Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 258
Uruguay,   02 de noviembre del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

Buscar en el WWW Buscar en Informe Uruguay

ha

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 

 
Pablo López Herrera

La inflación huele mal

por Danilo Arbilla
 
separador
 
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 

            La inflación es mala por donde se la mire. Si viniera con olor, sería fétido; salvo que a  Hugo Chávez  o Néstor Kirchner  se les ocurriera, por decreto, perfumarla.

            Igual no lo podrían conseguir.  Quizás  una de las pocas virtudes de la inflación sea que con ella no pueden ni los gobiernos  autoritarios ni el más de los iluminados gobernantes, incluidos los de la nueva ola adherida al populismo progresista.

            Los precios no se pueden bajar por decreto. Si se pretende hacerlo comienza la escasez y las colas, a las que sigue el racionamiento. Si los recursos sobran, se puede subsidiar, pero tarde o temprano ese gasto se paga y se paga muy caro. Y los que pagan  son los que menos tienen.

            El aumento de los precios internacionales de las materias primas y el mayor ingreso de la gente, que lógicamente consume y demanda más, genera inflación. Prácticamente en todos los países de América del Sur el incremento de los precios acumulado a setiembre ha superado o igualado las metas inflacionarias para todo el año: en Chile y Venezuela las duplicó. En el primero el aumento hasta el mes pasado alcanza al 6,20% en tanto que lo previsto para el año era de 3,20; en Venezuela la relación es de 10,90 contra 5,50%.

            Las mejores performances las muestran Ecuador y Paraguay con aumentos del 2,09 y 3,20 % de suba, con "techos" inflacionarios anuales del 3,50 y 5,00 % respectivamente.

            En este grupo habría que incluir Argentina, si uno toma las cifras oficiales, pero  estas no son creíbles. Una de las medidas que ha tomado Kirchner para bajar los precios, aparte de "acuerdos" compulsivos con los empresarios y "congelamiento" en algunos productos básicos, fue cambiar el cuerpo técnico del instituto verificador de precios (Indec). De acuerdo con las cifras oficiales la inflación a setiembre llego al 5,80 con una meta anual del 9,40, pero los técnicos independientes la sitúan en el 15% y hay quienes hablan de un aumento del 25 % en los nueve meses. 

            Es que no basta con apretar fuerte, los precios, como la crema, se escapan por los dedos por muy firme que sea el puño. Kirchner congeló precios de servicios y este año los "apagones" estuvieron  a la orden del día y las reservas energéticas se achican. Lo único que baja es la popularidad del Presidente (había llegado al 80 por ciento y ahora esta en la mitad) la que, de todas formas, aún le alcanzaría para que su esposa sea presidenta. Hay quienes sueñan con que ésta se tenga que hacer cargo de las consecuencias de las "genialidades" de su marido.

            El tema de la baja de la popularidad  como contrapartida a la suba de los precios, también se da en Uruguay, Perú y Chile.

            El gobierno del uruguayo Tabaré Vázquez ha apelado a la baja de las tarifas de determinados servicios públicos, la exoneración impositiva para ciertos productos de consumo popular y la amenaza de importación de otros,  más la suba de la tasa de interés preferencial acompañada de un caída del valor del dólar. Igualmente Brasil ha recurrido a la vía del incentivo fiscal  para el rubro alimentos (inflación del 4,44% a setiembre con techo anual del 4,50%).

            Alan García ha optado por algún subsidio e intervenir en el mercado de trabajo, pero sin perder la línea.  Quien no se sale en nada de la raya y  recurre al aumento  de las tasas es Michelle Bachelet en Chile. Es que la Presidenta no puede ignorar que, según la más reciente encuesta, la mayoría de los chilenos (55%) apoya el actual modelo económico y que ese respaldo es aún mayor entre los jóvenes de 18 a 24 años (67%). Hay cosas que no se pueden tocar o se pueden tocar muy poco.

            Chávez en tanto aumenta los impuestos. La "revolución bolivariana" va por otros carriles. Sus simpatizantes reciben la "mesada" y no hay problemas. Paralelamente la vía impositiva se está transformando en un instrumento de expropiación para llegar al "socialismo del siglo XXI".  La "metralla"  fiscal apunta a los empresarios, los artículos suntuarios, las bebidas y los cigarrillos y, por supuesto, a la prensa independiente. No obstante su marcha triunfal, hay quienes aseguran que este dilema  de la inflación  puede resultarle caro.

            Los vientos de cambio no amainan y por una razón o por otra,  cada tanto algún "techo" vuela.

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
 
Estadisticas Gratis