Año III - Nº 108 - Uruguay, 10 de diciembre del 2004

 

1 Campaa Mundial Seguridad en la Red

 

 

SOBRE OTROS DESAPARECIDOS
Agustín Tajes

Hace unos días, se difundió una noticia respecto a un desperfecto sufrido en un acelerador lineal del Instituto de Oncología, el que, según las autoridades del mismo, podría haber sido objeto de un acto de sabotaje, al ser dañado intencionalmente un cable de fibra óptica del mismo.

El Dr. Ruben Riorto, Director de la repartición, de acuerdo con la nota de El País del 6 de dic., expresó que unas 60 personas habrían visto postergadas sus sesiones de redioterapia.
Inmediatamente, el gremio del instituto, que para variar se encuentra en conflicto con su dirección, en la voz de la Dra. Adriana Amado, dijo que la difusión de la rotura, era una cortina de humo para distraer la atención de una serie de irregularidades denunciadas.

Es notable la atención que se le ha dedicado a esta noticia, sobre un problema operativo, que ha tenido como consecuencia algún retraso en el tratamiento de algunos pacientes y que fue rápidamente subsanado, cuando otro, de una gravedad insospechada, en el área de la radioterapia, ha sido sistemáticamente soslayado por la prensa, así como por las autoridades y todos los sectores políticos de nuestro país.

Nos referimos a la denuncia realizada por el periodista Francisco González en su libro "La muerte nuclear", que fuera publicado hace unos 4 años atrás y tan conveniente, como misteriosamente "eliminado" de las librerías de plaza.

En él, en forma ampliamente documentada, se denuncia la mala praxis de la mayoría de las clínicas de radioterapia del país (excepto las de los Dres. Leborgne y el Instituto de Oncología), que con un equipamiento obsoleto de bomba de cobalto, donde se utiliza este elemento aún después de su vencimiento (tiene una duración de 5 años), causando mucho más daño en los pacientes, que los efectos curativos que se logran.

Durante este año intentamos difundir esto en una extensa nota (que adjuntamos para ser abierta a pedido), donde se reproducen los aspectos esenciales del citado libro.

Enviamos esa nota a legisladores de diferentes partidos, así como a periodistas del medio, incluyendo al programa "Zona urbana", donde vimos a sus conductores ensañarse, el miércoles 1ro de dic., con el pobre gerente del área de la salud del BPS, haciéndose eco de una clara maniobra del gremio de esa repartición, aprontando el campo para lo que seguramente se viene.

Pero estos valientes periodistas no se animaron a enfrentar las posibles consecuencias.
Sucede que en las inspecciones realizadas a diferentes clínicas, la que presentó las mayores irregularidades era la del Dr. Tabaré Vázquez. Como su elección era algo que se consideraba un hecho, y el miedo no es zonzo, nadie tenía el valor de involucrarse en un tema que estaba relacionado con la muerte de miles de uruguayos, como señala el subtítulo del libro de González, "Los desaparecidos de la radioerapia".

No obstante, siempre hay excepciones y el diario "Ultimas Noticias", en su edición del 25 de noviembre próximo pasado, publicó a página entera la primera parte de una nota en la que se informaba sobre las denuncias de la referida publicación.

Se produjeron dos reacciones inmediatas. Primero, el silencio total de todo el sistema informativo y segundo, fuertes presiones para que no se publicara la segunda parte, lo que por supuesto fue acatado.

Estamos viviendo una acción generalizada de los gobiernos "Progresistas" (que encararemos específicamente en futura nota) para lograr un control de la prensa. Venzuela, Brasil y Argentina van en esa dirección y ahora acá, al decir del Senador Mujica -"Tenemos derecho a controlar lo que se dice" -, aún antes de tomar posesión del gobierno ya han ejercido ese poder, como adelanto a lo que tendremos.

Pero este es un problema demasiado grave para que no pese en la conciencia, por eso, hoy que se hace todo un conventillo por un hecho de escasa magnitud y en homenaje a la valentía del Sr. Francisco González, queremos volver a alertar a los uruguayos, su vida y la de sus seres queridos pueden estar en manos de esta gente, que se ha dedicado a lucrar muy jugosamente con la de muchos que ya no están entre nosotros y por las que deberían responder sus responsables.

Les recomendamos que pidan la nota extensa, porque allí se revelan muchas cosas muy importantes sobre este tema. (Ver artículo más extenso)

Informe Uruguay no posee los elementos probatorios suficientes para dar como veráz este artículo, pero convencido de que la Libertad de Prensa es indispensable para el buen funcionamiento de la democracia, lo publica tal y como lo recibe, comprometiéndose a hacer las averiguaciones pertinentes.