Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 324 - Uruguay, 06 de febrero del 2009   
 

 
historia paralela
 

Visión Marítima

 
Raúl Seoane

Es hora de comenzar…
Sin libertad de mercado, el crecimiento es dudoso y complicado
por Raúl Seoane

 
separador
   
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         El sistema de empresas públicas uruguayas es un lastre que condiciona en la mayoría de las veces el crecimiento del país, condicionando la competitividad de las empresas privadas nacionales en relación a las extranjeras y créase o no es el principal foco de corrupción.

ANCAP

         Como ejemplo baste mencionar la inédita decisión del incompetente presidente de Ancap que aseguró las compras de petróleo para el Ente a 54 dólares el barril. Hoy, que el precio del oro negro rompió la barrera de los cuarenta y se acerca a los treinta dólares, Uruguay sigue pagando, por la estupidez de un funcionario estatal, un precio mucho más caro fijado ficticiamente por una mala decisión del presidente de la empresa, Raúl Sendic. El único inconveniente que tiene el seguro, dijo Sendic, es que si el petróleo baja de US$ 54, Ancap debe pagar US$ 54.”, y no solo bajó, sino que rompió la de 40 dólares.

         A su vez, la creación de ALUR, la empresa alcoazucarera en Artigas, cuya presidencia la ejerce Raúl Sendic –hoy presidente, también, de ANCAP- genera pérdidas cada vez más importantes, de acuerdo a un comentario aparecido en el diario El País, lo que comprueba una vez más que los proyectos personales, como el del Sr. Sendic, llevados a la práctica mercantil se contradicen con la eficiencia que debe tener una empresa comercial como lo que es el ente energético. Se puede aducir que es un emprendimiento social cuyo fin es la erradicación de la pobreza en el departamento, sin embargo existen otros instrumentos que pueden lograr lo mismo sin poner en peligro a la única empresa proveedora de combustibles del país. También hay que tener en cuenta que las pérdidas de toda empresa, tarde o temprano se verán reflejadas en los costos finales de los productos que comercializa, por lo que las pérdidas de ALUAR van a ser pagadas por todos los uruguayos, incluyendo las empresas privadas comerciales que deben utilizar indefectiblemente los productos ANCAP al ser ésta un monopolio. Como es lógico, esto produce una cadena de incremento en los precios de todo el sistema económico del país, ya que los combustibles son utilizados como la principal fuente de energía en Uruguay.

         Si esto hubiera sucedido en una empresa privada, inmediatamente los progresistas hubieran puesto el grito en el cielo y exigido acomodar los precios de venta de los derivados del petróleo (nafta, gas, gasoil, etc.) a los precios internacionales del crudo, y deshacer o eficientizar el engendro alcoazucarero con la “consigna” de que generan inflación. Sin embargo como los errores fueron una pésima decisión del directorio de una empresa pública, dirigida por quien, en las escleróticas mentes frentistas, podría ser postulado como candidato a la Presidencia de la Nación, todo fue acallado, olvidado, tapado. Muy pocas líneas se escribieron sobre el tema.

ANTEL

         Lo mismo sucede con Antel, empresa emblemática de la ineficiencia y el atraso. Ya el pasado año he denunciado los robos de este Ente que brinda un servicio de ADSL de muy baja velocidad a precios exorbitantes si lo comparamos con el exterior y con las velocidades que brindan en otros países. Ya a fines del año pasado, el Observador comentaba que “La banda ancha pasó a ser una herramienta de primer orden al momento de definir negocios, pero los niveles de conexión que hoy tiene Uruguay lo alejan de las oportunidades.” (…) “La banda ancha hoy tiene dos roles: conectar a la mayor cantidad posible de uruguayos a la red, y habilitar negocios de exportación de conocimientos. En la primera estamos relativamente bien, si bien queda mucho por hacer. En la segunda, dejamos mucho que desear”

         De la misma forma que Internet es finito (Que tiene fin, término, límite.) el servicio de Antel lo es más aún, si tenemos en cuenta la decisión presidencial de promover la conexión ADSL a todos los uruguayos. Mientras el pulpo ladrón que es Antel continúe monopolizando el sector de las telecomunicaciones, el Plan Cardales, la reducción de la brecha digital, la decisión del vicepresidente de Antel de que Uno de cada dos uruguayos tenga un servicio ANCEL en 2009, el Plan Ceibal y muchos otros planes gubernamentales no son más que utopías y publicidad barata gubernamental.

         Ya hace varios años, por lo que este gobierno no está involucrado, se le ofreció a Antel conectarse a la fibra óptica marina que llega a Buenos Aires y que interconecta a todos los países a grandes velocidades. Antel declinó la conexión y hoy, cuando en Argentina existen conexiones de 40 Gb de velocidad, Uruguay no puede ofrecer más de 10 ó 20. Si a esto le sumamos el crecimiento lógico del parte de computadoras y la pretensión de incrementar el uso de la tecnología de la información a todos los uruguayos, la creación de un cuello de botella en las conexiones será inevitable por lo que la velocidad se reducirá aún más que la que existe en la actualidad.

