Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 228
Uruguay, 06 de abril del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
separador

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
1
Raúl Seoane

Qué difícil es ser argentino
por Raúl Seoane

 
separador

            Qué difícil es escribir sobre esta absurda Guerra de las Papeleras sin que a uno le salga la gallegada ante tanta desvergüenza y falta de cultura e información de muchos argentinos.

            Sé que soy un calentón y que muchas veces me dejo llevar por mi corazón y principios antes que por la pluma, pero es imposible no sentir hervir la sangre ante tanta sinvergüenzada.

            Periódicamente recibimos muchos emails contestando los diferentes artículos que se publican en Informe Uruguay. La gran mayoría de ellos apoyándonos, otros ofreciéndonos y dándonos información, pero algunos soeces, mal intencionados y escritos desde la incultura propia de personas que no razonan.

            Ultimamente no estamos publicando la página de “Correo de Lectores” exclusivamente para evitar publicar este tipo de emails que, más allá de la discrepancia o diferentes perspectivas de la visión individual del problema, que muchas veces nos enriquecen y nos permiten recapacitar sobre nuestras propias conclusiones, adolecen de una falta total de información, común en la Argentina actual, junto con una incultura pavorosa que desmerece y avergüenza al pueblo argentino creando un arquetipo que no refleja la realidad de sus propios conciudadanos.

            Muchos de estos emails tienen una carga ideológica notable y demuestran carecer totalmente del más mínimo sentido del disenso. Simplemente son gritos reprimidos por la impotencia, el despecho y la vergüenza de sentirse rechazados por el mundo moderno actual.

            Para entender un poco más a lo que me estoy refiriendo, basta con transitar algún foro argentino que trate el tema de las papeleras uruguayas. En el diario La Nación o Clarín pueden encontrarse muchos de estos foros a los que me refiero. Un ejemplo está en Loquo, un foro latinoamericano en el que se discute sobre un artículo de Informe Uruguay sobre el Mercosur. La discusión está centrada entre argentinos, uruguayos, chilenos y mexicanos. Lean la intervención del forista argentino en http://foro.loquo.com/

            Sin embargo, en esta oportunidad quiero referirme a uno de los últimos emails recibidos, no importa de quién, porque mi intención no es abochornarlo y sí deseo evitar que sienta vergüenza de tanta estupidez escrita sin razonar.

            Dice este señor “voy a defender a ultranza al pueblo entrerriano que corta las rutas para proteger el bien de los suyos pues nadie a garantizado que las pasteras no contaminan y como todo juicio siempre esta el valor de la duda, nadie merece en términos mundiales el termino de terrorista y menos un pueblo que no a utilizado en ningún momento la violencia,…” (Sic)

            Desde el momento en que se inició el conflicto, cientos de páginas y documentos se subieron a Internet para que todo aquel que estuviera interesado pudiera informarse. Los estudios realizados por el Banco Mundial, uno realizado para otorgar el crédito solicitado por las empresas y el otro a pedido del Gobierno Argentino que intentó minimizar el primero aduciendo que la empresa que lo realizó era juez y parte, dieron como resultado de que las plantas a instalarse en nuestro país NO producirán contaminación ambiental. También están los estudios realizados por las autoridades uruguayas para autorizar, o no, la construcción de las plantas.

            El propio Tribunal de La Haya, al que se dirigió el gobierno argentino en un vano intento por evitar las construcciones, dictaminó que no fue comprobado que las plantas pudieran contaminar y por lo tanto se negó a hacer lugar a la demanda argentina permitiendo continuar la construcción de las mismas.

            Científicos y ambientalistas argentinos han refutado todas las ilógicas afirmaciones de los terroristas ambientalistas de Gualeguaychú, y muchos de esos documentos, generados en Argentina, están publicados en Informe Uruguay. Si aún es necesaria más información, existen artículos y documentos internacionales que se encuentran en http://www.uruguayinforme.com/papeleras/

            He remarcado en negrita todas las palabras que significan terrorismo en forma intencional, porque tratando de desasnarme utilicé el diccionario de Espasa-Caple, y encontré que terrorismo es la Forma violenta de lucha política, mediante la cual se persigue la destrucción del orden establecido o la creación de un clima de temor e inseguridad.

            Los ciudadanos entrerrianos que cortan los puentes internacionales, persiguen la destrucción del orden establecido, porque las leyes argentinas expresamente tipifican como delito federal el corte de rutas o puentes nacionales o internacionales. En consecuencia SON TERRORISTAS.

            Su lucha también es violenta al no permitir el libre paso de sus propios conciudadanos por los puentes, y al ser esta una lucha violenta, también SON TERRORISTAS.

            La falta de cultura de este “señor” le hace creer que el terrorista es aquel que empuña un arma para matar a sus adversarios políticos, y terrorista es un término que tiene muchas acepciones. Se puede ser terrorista político, terrorista de la cultura, terrorista de la prensa, terrorista económico y, por supuesto, terrorista ambiental como lo son los terroristas entrerrianos.

            Terrorismo también hizo Greenpeace Argentina con todo el circo que armó con este tema de las papeleras, hasta que alguien publicó que Greenpeace Internacional otorgó un premio ambiental a una fábrica de celulosa australiana que usa la misma tecnología que utilizarán las plantas a instalarse en Uruguay. Luego de esta “gran metida de pata”, la terrorista Greenpeace Argentina se llamó a silencio y retiró todos los spots publicitarios televisivos en los cuales pedía la colaboración monetaria de los argentinos para proseguir su campaña. Esto es terrorismo ambiental.

            Continúa diciendo este buen señor: “Usted señor en términos entendibles es un simple gorila que no tiene el mas mínimo cuidado de hablar de un país que se nota que desconoce hasta el mas mínimo detalle, usted en defensa de la vida indudablemente no esta y por supuesto que menos de la coherencia. “(Sic), de lo que se desprende que todo aquel que esté en contra de lo que piensa, cree o le hicieron creer a esta persona, es un gorila. Este término, gorila, muestra claramente la tendencia ideológica de la persona que escribió el email, deduciéndose que todo el que piensa lo contrario a lo que piensa él, es un gorila.

            Si ser gorila es querer por sobre todas las cosas la libertad de pensamiento, de expresión, de circulación, de asociación, de derechos, de propiedad, de trabajo. Si ser gorila es querer que los mercados se regulen a sí mismos sin intervención estatal. Si ser gorila es odiar al populismo barato y embrutecedor de presidente totalitarios. Si ser gorila es defender los principios de libertad que nos inculcaran Artigas y San Martín, SÍ, SOY GORILA.

            Ex profeso no he corregido las faltas gramaticales en el email, para que todos podamos apreciar lo que digo cuando hablo de falta de cultura e información.

            Pido perdón a todos los argentinos por estos emails que no reflejan el verdadero pensamiento de la ciudadanía, y que simplemente son esporádicos incultos desinformados que intentan romper las buenas relaciones que siempre existieron entre uruguayos y argentinos.

1
 
pirnt
  mail  
up
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20