Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 224
Uruguay, 09 demarzo del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
separador

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
1
Andrés Oppenheimer
¿Un romance Bush-Lula?
por Andrés Oppenheimer
 
separador

            La pregunta de la semana en círculos diplomáticos latinoamericanos: si Brasil hará un giro político para acercarse un poco más a Washington, y distanciarse un poco más de Venezuela.

            Tras el anuncio de que el presidente Bush visitará Brasil al inicio de una gira por cinco países de América Latina, el 8 de Marzo, y que el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva visitará a Bush en Washington el 31 de marzo, varios observadores han pronosticado que se viene una luna de miel entre ambos países.

            Efectivamente, es muy inusual que estas visitas presidenciales se den en un período de tiempo tan corto. Algo tiene que estar pasando entre Brasilia y Washington.

            Funcionarios de Estados Unidos y Brasil dicen que el tema central de las reuniones será explorar una mayor cooperación en la producción de etanol. Esto permitiría a Brasil exportar su tecnología de etanol, y a los Estados Unidos a reducir su dependencia del petróleo del Medio Oriente y Venezuela.

           "No se trata de relaciones públicas", me dijo Donna Hrinak, ex embajadora de los Estados Unidos en Brasil. "Es un plan muy concreto".

            Asimismo, funcionarios cercanos a las negociaciones me dicen que Estados Unidos y Brasil discutirán un plan conjunto para la producción de etanol en unos 7 países azucareros del Caribe y América Central, como una forma de ayudarlos a recuperarse de la caída de los precios mundiales del ázucar y el aumento simultáneo de los precios del petróleo. Entre los países beneficiados se encontrarían Guatemala, Honduras y Jamaica.

            Lula ha estado tratando de interesar al gobierno de Bush en el etanol desde el 2002, pero nadie en Washington estaba escuchando. Pero ahora, presionado para reducir la dependencia de Estados Unidos de petróleo extranjero y contener el modelo narcisista leninista de Chávez en la región, el gobierno de Bush ha encontrado en el etanol un tema de conveniencia común para lograr un mayor acercamiento con Brasilia.

            Brasil es un pionero mundial en la producción de etanol de caña de ázucar desde que empezó a producirlo masivamente hace casi cuarenta años. Ahora, cerca del 80 por ciento de los carros nuevos que se venden en Brasil son vehículos flex fuel que utilizan etanol o gas.

            Brasil quiere exportar su tecnología a los Estados Unidos y "lo que quizás es más importante" convertir el etanol en una materia prima mundial que pueda ser cotizada en los principales centros financieros, tal como hoy día se cotiza el petróleo. Actualmente, dos países -los Estados Unidos y Brasil- producen el 72 por ciento del etanol del mundo, de manera que el uso de este combustible todavía no se ha extendido al resto del planeta.

            Lula y Bush también tienen motivos políticos internos para buscar relaciones más cercanas. El gobierno de Lula viene de recibir duras críticas en su país por haber descuidado sus lazos con los Estados Unidos.

            Hace pocos días, tras dejar la embajada de Brasil en Washington, el ex embajador brasileño Roberto Abdenur causó una tormenta política en su país al declarar que el sentimiento antiamericano en la clase política brasileña estaba dificultando mejorar los lazos económicos con el marcado más grande del mundo.

            Las afirmaciones de Abdenur, que se produjeron después que el gobierno de Bolivia - respaldado por Chávez - nacionalizó los yacimientos de gas de la empresa brasileña Petrobas en Bolivia, hicieron que varios influyentes ex diplomáticos brasileños salieran a respaldar lo dicho por el ex embajador en Washington. Según dijeron, la cercanía de Lula a Chávez le está produciendo más daño que beneficio a los intereses nacionales brasileños.

            En Washington, por otro lado, es un secreto a voces que Bush quiere que Brasil actúe como muro de contención contra el expansionismo chavista. A medida que se acercan las elecciones presidenciales del 2008, el Partido Republicano de Bush está recibiendo cada vez más críticas en el sentido de que bajo el mandato de Bush, Estados Unidos ´´perdió´´ a América Latina.

            "El objetivo americano es que Brasil asuma su liderazgo, y de esa manera opaque un poco a Chávez", dice Paulo Sotero, cabeza del Instituto Brasileño Wilson Center en Washington, D.C.

            Mi opinión: Lula se va a acercar un poquito a Washington, pero no creo que se convierta en el líder latinoamericano que frenara a Chávez. Lula, un ex líder sindical de izquierda que ha mantenido las politicas de libre mercado de su antecesor, no puede darse el lujo de antagonizar a su electorado izquierdista criticando públicamente a Chávez.

            Lo más probable es que Lula continuará haciendo lo que ha hecho hasta ahora: criticando a Chávez en privado (y permitiendo que sus comentarios se filtren a la prensa), y elogiándolo en público. A lo mucho, después de sus dos reuniones con Bush, Lula se quejará un poco más de Chávez en privado, y lo ensalzará un poco menos en público.

Fuente: Nuevo Herald (EEUU)

1
 
pirnt
  mail  
up
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20