Miembro de apdu
     
Año III - Nº 211
Uruguay, 08 de diciembre del 2006
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
separador

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
1
Al Gran Pueblo Argentino, Salud
por Pedro A. Lemos
Pedro A. Lemos
 
separador

Mirá vos, la hipocresía andan bailando por las calles, por las fronteras y por los sillones Presidenciales.

Si no nos reímos de nosotros mismos (lo dijo algún ilustre del humor), nos aferramos a ser unos féretros gélidos, que andamos recibiendo bombas del vecino, porque quiere imponernos que el pis del nene mío los contamina. Por ello el lado bueno de ésta situación es reírnos del vecino, para no derramar lágrimas por nuestras limitaciones, improvisaciones y falencias.

Así andan las cosas, los paranoicos de Gualeguaychù, que tienen en sus entrañas, contaminación al por mayor o los propios Porteños que tiran toda su mierda al Riachuelo, mierda no de defecaciones, (sino de las contaminaciones más cuestionadas en el Mundo), con su estilo prepotente, (norma habitual de muchos argentinos), han llevado la situación a una triste vergüenza de desgobierno, rompiendo todos los esquemas mundiales en Política y Derecho Internacional. ¿A quien le pueden interesar éstas cosas? Son simples travesuras, de los chicos malos que envalentonados por un ojo complaciente, hacen lo que se les canta en una País donde hay más anarquía que Democracia.

Humor Político

En realidad los Piqueteros no son los culpables, ellos hacen su negocio, bastaría con informarse, y saber quienes y como son, el único responsable de toda ésta tristeza es el Presidente Mediático Kirchner.

El supone, piensa y quiere que el hijo (Presidente del País vecino Tabaré Vázquez), le haga caso a sus caprichitos déspotas, para quedarse con todas las tortas.

  • La Torta Electoral, ( Ni vencidos – Ni vencedores)
  • La Torta de las Inversiones, que no capta por su incapacidad y prefiere el Prepo.
  • La torta mediática, que lo catapulte a la Re elección.

Hacer suposiciones, sería polemizar con algún lector, y realmente esa no es mi intención. Mi intención es que algún lector entienda que esta situación es de Llorar de Risa.

Ya que el último argumento pasó a ser la Contaminación Visual. Dejando en el camino todas las otras contaminaciones, nada es tan importante como mirar desde el Ñandubaysal una difusa imagen de una chimenea que seguramente y en pocos meses más cumplirá con su cometido de ‘’humear’’.

Hay que admirar la imaginación del Sr. Presidente, hay que felicitar a los argentinos por tolerar semejantes disparates. A los argentinos que viven en el Gran Buenos Aires o aquellos de Gualeguaychù cuando van entrando por Zárate Brazo Largo y se encuentran desde lo alto del Puente con la contaminación de las Chimeneas a derecha e izquierda.

Hay que aplaudir a los porteños por tolerar lo intolerable, cuando deben sobrepasar las aguas del Riachuelo. Con un broche de Ropa en la Nariz y las estafas sucesivas, a que han sido sometidos, Maria Julia mediante, para transformarlo (no al broche de ropa) en un placentero río de esparcimiento, deportes náuticos, tardes de pic nic en sus riveras y nadando placenteramente estilo mariposa en sus recuperadas aguas.

Seguramente Gorbachov, el Rey de España, el Banco Mundial, la Corte de la Haya y todas las alternativas y manotazos que vendrán, no encontrarán otra solución, que sumirlo en una gran derrota.

Nadie quiere que al Presidente le vaya mal, todo lo contrario, pero él está empecinado en cavar su propia fosa, sobretodo cuando encuentra un micrófono y una cámara de televisión, donde juega de actor, hace de víctima repartiendo promesas y vociferando epítetos rebuscados, para no decir lo que dijo y al final mantener Su Imagen interna, que es la única preocupación.

Imagen que se la sostienen muchos medios de Prensa subvencionados por los Avisos del Gobierno. Pero además Periodistas Notorios e Importantes, que ocupan masivamente los Diarios y la Televisión Argentina. En definitiva ellos mismos responsables de desinformar abiertamente y contribuir en muy buen medida a la Guerra de las Papeleras.

Los aplausos de la Gran Función Mediática, se extienden en el Cono Sur y otro de los Actores importantes, calla con seña complaciente, dejando pegado a Tabaré, en la Cumbre de la Hispanidad, por su cansancio después de una elección ganada.
 
El Presidente Lula necesitaba unos días de Playa, pero más que nada, quería estar lejos para no meter su dedo en el enchufe electrocutado de un conflicto muy prolongado donde a muchos no les interesa encontrar la solución. Otros subsidiados encuentran trabajo, porque ser Piquetero es una nueva modalidad de empleo Kirchernista, lástima que como siempre lo paga el Gran Pueblo Argentino.

Ese Pueblo que se abrazó con Galtieri es el que hoy le marca el mismo camino y con la misma pendiente al Presidente Mediático. Los Cabecitas Negras de ‘’ Eva Duarte’’, siguen como majadas desinformadas y los fundamentalistas, piensa que siendo Rinocerontes, no habrá incendios en la Sabana. Ya que éstos, pisotean incansablemente todos los focos ígneos.

Cortes para Muchos

La prepotencia del corte de la Ruta 136, ha desviado tránsito hacia otros Puentes, ha logrado que los transportistas o viajeros hagan más kilómetros para llegar a Uruguay. Miles de personas, se han comido el garrón de quedar plantados en una Ruta, sin importar el calor, el frío o la lluvia, ellos saben de sobra de la prepotencia y de la impotencia avasallada en su derecho fundamental del libre tránsito. Pero la causa de imponer un No a la contaminación, tiene sus excepciones. Hay varios trabajadores que viven en Gualeguaychù y viajan libremente a Fray Bentos a cumplir con su tarea, lo hicieron y lo hacen, con la venia complaciente de los cortadores ‘’para muchos- no para algunos’’.

1
 
pirnt
  mail  
up
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20