Miembro de apdu
   
Año V - Nº 263
Uruguay,  07 diciembre del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

Buscar en el WWW Buscar en Informe Uruguay

ha

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
Darío Acevedo Carmona

América Latina
Estatismo o Libre Comercio,
Democracia o Populismo

por  Darío Acevedo Carmona - Medellín/Colombia -(Perfil)
 
separador
 
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

            Para decirlo en los mismos términos utilizados por el presidente Chávez, las mayorías venezolanas sólo acaban de ganar una batalla, pero no la guerra. Y la guerra, en sentido figurado, no es entre un personaje y un pueblo, ni es únicamente en Venezuela, no, es un asunto de mayor calado, un tema que compromete el presente y el futuro de todos los latinoamericanos. Tiene que ver con el modelo político y económico que se supone más apropiado para salir del atraso y la miseria.

            Es un  duelo que hoy ubica en planos opuestos a los estatistas y a los liberales o partidarios del libre comercio. Los dos bandos pretenden llevar a los pueblos a escoger entre un modelo intervencionista que agotó sus posibilidades y al que, como diría Francis Fukuyama, la máquina del tiempo le pasó factura de cobro por lento, burocrático e improductivo y porque servía a los intereses de una pequeña minoría o nomenclatura, de un lado, y del otro costado, el modelo aperturista o de libre comercio que se abre campo por todo el mundo, incluida la vieja y poderosa China comunista. La confrontación de los dos modelos se ha extendido al terreno de las formas de gobierno en el cual Chávez representa la vía autoritaria legitimada, al estilo bonapartista, y  Lula, Bachelet, Calderón y Uribe, entre otros, que defienden el modelo democrático clásico de alternancia y renovación de los gobiernos y de las mayorías y minorías que trabajan sobre un piso común.

            Es como si estuviésemos viviendo los coletazos de la guerra fría cuando el dilema de la humanidad era entre capitalismo y comunismo o entre democracia y dictadura.  Pero, a la izquierda ortodoxa latinoamericana le llegó el mensaje a destiempo en cuanto alcanzó su gran momento cuando el estatismo ya era un anacronismo. No obstante, la izquierda dogmática supo aprovechar las debilidades de democracias precarias en las que viejas oligarquías y partidos clientelistas y corruptos feriaron y defraudaron las expectativas de millones de personas en el progreso y en la justicia social. En América Latina, con pocas excepciones, se están pagando los platos rotos de partidos que gobernaron con desidia y con desdén. Es en ese ambiente en el que la antigua izquierda, que nunca pudo mostrar fuerza durante la guerra fría, se erigió en alternativa bajo la bandera del estatismo, es decir, prometiendo el retorno a un pasado y a unas experiencias que dejaron atraso material y anulación de las libertades en otras latitudes. Pero, para hacerlo, acudió a estratagemas populistas como la de revivir el legado ideológico de Simón Bolívar, al que le atribuye vigencia histórica y carácter dogmático. Hasta la guerrilla comunista colombiana se reclama bolivariana, a pesar de que nunca ha renegado o renunciado a su viejo marxismo una doctrina que nunca miró con simpatía el pensamiento ni la gesta del Libertador.

            Así pues, el derrumbe de la Unión Soviética y del sistema comunista pasó por estos agrupamientos como pasa el rayo del sol a través del cristal, sin romperlos ni mancharlos. Henos aquí lidiando de nuevo con los fantasmas del pasado, escandalizados de que los vecinos de la extrema izquierda en vez de acusar recibo de aquella debacle se empecinen en vendernos la ilusión de un paraíso terrenal y se nieguen a saldar cuentas con doctrinas que hoy carecen de sentido y de pertinencia. En cambio, se dedican a echar pestes contra la endeble democracia y contra el capitalismo en vez de procurar su reforma e innovación.

            Esto es lo que en mi parecer se ha puesto de presente en la situación venezolana y se pondrá también en las experiencias constituyentes de Ecuador Bolivia y Nicaragua, países en los que sus presidentes, representativos de esta tendencia, pretenden, a punta de ensalzamiento populista de las masas, convertir la democracia en un trampolín para asfixiar las libertades y la democracia representativa. Uno de los pilares de su identidad apunta a crear un sistema político apoyado en visiones vengativas del pasado, en la intemperancia verbal, en la retórica de la agresión imperialista. En su dinámica agitacional es detectable el esfuerzo por adornar su dogmatismo con frases, palabras, símbolos y héroes que nada tuvieron ni tienen que ver con sus aspiraciones actuales. No falta, en su portafolio de menjurjes, el recurso a una lejana e irreal identidad indigenista.

            Es estimulante saber que ajena a esta experiencia hay una izquierda altamente democrática, culta, moderna y sensata, convencida de que la libertad, la democracia y la economía son asuntos demasiado serios como para hacer pirotecnia con ellos. Brasil Chile, Uruguay, entre otros, diseñan un futuro más creíble y razonable en una coyuntura en la que América Latina debe afirmar la alternancia en el poder entre fuerzas disímiles y contradictorias sin que signifique el sacrificio de nada esencial de lo ya conquistado ni temores frente al porvenir.

            La lección del pueblo venezolano tiene una grande e indudable importancia en cuanto es un freno al populismo izquierdista como alternativa, puesto que el plan de reforma constitucional de Chávez tiene todas las características de un proyecto estatizante, autoritario y antiliberal. Y la otra enseñanza es la de que es posible superar los desengaños producidos por los esquemas de la guerra fría sin poner en entredicho la democracia.

Medellín, diciembre 3 de 2007

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer. Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
Estadisticas Gratis