Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 250
Uruguay,   07 de setiembre del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
separador

1

ha

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
1

Efecto Hibernadero: nada nuevo,
ni la dirigencia, ni el pueblo...

por Gabriela Pousa
 
separador
 
mail
mail Email del Autor
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
   

            En los últimos días, la política parece no ofrecer nada, ni siquiera letra para un panorama. Tanto oficialismo como oposición entraron en una etapa de espera que al grueso social debería desesperar. Pero no. No desespera, tolera. La tolerancia de la sociedad argentina es digna del Guinness. No surtió efecto la bolsa de Felisa Micelli, tampoco los nombramientos a dedo de la Secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, menos aún los sobreprecios de las Obras Públicas, ni el incremento extraordinario de haberes en las cuentas de los funcionarios; tampoco se pestañeó por la negligencia de Nilda Garré y el contrabando de armamento. Greco y Skanska prácticamente ya pasan a la historia como dos anécdotas más. Sin duda serán dos causas interesantes para cuando la taba se de vuelta y la impunidad de hoy se pasee sin fueros por los tribunales mañana.

            Elecciones en dos provincias claves no definen sin embargo un ápice. En otras épocas, dichos resultados se hubieran esperado como la definición de un clásico. A esta altura y con la hegemonía oficialista quién gana y quién pierde se debate únicamente en los despachos de la Casa Rosada. ¿Le importa a la gente si Julio De Vido o Alberto Fernández triunfan en una pulseada? Así se maneja el país, como una lotería donde las apuestas mandan. Todo, en definitiva, queda entre casa. El triunfo del socialismo en Santa Fe no alcanza para marcar un cambio de trascendencia. Muchos se entusiasmaron con el fracaso de la dádiva en Misiones, pero no se nacionalizó la experiencia. Quizás sean excepciones que confirman la triste regla.

            Afuera se ve otra realidad, la que no sale en las portadas de los diarios ni se ve en pantallas. Afuera miran a la Argentina con otra perspectiva y gravita con fuerza la desconfianza. No se trata de la partida de la petrolera ESSO, se trata del intento gubernamental por quedarse con las bocas de expendio de combustible. Shell y sus directivos saben de qué se trata. La "patoteada" a China es una muestra cabal de cómo se establecen las pautas económicas en la Argentina.

            "Cría cuervos y te sacarán los ojos", dice el refrán. Luis D´Elía y sus piqueteros, sindicalistas de la mano de Hugo Moyano, y borocotós ahora quieren más. Las listas. Las listas desvelan a los políticos. Las listas son lo que menos le interesa a la ciudadanía. El divorcio entre sociedad y dirigencia es cada día mayor en la Argentina. Hay culpas a repartir. Nadie, de ninguno de las dos veredas, puede arrojar la primera piedra. La gente no acciona el mecanismo lógicos de protesta: el voto. Apenas si reacciona pero lo hace tarde y con cacerolas. En el cuarto oscuro reina la anestesia. Hay democracia porque un domingo cada cuatro años puede verse al pueblo votando. Nada más. El lunes todo sigue como si nada hubiera pasado.

            Como si nada hubiera pasado, hoy el tema es la protesta de los ambientalistas frente a la papelera BOTNIA. Todo llega. La planta ya está lista. Rafael Bielsa, que fue protagonista de que eso sucediera, está en otra, perdiendo una vez más pese al manejo "discrecional" de ciertas encuestas que hizo en el tramo final de su campaña. Campaña a gobernador de Santa Fe siendo diputado por Buenos Aires… Incoherencias de la política "local". Desvergüenzas. Lo cierto es que Bielsa atiende su juego lejos de los reclamos, la contaminación y el entuerto con Uruguay que nadie se atreve con precisión a definir cuándo ni cómo terminará. El problema comenzó exactamente en el año 2003. Néstor Kirchner, paradójicamente, era quién estaba en el poder. No se hizo nada en aquel entonces, se pateó la solución para adelante. "Adelante" ahora llegó. Un último esfuerzo: el Gobierno necesita esperar todavía un poco más, que pasen las elecciones. La Primera Dama pareciera ser maga más que candidata. ¿Qué hará de "heredar" la Presidencia? El panorama se le complica pero la respuesta es igualmente sencilla: Redoblará con polleras el "estilo K". Nada más.

            En el trayecto, la ciudadanía escucha hablar de cifras súper millonarias. Gente que cuenta monedas para llegar a fin de mes, oye hablar de millones como si fueran números de otra galaxia. Son los montos de lo que se reparte para que el 28 de Octubre triunfe la candidata. Nadie habla de lo que queda en casa. Menos todavía se explicita de dónde sale la plata. No producen nada. Apenas si regresan al pueblo lo que éste les otorgara sólo que mal distribuido y para fines que no son los establecidos. No hay cabal conciencia de que así se manejan. El Estado no es el Gobierno. El Estado es la ciudadanía misma.

            El Presidente que "nacionaliza" todo, privatiza en cambio al ciudadano. Le pertenece. Lo maneja. El Estado benefactor siempre gustó. En vez de terrones de azúcar para mimar al pueblo si hace caso, se le aumenta el salario, se le manipula algún impuesto, se le regala algún electrodoméstico, autofinanciado claro. No hay regalos. Hoy el clientelismo es motivo de orgullo, le llaman caridad o lo que es peor aún: "ayuda social".

            Las ofertas electorales se repiten. Aunque se baraje y se dé de nuevo, los naipes siguen siendo siempre los mismos, sólo cambian la ubicación en la baraja. La Argentina es un tablero de ajedrez donde unos atrapan y paralizan al resto. El diálogo es utopía, la "concertación" de Cristina un eufemismo de algunos cambios que se harán en los despachos llegado el caso. Hay caras que no resisten más portadas. A la senadora ahora deben cuidarla, no de la oposición sino de los destapes de olla que vienen produciéndose adentro.

            Todos quieren alguna porción de la torta, repartirla no es fácil y dejar afuera a ciertos personajes puede devenir en "arrepentimientos" que no son buenos. Lo sabe bien el oficialismo. Los medios de comunicación no cooperan con lo que sucede, apenas si hacen suceder lo que el Gobierno quiere. Los encuestadores, en general (excepciones siempre hay) no aportan claridad. Manejan un trabajo estadístico según los intereses de quién esté detrás. Otro indicador para descontar a la poca credibilidad que ya quedaba en el escenario político nacional.

            Mientras nada sucede o todo está sucediendo, el pueblo nunca puede saberlo, continúa la inseguridad como si Juan Carlos Blumberg jamás hubiese llenado una Plaza de Mayo, se discute el monto de un impuesto denominado "Alumbrado, Barrido y Limpieza" (ABL) y las calles están a oscuras, rotas y sucias… Mientras, hay empresarios secuestrados, ajustes de cuentas, cortes de ruta, movilizaciones a diario frenando el tránsito, los subtes no funcionan en tiempo y forma aunque los subsidios al transporte aumenten como las horas, los precios siguen en alza, el dólar frenado con despilfarro de reservas, y el INDEC buscando un modo de medir que termine dictaminando que no hay inflación ni pobreza…

            En fin…, se sigue así, esperando, tolerando… Puede que llegue la Primavera pero la Argentina, en definitiva, no florece apenas si está hibernando.


GABRIELA POUSA (*) Analista Política. Lic. en Comunicación Social (Universidad del Salvador) Master en Economía y Ciencias Políticas (ESEADE).
Fuente: Diario Exterior

1

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
 
Estadisticas Gratis