Miembro de apdu
   
Año V - Nº 271
Uruguay,  01 de febrero del 2008
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
logo

ha

historia paralela

2012

humor político

apdu

 

 
Círculo Policial

Una perla más

 
separador
 
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

            Cuando ninguno de los habitantes actuales de esta nación existía aún, ya los Policías morían por ella y así será mientras viva.

            A pesar de caudillos y colores, más allá de tendencias o doctrinas, por esa simple razón de solidaridad, de entrega, renunciamiento y de amor por servir que tiene nuestra profesión.

            Porque si no hay solidaridad no hay justicia ni equidad, porque si no hay entrega sin límites, jamás será suficiente el esfuerzo.

            Porque el renunciamiento indica solidaridad y entrega sin calcular costos ni consecuencias, y porque si no hay amor por servir, entonces, no vale la pena ser Policía.

            Por lo menos en este país, donde todavía la verdadera justicia social brilla por su ausencia.

            La Policía del Uruguay y su historia, forjada desde el sacrificio y abnegación de hombres y mujeres que abrazaron y abrazan la desigual e interminable batalla contra el delito, también siguen librando la batalla contra el descreimiento, la desconfianza y la discriminación de una sociedad desinformada, desprotegida y demandante.

            Y por otro lado contra quienes no han aportado ni aportan otra cosa que críticas destructivas por el efímero objeto del protagonismo, o lo que sería peor, haciendo algún mandado con fines poco claros.

            Una vez más se cuestiona la oportunidad de designar a los Jefes de Policía, entre integrantes de la misma Institución.

            Y como cada vez que ello sucede, se abre todo un paréntesis de dudas, incertidumbre y porqué no de desmotivación dentro de una organización dirigida históricamente desde la improvisación, el “partido” o el oportunismo de algunos actores privilegiados.

            Idas y venidas para una organización que desde adentro no sabe o no se anima a encontrar las respuestas a los vaivenes políticos, y a que período tras período le cambien el rumbo, la disfracen y la utilicen con otros fines a los comprometidos desde su creación. 

            Alguien podrá entender alguna vez que la Policía debe tener un solo cometido: el de mantener el orden y la seguridad pública y garantir los derechos a todas las personas? Que para ello, hay que “jerarquizarla”, en el real significado de la  palabra?. Que quienes dirijan a la Institución deban ser profesionales de la seguridad y servidores públicos comprometidos con la vocación de servir?

            Uno de los grandes errores de las administraciones es no contar con un sistema definido de designaciones, técnico y profesional.

            Aún hoy se siguen nombrando cargos por “simpatía” o por “dudosa adhesión”, y luego no se sabe como rectificar.

            Con ello se logra un triple perjuicio a la administración, a la Institución Policial y finalmente a la Sociedad, destino último de una decisión incorrecta. 

                                                                            La Comisión

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
Estadisticas Gratis