Año III - Nº 155 - Uruguay, 04 de noviembre del 2005

 
Menú de Navegación

 

Galletas Dulces

Ingredientes: 300 grs. de harina 0000
15 grs. de levadura virgen
1 cucharadita de té de sal
5 cucharadas soperas de grasa de cerdo
agua tibia cantidad suficiente
   
Como preparo la levadura: En una tasa profunda coloco la levadura, le agrego un chorro o dos de aceite de oliva, una pizca de azúcar y le agrego agua tibia hasta cubrir la levadura y un poco más.
   
Preparación:

Cuando la levadura ha levado dentro de la taza, la vuelco en el bols donde preparo la masa, juntamente con la harina, la sal, la grasa, etc. y le voy agregando agua tibia hasta que se forme la masa.

Preparar la masa y dejarla levar hasta que se duplique el volúmen.
Yo coloco la masa en un bols grande de plástico y lo meto dentro de una bolsa plástica para que conserve el calor. En invierno, la cubro con una frazada, pullover, o cualquier cosa de lana para que le dé calor. En aproximadamente dos horas, depende del tiempo y del calor del ambiente, la masa tendría que estar bien levada.

Cuando la masa ya ha levado, hay que sobarla repetidas veces.
He experimentado con masa sin sobar y no leva completamente cuando uno la pone en el horno y no se ojaldran bien los bizcochos, por lo tanto, luego de levada la masa, vuelvo a amasarla y agregarle harina si le hace falta y la sobo bastante.

Luego que está bien sobada, estirar la masa hasta que quede bien fina, doblar la masa sobre si misma y volver a estirar. Repetir esto de seis a ocho veces. De esta forma se va preparando algo parecido al ojaldre, sin ser el ojaldre tradicional que conocemos. Se hace un ojaldre especial para este tipo de bizcocho.

Luego de estirada y doblada seis u ocho veces, (debe quedar de un espesor de más o menos 1 a 2 cms.) cortarle los bordes para que quede un trozo cuadrado o rectangular.

Mojar la parte superior del rectángulo con los dedos para que ablande la parte superior de la masa y espolvorear con azúcar común. El mojado de la masa, lo hago para que se forme un pequeño caramelo con el azúcar y que ésta quede bien pegada a la masa cuando la horneo.

Luego de esto, cortar en cuadrados, del tamaño que se prefiera.

Enmantecar y enharinar una asadera y colocar los cuadrados cortados. Dejar espacio entre uno y otro porque durante la cocción crecen. Si no queda el espacio se pegan unos con otros.

Meter al horno y mientras tanto ir preparando el mate.

¡Son de chuparse los dedos!