Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 297 - Uruguay,  01 de agosto del 2008   
 

 
historia paralela
 

Visión Marítima

 
Lobo Gris
El sistema financiero socialista
por Lobo Gris de Lothlórien
 
separador
 
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         En el origen de las depresiones económicas se encuentra la intervención de los estados para salvar a las empresas financieras que hacen mal las cosas. Con la excusa de que el sistema financiero es vital para la economía, los estados intervienen inyectando crédito al sistema privado por medio de sus bancos centrales y una reducción de sus tasas, o bien inyectando capital extraído de otras áreas de la economía. En ambos casos, se incentiva la expansión privada de crédito, y las consecuencias funestas para la economía se trasladan a toda la economía. Pues no es más que un sistema financiero centralmente planificado: un socialismo financiero.

         Si el gobierno no interviniera, las consecuencias de la expansión privada de crédito queda circunscrita al entorno inmediato de las empresas que recurren a estas prácticas, y quien debe pagar sus errores es la propia empresa en falta. En cambio, el mensaje que el sistema estatizado actual le da a los organismos privados financieros es el siguiente: ustedes expandan su crédito todo lo que necesiten para lucrar con él que, en caso de un masivo retiro de depósitos, nosotros les salvamos imprimiendo más billetes o proveyéndoles de capital fresco del bolsillo de los contribuyentes.

         Como si hubiera sido poco el constante recorte de las tasas de la reserva federal, ahora la Hacienda de EEUU contribuirá aún más al problema financiando con dinero fiscal a las gigantes hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac para salvarlas de la crisis.

         Con esto no sólo alimenta el problema financiero, sino que además se aplica la terrible y desigualitaria máxima socialista de quitarle a unos (los que hacen bien las cosas) para salvar a otros (los que no las hacen bien).

         De todas formas, y como vengo sosteniendo desde hace ya un tiempo, la creciente fuerza del mercado global le está poniendo límites a las acciones interventoras de los estados. Los efectos boomerang de las intervenciones son cada vez más fuertes e incontrolables, incluso para los países con las economías más fuertes. En algún momento me voy a extender en este interesantísimo tema, que tiene mucho que ver con cómo el surgimiento de la competencia reduce las asimetrías entre empresas o economías enteras.

         Dado que no hay un estado mundial que planifique a la economía mundial, la globalización está destruyendo la capacidad de acción de los estados. Estas son, por supuesto, malas noticias para los estatistas, y es un fenómeno que vienen observando desde hace tiempo con mucho temor. Yo en cambio lo veo como un fenómeno esperanzador.

Arriba

Comentarios en este artículo
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis