Miembro de
     
Año III - Nº 167
Uruguay, 03 de febrero del 2006
Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

 

Hablemos de cosas más importantes
Por Helena Arce

"Harta ya de estar harta ya me cansé", como dice la canción. No voy a entrar en el tema papeleras, del cual no entiendo nada como para emitir opiniones fundadas. Solo se que visitando la zona aledaña a Porto Alegre de Canela y aledaños, me mostraron un sin número de fábricas y allí nadie puede negar el esplendor del medio ambiente.

Desconozco los motivos del Gobernador entrerriano, Busti, pero si uno se deja llevar por la opinión que los argentinos de visita emiten, prefiere no saber. Agradece únicamente, que nuestro Presidente tenga los pantalones bien puestos y que nuestros líderes políticos tengan la hombría de bien de no sacar réditos políticos y cerrar filas en torno al gobierno. Lástima que el Ministro de Relaciones Exteriores no sirve de mucho o por lo menos no lo aparenta, Este problema el Dr. Sergio Abreu ya lo hubiese solucionado de inmediato, pero&&.

Existe un problema más serio, realmente más serio en nuestro país que ya está lastimándonos a todos, y que en unos años será tremendo, pues los jóvenes criados en condiciones deplorables, dejados a la mano del destino por quien irresponsablemente los traen al mundo, serán los más.

Y no me refiero solo a los pobres, ojo no confundamos. También hay niños ricos traídos al mundo y cuyos padres son "buenitos" y no les ponen límites, es más los alientan al libertinaje.

Si tuviera la posibilidad empezaría por meter presos a quienes alientan a tener tantos hijos como el pobre Dios mande, pobre porque que tendrá que ver en esto?

Averiguando en Maldonado con gente especialista en el tema, me enteré que el Código General del Proceso y el Nuevo Código de la Niñez y la Adolescencia no tiene ningún artículo que responsabilice penalmente a los padres por lo que hacen sus menores hijos. Así hemos llegado a esta situación.

Yo crecí en un mundo en el cual los padres tenían obligaciones como padres, donde la patria potestad, más que un derecho era un deber. Resulta que en alas de no se que locura, eso desapareció y así estamos como estamos. Jóvenes nacidos en la promiscuidad y conviviendo desde niños con el delito, usados para ello. Jóvenes nacidos en hogares ricos y criados en igual situación. Así hoy matan a quien se le cruce en el camino por $3 pesos. Y si todo el Uruguay pide a gritos hoy que se baje la edad en que los chicos sean imputables, y tal vez dada la situación a la que hemos llegado no haya más remedio que hacerlo.

Pero mi gran pregunta es: ¿Y los padres? ¡Viva, viva! Traigan hijos al mundo aunque no los puedan alimentar, educar y cuidar. Y por el otro lado traigan hijos al mundo y llénenlos de billetes, pero de preocupación por inculcarles valores, los verdaderos, los del amor, los del respeto al prójimo, los de la responsabilidad, nada de nada, o "na de na" como dice una amiga que se fue a la Madre Patria, o tal vez debiera decir "madrastra patria" por como "trata - destrata", la susodicha a los nietos de aquellos españoles que se vinieron a este país.



 
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No- 9739, dec 694/974 art. 1 inc A