerlos con ellos porque el Leviatán estatal así lo manda.

Lo lógico en una fábrica de lo que sea es hacer los análisis de la materia prima que entra, los análisis de los diferentes puntos del proceso y de los diferentes productos que vende SIN COSTO alguno para el vendedor de la materia prima ni para el comprador del producto. Los análisis son para la tranquilidad de la empresa de que lo que se está haciendo es lo correcto.

Así que Ancap atenta contra el "país productivo", al cobrar sumas risibles, que hacen que las empresas piensen en NO usar biodiesel porque no les cierran los números.

Este hecho es vergonzoso, que el sindicato imponga las reglas de juega a todo un país, que impida el crecimiento del mismo, porque tienen miedo a perder sus prebendas.

Los países que realmente crecen son los que han demolido los monopolios; es una estupidez decimonónica pensar que se es menos independiente si Ancap, UTE, OSE, el BPS y todos los organismos que producen algo tengan que estar en manos del Estado y no en manos privadas. El Estado está para controlar que ésos privados respeten las reglas de juego; mientras sigamos  con entes estatales que hacen desde super-gas hasta portland, de entes que no piensan en que dentro de 10 años NO va a alcanzar la energía porque simplemente no se han sentado a pensar cómo se puede solucionar el asunto, deben morir, y no con una muerte agónica, sino de un sólo golpe. Botnia no pone sus papeleras en Uruguay porque no hay seguridades en el suministro de energía.... vamos muchachos muevan las nalgas!!!

El barril de petróleo se va a ir a precios imprevisibles, y anoche escuchaba que si el barril no pasaba de U$S 70, Ancap iba a bajar los combustibles. Esto es engañar a la gente miserablemente porque aunque el barril esté a U$S 70, Ancap no va a bajar ni un centésimo sus combustibles y segundo el precio del barril nunca va a bajar de U$S 70, muy por el contrario va a ir subiendo. Hay quienes dicen (cosa que no creo) que el barril estará a U$S 250 a fines de año o principios del 2007; pero lo que sí creo es que va a andar cerca de los U$S 100.

A pesar de muchas empresas petroleras internacionales que dicen lo contrario, ya pasamos la mitad de la curva de Hubbert. Esta curva dice que una vez pasada la extracción de la mitad del petróleo, el barril del mismo puede costar cualquier precio, ya no será el precio por la oferta y la demanda, será un bien estratégico, y como tal no tiene precio.

Vamos a esperar que nos quedemos sin combustible? ¿Vamos a ir a Venezuela a hacer prospección de petróleo, cuando no hay aquí ni un sólo geólogo que sepa un pito del tema? Y el supuesto caso que venga petróleo venezolano, no va a ser gratis, y además es un tipo de petróleo que es demasiado asfáltico, lo que implica pocos derivados livianos: aguarrás, gas-oil, naftas, super-gas.

Lo que jamás pude intelectualizar es la razón por la cual los privados somos los malos de la película y los estatales son los buenos.

A los privados si la macaneamos nos fundimos, si hacemos una estafa vamos presos. Los estatales maquillan los balances, y si hay una macana de alguien siempre va a aparecer otro a taparla. Si Ancap perdió centenares de millones de dólares con la compra de las estaciones de servicio en Argentina, no pasa nada.....Juan Pueblo paga.

¿Cuándo ha visto usted que a un gerente de un ente estatal lo juzguen por malversación de fondos? ¿Cúando ha visto que a algún funcionario estatal estar en la calle Rincón por un problema de mal funcionamiento del ente? Han estado porque se han sentido ofendidos porque algún periodista o algún otro personaje ha dicho algo, pero por las cosas que vamos los privados jamás. A lo sumo se le hace un sumario y éste queda años juntando polvo en algún cajón.

El momento del biodiesel es ahora, es ahora que el Estado se tiene que dar cuenta que tiene que dar un paso al costado y solamente cumplir con su deber de controlador. Los privados damos y sobramos para que el país empiece a ser independiente energéticamente, sólo pedimos: QUE NO NOS MOLESTEN, somos bastante concientes de lo que se viene,  no estamos vendidos a nadie y somos tan patriotas como el que más, pero a diferencia de muchísimos habemos algunos que tenemos el VALOR DE JUGARNOS POR EL PAIS.

1
 
pirnt
  mail  
up
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20