Año III - Nº 107 - Uruguay, 03 de diciembre del 2004

 

1 Campaa Mundial Seguridad en la Red

 

 

 

 

Negocio inteligente

Va Samuel al Banco Israelita y se acerca al cajero.

"Buenos días Samuel", lo saluda el cajero atentamente.

"Buenos días. Vengo a sacar un crédito de un dolar."

"¿Un dolar? Pero Samuel, le retiro esa cifra de cualquiera de sus cuentas o inversiones y solucionado el problema."

"No... yo quiero un dólar de crédito a pagar en un mes. Si no da crédito Samuel retira inversión, retira dinero, retira joyas, retira todo."

"Pero no Samuel, no es para tanto, si usted quiere el crédito se lo damos." (y le acerca los papeles para que los firme).

"¿Cuánto es interés?"

"3% Mensual."

"Está bien, pero quiero dejar en garantía de pago mi BMW."

"No Samuel, no es necesario, con sus cuentas es más que suficiente."

"Si no deja mi BMW de garantía, retira inversión, retira dinero, retira joyas, retira todo."

"Está bien Samuel, puede dejar su BMW en garantía en la bóveda del Banco hasta dentro de 30 días."

"¡Perfecto!"

Vuelve Samuel a su casa y le dice a su esposa:

"¡Ruthie, Ruthie, ya podemos tener vacaciones tranquilos, conseguí estacionamiento por $1,03 el mes completo!"

 

 

Tres amigos en motocicleta

Iban tres amigos en una motocicleta. El primero iba conduciendo, el del medio era tartamudo, y el último se llamaba Jaime.

El primero, que conducía, les dijo a sus dos amigos que se prepararan para sentir adrenalina, y aceleró su motocicleta.

El del medio, tartamudo, comenzó a decir:

"¡Ja-Ja-Ja-Ja!"

Y el que conducía, al pensar que se su amigo se reía, aceleraba cada vez más.

Después de un rato, cuando se detuvieron, el del medio habló diciendo:

"¡Ja-Ja-Ja-Jaime se cayó!"

 

 

Recomendación para una cita

Isabel y Claudia, dos viudas de edad avanzada, se encuentran sentadas en un café local.

Isabel: "Vieras que José me pidió que saliéramos en una cita. Como me enteré que saliste con el la semana pasada, me gustaría hablar contigo acerca de él antes de darle mi respuesta."

Claudia: "Bueno, déjame contarte: El se presentó a mi apartamento puntualmente a las 7:00 PM vestido como todo un caballero en un fino traje y me trajo un arreglo floral precioso. Después bajamos las escaleras hacia la calle y me encontré con una limusina con chofer uniformado y todo lo demás. Me llevó a comer, una cena maravillosa, con langosta, champaña, postre y bebidas. Después me llevó a ver una obra de teatro y déjame decirte Isabel, la disfrute tanto que me pude haber muerto de la felicidad en ese momento.

Mas tarde me llevo a mi apartamento y se convirtió en un animal. Completamente loco, me arrancó en pedazos mi vestido mas fino y caro e hizo su santa voluntad conmigo, ¡dos veces!"

Isabel: "¡Dios mió! ¿Entonces me estás diciendo que no salga con el?"

Claudia: "¡No, no, no! ¡Simplemente te estoy diciendo que uses un vestido barato!"