Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 302 - Uruguay,  05 de setiembre del 2008   
 

 
historia paralela
 

Visión Marítima

 
Julio Dornel

Rocha
Un Departamento amenazado por la violencia
por Julio Dornel

 
separador
 
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         Cuando recibimos el testimonio de algunos vecinos  sobre determinados temas del acontecer fronterizo, justificamos en algunas oportunidades la profunda amargura, el desanimo existencial y el poco significado que tiene para ellos mantener “una  lucha” diaria contra la delincuencia. 

         Muchas familias que soportan estoicamente  la violencia, están sumergidas en un estado de depresión  que los ubica en un dramático rincón de  la existencia humana, sin voluntad para denunciar  hechos violentos que deben soportar diariamente. 

         Por ese motivo en  muchas oportunidades estos hechos  de violencia no forman parte del noticiario policial, aunque nadie duda de que estamos viviendo situaciones  nunca imaginadas. 

         Los asesinatos, robos, rapiñas y violaciones en los domicilios fronterizos están demostrando que la vida humana sigue perdiendo su valor ante la actitud decidida  de quienes están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias. 

         Ante esta situación las autoridades, psicólogos y psiquiatras vienen demostrando su preocupación  sin encontrar una justificación a tanta agresividad.

         Hace algunos años se atribuía esta violencia  a la situación socios- económica de los delincuentes, sin embargo en la actualidad se ha comprobado  que la violencia criminal parte en algunas oportunidades de los grupos sociales de la clase media.

         Dejando de lado el análisis de las causas de la violencia, es evidente que tanto las autoridades policiales y la población en general vienen manifestando su preocupación por el auge delictivo que viene soportando la frontera.

         Pese al incremento de vehículos afectados a la policía  y que deben estar en perfectas condiciones para cumplir con las tareas requeridas para prevenir o reprimir el delito, también en muchas oportunidades  estos vehículos deben estar al servicio de la población para tareas laterales de distinta índole.

         Debemos tener en cuenta que el funcionario policial al margen de su tarea especifica de prevenir o reprimir el delito, tiene por encima de todo  una función de ciudadano para que la población pueda recurrir a él con la confianza y la seguridad de ser atendido como corresponde.

         Por su parte el Jefe de Policía señalaba recientemente su preocupación por un tema que aborda diariamente  con sus colaboradores, multiplicando sus esfuerzos  para cumplir en primer término con la labor preventiva.

         Es evidente además que faltan efectivos y medios adecuados  porque el presupuesto de sueldos, gastos e inversiones del Ministerio del interior no puede satisfacer la demanda nacional.

         Es evidente que estamos viviendo bajo la globalización del terror donde el miedo a los atracos, rapiñas, actos vandálicos  y violación de los domicilios está presente todos los días en los hogares rochenses.

         Para el periodista Luis Tappa  de INFORME URUGUAY “nadie está seguro y el ciudadano común está en manos de la delincuencia. Es así como andan sueltos  montones de asesinos, muchas veces me pregunto como es posible que anden por la calle estos elementos, muchos de ellos con varias muertes en su haber, sin embargo pasaron por la cárcel y al poco tiempo están afuera porque se portan bien, que maravilla!!!! Y lo mismo sucede con rapiñeros y violadores.
El ciudadano está absolutamente indefenso, no se puede defender, mientras ellos entran y salen de los centros de reclusión como Perico por su casa. Si alguien llega a  esgrimir un arma para defenderse y evitar un atraco y su segura muerte, y si por esas casualidades se mata a un delincuente en el acto supremo de defenderse, un ciudadano común va preso. O cambiamos el código penal y hacemos que estos asesinos vayan presos para toda la vida o permitimos que el pueblo se arme y se defienda. Estoy harto de tanta  perorata científica y conciliadora, estoy harto de tantos derechos humanos para algunos mientras que otros terminan buscando sus derechos bajo tierra. Se tiene que terminar con  las salidas, las penas leves y la libertad a media condena de un rapiñero asesino, un violador o un copador de viviendas que no tienen arreglo y son delincuentes terminales, que como el cáncer asolan la sociedad. Esto no tiene nada que ver con la pobreza, se puede ser muy pobre, pero eso no significa que sea un asesino o un ladrón; con ese criterio habría medio país robando y matando gente. Basta, ha llegado la hora de tomar medidas serias para proteger al ciudadano, no es con paños tibios que se puede lograr, porque se habla mucho de los derechos humanos de un delincuente, de un asesino, de un violador, pero nadie habla de los derechos humanos de las victimas.  Hay que erradicarlos definitivamente de la sociedad. ¿De que sirve arrestarlos si al poco tiempo andan sueltos de nuevo? ” –dijo finalmente el periodista Luis Tappa en su columna de Informe Uruguay.

» Arriba


© Julio Dornel para Informe Uruguay
Comentarios en este artículo
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis