"Haz de internet una gran plataforma de comunicación, no la conviertas en una cloaca de maldad." PreHacker Digital
 
Año III - Nº 160 - Uruguay, 09 de diciembre del 2005

 

Ricardo Alcorta
Por Helena Arce

Agrego a este artículo, publicado por el Sr. Ricardo Garzón en Enfoques, algunas impresiones de la suscrita

Ediles blancos enojados quisieran tener la capacidad de Alcorta

Hicieron muy bien los 16 ediles oficialistas en conceder anuencia a la Intendencia para designar a Ricardo Alcorta como representante en la dirección de la Unidad de Gestión Desconcentrada de los servicios de saneamiento y agua potable en la mayor parte del territorio del departamento.

Excelente debe calificarse la designación practicada por el Intendente De los Santos, porque Alcorta, les guste o no a los ediles opositores enojados, ha sido y es una persona de extraordinaria capacidad y talento que se ha desempeñado con notable solvencia en todos los cargos en que ha tenido que actuar, sobre todo, cuando estuvo al frente de la Dirección de Hacienda del municipio, enfrentando con energía y contundencia a los intendentes de turno, inclusive a los militares, cuando sus razones iban más allá de las eventuales arbitrariedades, aceptadas por otros, y las que él, jamás, ni toleró, y menos aceptó.

Durante la sesión -tristemente nos cuenta El País- los ediles blancos aprovecharon para lanzar munición gruesa contra su ex correligionario, a quien trataron de "tránsfuga", y por pretender acceder a un cargo público pese a que goza de una jubilación concedida durante la dictadura militar por haber ocupado un cargo de confianza en el régimen, según denunciaron.

Prefieren denostar, que analizar si es o no la persona indicada para ocupar el puesto. ¡Y vaya si lo es!

Equivocada actitud, propia de curules resentidos, algunos de los cuales, si no todos, anduvieron desfilando por todos los grupos políticos bajo el lema, tratando siempre, y es fácil el ejemplo para quienes tenemos memoria, de perfilar su cuerpo hacia donde más calentaba el sol, es decir, hacia donde más beneficios personales podían obtener.

Hoy la dejamos por aquí, pero podemos analizar los casos, uno a uno, de ser preciso, y si así se nos lo solicita.

Y en cuanto a la jubilación de que goza, seguro no fue una prebenda particular, sino que tuvo origen en una disposición municipal bastante anterior a los gobiernos militares que tuvo el departamento. Los militares no le crearon el cargo para él.

Y en cuanto al calificativo de tránsfuga, es correcta su aplicación, (cronistas del diario El País) porque la Real Academia nos enseña, y así debería saberlo quien escribe en diario grande, que tránsfuga es una persona o individuo que pasa de un partido a otro. Y eso es lo que hizo Alcorta y no hay por qué echárselo en cara, y menos aún colegir "que se lanzó contra él munición gruesa". El vocablo no es ofensivo. Alcorta estaba ejerciendo su derecho.

Aunque con mala intención -que también la tenemos- suponemos que el edil de marras le quiso inferir un grueso insulto porque el término tiene otro sentido en el lenguaje y concepción populares.

Y por hoy basta.

Ricardo Garzón

Bien harían los "curules" y todos los dirigentes departamentales del Partido Nacional de Maldonado, en cuestionarse, que a veces hace bien, ¿Cuál fue el motivo por el cual se perdió de filas blancas a un valor incuestionable, como el Cr. Ricardo Alcorta?

Nuestro amigo Garzón lo deja por aquí, pero yo quisiera que los dirigentes, electos y no electos de Maldonado, y por sobre todo sus habitantes, que hoy lloran sobre mojado, se pregunten que hubiese ocurrido si las decisiones que tomaron en la anterior campaña municipal hubiesen sido otras. Sobre todo le preguntaría a tres personas que en un acto de acrobacia electoral, digno de un circo, cambiaron el rumbo de sus campañas, y no sacaron votos ni para salir en los últimos cargos, pero destruyeron lo que se suponía estaban ayudando a construir, que todos ellos se sinceraran y se reconocieran a ellos mismos, que fue lo que sucedió en Maldonado en esos años , aquellos que por ejemplo utilizaban como lema: "para atrás nunca, ni para tomar impulso", Y me uno a las palabras de Ricardo Garzón, podemos analizar caso por caso, dando elementos ciertos y probables, para que cada personas saque las conclusiones que necesite, si hace falta.

Creo que en ese Maldonado que hoy nos da dolor a todos los que lo amamos, a todos los que formamos allí nuestros hogares, debemos aplaudir la primera "sabia decisión" que toma el actual intendente de Maldonado. Incorporar a sus filas al Cr. Ricardo Alcorta. Es una decisión inteligente. También no estaría mal, agradecerle a él, por aceptar colaborar con el Intendente, que sabemos no es por dinero, el Cr. Alcorta no necesita de un cargo público para solventar su presupuesto familiar, si lo hace es por su deseo de ayudar a que las cosas se hagan como deben hacerse. También quienes conocemos de cerca al Cr. Alcorta, sabemos que no lo animan ansias de poder o figurar a ponerse a trabajar.

Le pediría a los dirigentes nacionales del Partido Nacional que investiguen, y se pregunten que sucedió, con un candidato que sacó para el Partido Nacional más de 10.000 votos en Maldonado en las elecciones municipales anteriores, luchando solo, pues lo habían abandonado los caudillos de "peso" departamentales, de pronto toma la decisión de abandonar el Partido Nacional..Sería bueno cuestionarse si a veces, no correspondería averiguar un poco más antes de brindar apoyos a uno u a otro, que siente la población de un departamento.

Pero no le carguemos toda la culpa a los dirigentes, también quienes votamos deberíamos ser más responsables a la hora de votar, y pensar que cuidando chacras no se asegura el futuro, pues las chacras propias suelen un día terminarse, como pasó en Maldonado.

Y lo dice alguien que con mucho dolor no votó al Cr. Alcorta, pues seguía creyendo que el Partido Nacional era el que podía sacar este país adelante. Y lo sigo creyendo, pero hay que tener cuidado con dejar a algunos señores "cocinar" las elecciones, para donde más calienta el sol.

Así el Partido Nacional perdió en Maldonado a uno de sus mejores hombres, y ve como los que aun pueden sacar el departamento adelante, no contaron con el apoyo necesario para ganar las elecciones. Y les pido a aquellos que salieron electos y tienen condiciones, pues también los hay entre ellos, que recapaciten y entiendan que la gente no es tonta, analiza, observa las actitudes de sus elegidos, y luego en el momento en que ejerce su voto soberano, hace escuchar su voz. No menosprecien a los votantes, una o dos veces puede ser que la gente se deje engañar, pero al fin abre los ojos, y cuando se desilusiona, toma actitudes drásticas, como sucedió en Maldonado.

Hoy Maldonado, sufre, sufre viendo las calles transformarse en un Montevideo más, con gente haciendo acrobacias en las esquinas, personas pidiendo y revolviendo basura, ocupando espacios ajenos, y un sinnúmero de problemas más. Se ha perdido la seguridad, la limpieza del entorno, se suscitan peleas en las calles, las veredas están rotas, las calles igual, aun no se ha terminado de limpiar el desastre de la tormenta del 23/8/2005, entre otros miles de ejemplos que podríamos dar. Hoy todos están disgustados, "nadie" reconoce haber votado al actual Intendente, pero los votos no se ponen solos en las urnas. Pero por no votar a este, que puede salir aquel, y aquel es un "tránsfuga", y en la acepción que le da la calle, no la que dice el diccionario, la gente termina votando por descarte. Así sale electo quien menos se hubiera pensado que lo lograría, y no salen electos otros candidatos que dentro del mismo partido sin lugar a dudas, están más aptos para el cargo.. Pero de eso no tiene únicamente la culpa el votante, sino que es consecuencia directa de los arreglos que se hacen para estar siempre donde calienta el sol, como bien dice nuestro amigo Garzón.
Saludo con alegría la decisión del Intendente de Maldonado de integrar a la comuna departamental al Cr. Ricardo Alcorta.

Sr. Intendente de Maldonado Oscar De Los Santos, aproveche tenerlo a su lado, abra los oídos y los ojos, escúchelo, tal vez logre no terminar de deshacer ese hermoso lugar de nuestro país, el cual además es uno de los productos más importantes de exportación con que contamos todos los uruguayos.