Miembro de apdu
   
Año III - Nº 219
Uruguay, 02 defebrero del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
separador

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
1
Alvaro Kröger ¿A que le teme el dictador?
por Alvaro Kröger
 
separador

            Paradójicamente, cuando este 8 de enero pasado el dictador Chávez (pan troglodytes) hizo sus anuncios que llevan a Venezuela a insertarse en un totalitarismo marxista-leninista que concentra todo el poder en su persona, más que fuerza y confianza en sí mismo, el mandatario demostró una gran debilidad y falta de fe en su propio liderazgo. Tuvo que apoyarse en una ideología anacrónica para fundamentar su desmesurada ansia de poder absoluto.

            El 8 de enero, en la de su nuevo Gabinete, el dictador Chávez anunció la "nacionalización" (léase estatización) de toda empresa que hubiese sido privatizada hasta la fecha, iniciando la racha de control absoluto con la CANTV(Caracas TV).


            Pero, el dictador no se quedó allí, sino que fue más allá en su afán de control, y con la excusa de la "Soberanía, seguridad nacional", y por razones estratégicas que él sólo conoce, arrastrará en el boom estatizador a todas las telefónicas, a las empresas del sector eléctrico (incluyendo a la Electricidad de Caracas, un emblema del emprendimiento privado venezolano desde sus orígenes en 1895), y a las mejoradoras de crudo de la Faja del Orinoco, las cuales nacieron como empresas mixtas con participación de socios extranjeros.

            Y, quizás más desconcertante, ahora se informa que también se estatizaría a las empresas de gas natural que fueron creadas bajo la Ley de Hidrocarburos Gaseosos, propulsada por él y aprobada por el Parlamento en 1999. Resulta ser que ese mismo año, el dictador también promulgó una Ley de Promoción y Protección de Inversiones, que estipula que ninguna legislación o reglamento que se aprobara con posteridad a ella, podría alterar las condiciones básicas bajo las cuales se efectuaron sus inversiones en Venezuela. La intención de esta normativa, precisamente, fue la de generar confianza y de atraer nuevas inversiones al país. Pero como es habitual entre éste dictador y es estrábico vecino nuestro, borran con el codo lo que escriben con la mano.

            Ahora resulta que de golpe y porrazo les cambiará toda la seguridad jurídica a los inversionistas privados nacionales y extranjeros que han forjado empresas productivas, prestadoras de servicios óptimos y generadoras de empleos, en aras de concentrar poder y más poder. Esto contrariamente a lo que se quiere demostrar, estaría revelando una singular desconfianza en su liderazgo.

            No existe lógica alguna para emprender esta carrera estatizadora, tomando en cuenta que:

a) La Constitución y las leyes de la República definen y delimitan completamente el campo de acción de las empresas privadas;

b) que las instituciones para corregir y sancionar cualquier desviación a estas leyes están subordinadas a su mandato;

c) cualquier aspecto no normado puede corregirlo inmediatamente una Asamblea Nacional integrada en su totalidad por afectos al régimen. A menos que esta acción se justifique en la total desconfianza en su propia capacidad de convencimiento a futuro y quiera arrogarse ahora todo el poder para evitar el peligro de cualquier eventual oposición a sus designios, provenga ésta de fuentes propias o externas. ¿Será a esto a lo que teme el dictador?¿será, acaso, que teme que se le cierren las bocas de venta de sus petróleos asfálticos, cuyo único comprador es USA?¿o será que teme que el pueblo se esté empezando a hartar de su presencia en el poder?¿también podrá ser que teme que la muerte de su crápula mentor cambie el mapa político y geopolítico del Caribe?

            En pocos meses sabremos cuales son los miedos del pan troglodytes.

En base a artículos publicados por Vaneconomía

1
 
pirnt
  mail  
up
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20