Año III - Nº 121 - Uruguay, 11 de marzo del 2005

 

 

 

 

 
Un accidente no previsto
Dr. Enrique Rimbaud
Decano de la Facultad de Veterinaria
Managua - Nicaragua
 

Ayer por la mañana, decidimos hacer nuestro programa de televisión en vivo, generalmente lo hacemos pregrabado y lo pasan los jueves, pero, como hay una exposición canina en el fin de semana, y recién ayer llegaban los perros, corrimos el espacio hacia el viernes, se invito a los criadores a que trajeran algunos perros al estudio, y en el jardín del canal se procedió a filmar&

8 de la mañana ya estaban en el jardín un Rottwailer, un Bull Mastiff, un Fila Brasileño de 95 Kg., y un pequeño Chihuahua imperceptible al lado de estos colosos caninos&

Sacamos las cámaras, nos colocamos los micrófonos, y comenzamos a rodar& en vivo&

El objetivo que nos habiamos planteado, además de publicitar la exposición, era generar una polémica sobre el tratamiento a darle a quienes fueran dueños de este tipo de perros, planteando que la alcaldía debería sacar un edicto para obligar a los dueños a ponerle collar de cadena y bozal cuando los sacaran a pasear por Managua antes que hubiera accidentes que lamentar&

Cuando salimos al aire, Tania, mi alocada y simpática co-conductora, decidió salir sosteniendo al chihuahua en brazos, y a lo que hicimos que todos se juntaran para salir en el cuadro, los perrazos me sintieron el olor a perro que tengo siempre, y el Fila comenzó a morderme los bolsillos, a lamerme el pantalón y empujarme&

Como estábamos al aire, tuve que poner la mejor de mis sonrisas, y comencé a acariciar al Fila con ganas de acogotarlo, ya tenia mas o menos dos kilos de baba depositados en mis pantalones&

En un momento, Tania me quiere colocar el micrófono para que hable sobre los riesgos de los perros sin bozal, y cuando cruza la mano, se le cae el chihuahua al piso, quien comienza a llorar a ladrido batido y no se levanta, el camarógrafo comienza a filmarlo, y mientras la productora me dice que siga hablando, me agacho a revisar al animal quien por suerte o por milagro no se había lastimado&

La dueña, gritándole de todo a Tania, los perros que comienzan a ladrar al unísono, yo hablando de una cosa mientras pensaba en otra, un verdadero caos, pero con un final feliz, cerrando el programa con imágenes del chihuahua corriendo por los pastos sin inconvenientes&

Que momento!!!!