Qué Ocurriría si Saddam Ganara

(De nuestro informante en Bagdad, Bolud-el Kotur) El presidente Bush exigiría un trato humanitario a sus prisioneros: cuando la cifra llegue a más de mil, exigiría instalar un McDonald.

(De nuestro informante en Bagdad, Bolud-el Kotur)Dado el magro resultado de las bombas inteligentes, el presidente Bush ordenaría usar bombas cazabobos, aunque se corra el riesgo de que él mismo pueda caer en alguna. Contradicciones entre Al Jazeera y la CNN con los invasores yanquis: no se sabe si el avance es franco o si se avanza sólo los días francos.

Según Bush, ya se habría dicho la última verdad. Ahora se entiende por qué los políticos uruguayos dicen lo que dicen...

Saddam Hussein telefoneó al President Bush y le contó: "George, tuve un fantástico sueño anoche. Podía ver toda America, y en cada hogar había un cartel".
"¿Qué decía el cartel?" - preguntó Mr. Bush.
Saddam respondió, "LARGA VIDA A SADDAM HUSSEIN."
Mr. Bush le respondió: "Mira que coincidencia. Justo yo tuve anoche un sueño similar. Vi una Irak más hermosa que nunca. Prolija, próspera, pacífica. Pude apreciar que en todas las casas de tu país había un cartel".
Saddam preguntó: "¿Y qué decía?, ¿Acaso me glorificaban por mis éxitos?"
Mr. Bush le respondió: "Lástima que no te pueda contestar... no sé leer hebreo"...

Saddam Hussein y George Bush se encuentran en Bagdad para una primera ronda de conversaciones en un nuevo proceso de paz. Cuando George se sienta, se da cuenta de que hay tres botones en un brazo de la silla de Saddam.
Comienzan las conversaciones. Después de cinco minutos Saddam presiona el primer botón. Un guante de box salta de una caja y golpea a Bush en la cara. Confundido, Bush sigue hablando mientras Saddam se ríe. Unos minutos después Saddam presiona el segundo botón. Esta vez una gran bota sale y patea a Bush en la espalda. Otra vez Saddam se rie y Bush sigue hablando, para no alterar los altos fines de paz que debe haber entre ambos países. Pero cuando Saddam presiona el tercer botón y sale una bota que patea a Bush en sus partes íntimas se harta, y le dice al iraquí:
- "Me voy a mi pais! "Terminaremos las conversaciones en dos semanas en Washinton".
Llega el día y llega Saddam a los Estados Unidos para las conversaciones. Cuando este se sienta, observa tres botones en la silla de Bush y se prepara para la venganza yanqui.
Empiezan las conversaciones y George presiona el primer botón. Saddam se agacha, pero nada pasa. Bush se sonríe. Unos segundos después presiona el segundo botón. Saddam salta, y no pasa nada de nuevo. Bush se ríe estruendosamente. Cuando el tercer botón es presionado, Saddam salta de nuevo, y de otra vez nada pasa. Bush se cae de la silla muerto llorando de la risa.
- "Olvidalo," dice Saddam totalmente ofendido, "Me regreso a Bagdad!"
Bush le responde aún con lagrimas de la risa:
- ¿Qué Bagdad?