         Para entender este cuello de botella, supongamos que tenemos un embudo en el que en X cantidad de tiempo descargamos el contenido de una botella. Si ponemos dos botellas, ambas se descargarán en XX, o sea el doble. A medida que incrementamos la cantidad de botellas el tiempo de descarga se incrementará de la misma forma, porque el embudo descarga únicamente una cantidad determinada. Pero si aumentamos el orificio del embudo, la descarga será mucho más rápida. Esto es exactamente lo que sucede con las conexiones de Antel, pero el Ente, caprichosamente, no incrementa el orificio, por eso cuantas más conexiones se realicen en el país, más lentas serán. Por lo tanto, seguiremos sumergidos en el tercer -¿o décimo?- mundo de la tecnología de la información, porque Antel no quiere aumentar el ancho de banda de las conexiones a Internet porque el mercado es demasiado chico, según informe del diario El País del 23 de Enero pasado. ¿Entonces cómo se cubrirá el crecimiento que propone la Presidencia?, ¿con menos velocidad?

UTE

         Más o menos similares son las decisiones que toma el Ente energético, U.T.E. Para aumentar la oferta de energía eléctrica compra usinas generadoras de petróleo. Mientras el mundo entero busca otras alternativas que no agredan al medioambiente, Uruguay, un país sin una gota del preciado elemento incrementa su generación energética con petróleo.

         La falta de ideas creativas para la generación de energías utilizando nuevos métodos, es culpa directa del monopolio energético nacional. El biodiesel, la energía nuclear, la biomasa, etc., no son importantes para el ente energético que sigue apostando al petróleo como principal fuente de producción.

Corrupción monopólica

         La corrupción no es únicamente el pagar para que se haga algo indebido, también lo es el pedir algo a cambio de dar lo que corresponde. Pero  también es corrupción el “acomodar” a los partidarios políticos en los entes públicos. Corrupción del político que acomoda y corrupción del acomodado que lo acepta.

         Cuando un servicio es monopólico, y para peor tiene un convenio colectivo de trabajo por el que no se puede despedir a ningún empleado, la corrupción es inevitable.

         Pero más grave que el “tomá a cambio de” es la corrupción política que incrementa las plantillas de empleados de las oficinas públicas. Esto genera la incompetencia del organismo lo que a su vez hace que las tarifas, el servicio y la atención al cliente sean de pésima calidad. De esta corrupción, ninguno de los partidos políticos que accedieron al poder se salva, ya que en mayor o menor medida todos utilizaron y utilizan “el acomodo” para pagar favores u obtenerlos.

Generar competencia

         Las empresas del estado tiene “la papa” del negocio porque no tienen competencia. Es solo una cortina de humo que Antel tenga competencia en Internet, porque Netgate, y todos los otros servicios de internet simplemente son empleados de Antel, y revenden con mayores o menores servicios al usuario, internet por cuenta y orden del ente. La única competencia que tiene Ancel, la subsidiaria de Antel, es en los teléfonos celulares, y por eso el sistema avanza rápidamente. Ahora el ente ladrón ofrece servicio de internet G3 para celulares, porque Claro lo saca de competencia.

         En el resto de los servicios, al tener el gobierno un mercado cautivo en energía, electricidad y telefonía y no tener competencia, los precios los marcan los entes de acuerdo a sus necesidades de caja y a las del mercado. Por esta razón, se pueden utilizar las empresas del Estado como una corrupta bolsa de trabajo para colocar a los “punteros” y “amigos” políticos… total el sueldo lo pagan todos los uruguayos que contratan los servicios de estas ineficientes empresas.

         Es una regla básica de todo sistema de mercado que al no existir competencia, como en nuestro país, los precios y la calidad del servicio son manipuladas por el monopolio de acuerdo a sus necesidades, y las inversiones para mejorar y  la búsqueda y compra de nueva tecnología para ofrecer mejores y más eficientes servicios lo regula le presión de los clientes, la decisión unilateral del trust o la de los gobernantes de turno.

         Si en combustibles, energía y telefonía existiera una libre competencia en nuestro país, tendríamos mejores servicios y mejores precios, porque al tener varios oferentes para elegir, el público elegiría el que mejor servicio y más ventaja le ofrece.

         Desgraciadamente, tendremos lo que tenemos mientras no comprendamos que el libre mercado y la libre competencia es lo que “abarata” nuestra vida diaria y lo que continuamente nos brinda mejoras, porque mientras sigan existiendo estos monopolios, Uruguay seguirá con la chatura tecnología que todos conocemos.

Comentarios en este artículo

» Arriba


© Raúl Seoane para Informe Uruguay
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis