Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 227
Uruguay, 30 demarzo del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
separador

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
1
Instrucción militar, no
por Javier García
Javier García
 
separador

            Un artículo aparecido el jueves en la Gazeta Mercantil de Brasil, tiene como título "Acuífero Guaraní genera corrida armamentista". En esa "corrida" incluye a Uruguay, aunque parezca mentira. ¿En qué se fundamenta? En la peregrina idea que desde el sector mayoritario del gobierno, el MPP, se ha lanzado a restablecer la instrucción militar obligatoria en Uruguay. No son legisladores aislados, sino una iniciativa que tiene varios adeptos en el oficialismo y que abraza la hipótesis de que Uruguay puede en el futuro ser invadido por otra Nación y para enfrentar esa guerra cada uruguayo tiene la "obligación de saber empuñar las armas", según dijo un legislador de gobierno.

            Para instrumentar este deber tan particular que es manejar un fusil de asalto o saber calar una bayoneta, legisladores oficialistas argumentan la necesidad de que en secundaria se enseñe el manejo de armamento. Una locura.

            Uruguay tiene Fuerzas Armadas que cuentan con una alta calificación de sus recursos humanos. Esto es reconocido reiteradamente por la Naciones Unidas. No obstante ello carecen de insumos adecuados: los buques de la Armada no tienen combustible para navegar, ni la Fuerza Aérea para volar y al Ejército el Ejecutivo, lo licenció hace un tiempo atrás porque no tenía dinero para su alimentación. Ante ello, esta insólita teoría oficialista de la Defensa Nacional otorga a milicias populares esa función, preparándolas para llevar adelante lo que con precisión un diputado del gobierno definió como la resistencia por "guerra de guerrillas". Algunas mentes febriles que añoran pasados violentos han encontrado la forma de volver a sus dorados, pero no para el Uruguay, años sesenta. Con una variante: ahora las "guerrillas" son oficialistas y las formaría el gobierno en los liceos y colegios.

            El mismo gobierno que redujo meses atrás la enseñanza de idiomas en secundaria, agrandando la brecha entre quienes pueden aprender inglés porque van a colegios privados o pueden pagarse institutos de idiomas y quienes no lo pueden, quiere suplir esa enseñanza por otra, la del manejo de armas.

            Recalientan sus neuronas, además, con probables invasiones, ¿de quiénes? Sería conveniente que desde el gobierno no se meneen estos fantasmas y menos cuando los conflictos regionales y de vecindario convocan a la prudencia.

            El diferencial de Uruguay no es su poderío militar ni aún reforzado con batallones de liceales, sino su apego al derecho internacional y una política exterior inteligente. Las neuronas no se suplen con pólvora.

            La hipótesis es además peligrosa. Se justifica hoy la necesidad de la instrucción militar obligatoria en una eventual agresión externa, pero una vez iniciado este camino de movilización miliciana podrá aparecer algún loco que entienda que la amenaza es interna y dirija a éstas contra un adversario político.

            Vamos a impulsar la derogación de esta vieja ley de 1940 que vigente aún, en forma insólita, legitima estas locuras militaristas.

            Uruguay necesita que en sus aulas haya más computadoras, se enseñe más idiomas, ciencias, diseño, letras y se agreguen destrezas.

            Esta iniciativa oficialista nos deja una gran frustración. El discurso es anacrónico y recorre caminos que en el mundo entero se han abandonado aboliendo los servicios militares. Pero además la primera idea en materia educativa termina siendo la instrucción militar.

            Para dos años de gobierno, es decepcionante.

            Uruguay necesita que en sus aulas haya más computadoras, se enseñe más idiomas, ciencias diseño y letras, y no a manejar un fusil.

1
 
pirnt
  mail  
up
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20