Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 233
Uruguay, 11 de mayo del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
separador

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
1
Los niños y la televisión
Julio Dornel
La familia debe
imponer los límites
 
separador

            Con motivo de nuestra nota anterior sobre la influencia de la televisión en los hogares uruguayos y donde señalábamos no tener estadísticas oficiales sobre el tema, un atento lector nos hace llegar fotocopia de un articulo publicado por La República en el año 2000 donde se analizan en forma pormenorizada y con cifras elocuentes los aspectos más destacados de esta situación.

            Señala el diario que en esa oportunidad el 98 % de los hogares uruguayos tienen un televisor y que los niños y jóvenes consumían un promedio de 3 horas diarias de TV  y antes de los dos años ya aprenden a distinguir un programa y son capaces de mostrar predilección por uno u otro.

            Señala el artículo que ante el alto consumo televisivo de personas de las más diversas edades, se plantea el problema  de qué tipo de información transfiere  y qué relación  tiene con el contexto  de recepción.

            Es casi un lugar común   decir que la televisión impacta de una mayor manera en los sectores más desfavorecidos, pero ante la intención de restringir el consumo de TV  se plantean varias objeciones que implican muchas veces un avasallamiento de las libertades.

Periodista: Guadalquivir Rocha

            Si tenemos en cuenta que un niño mira tres horas diarias la televisión, tenemos que la permanencia ante el televisor llegaría a las 1.100 horas al año y sin embargo pasa solamente  700 horas en la escuela, lo que significa que al terminar primaria ha visto 11.000 horas de TV y permaneció 5.000 en la escuela.

            En la nota aludida se recoge la opinión del Director de la Licenciatura en Comunicación Social de la Universidad Católica  Dr. Eduardo Revollo quien señaló que en general se atribuye una gran responsabilidad a los medios audiovisuales, considerándolos como uno de los principales causantes  de la violencia  en la sociedad.

            Esta relación con la violencia es histórica y comienza casi con los inicios de la televisión.

            Si bien los datos demuestran  que la cantidad de TV  que miran los niños y jóvenes es alta, las posiciones en cuanto a sus efectos  negativos sobre la sociedad  son todavía muy discutidos. 

            Se trata de un tema muy delicado que pasa por los problemas económicos donde los padres deben salir a trabajar y los niños y jóvenes deben quedar solos disponiendo a su antojo del televisor.

            Hace algunos años en un programa especial de NUESTRA GENTE emitido por Canal 4 de esta ciudad, el periodista Guadalquivir Rocha señalaba que “hay que dividir lo que es la comunicación en dos aspectos fundamentales; comunicación- información y comunicación- entretenimiento. En el primer aspecto pensamos que no se incita a la violencia, sino que se limita a narrar hechos tal como sucedieron. Cuando la comunicación pasa por el entretenimiento existen algunos inconvenientes con los “enlatados” que nos hacen consumir y nos estamos refiriendo básicamente a lo que ofrece actualmente la televisión uruguaya. Pensamos que los medios de comunicación juegan un papel fundamental en la formación de los jóvenes, por lo cual debemos aprovechar la imagen de la televisión para ir formando nuestra juventud, aunque para ello debemos ver en que manos se encuentran los medios televisivos y porque motivo llegan tantos enlatados de Estados Unidos, Venezuela, Méjico y Brasil con tanta violencia. Tampoco se tiene en cuenta el horario de protección al menor para establecer una programación que generalmente abunda en situaciones violentas. En la actualidad –dijo Rocha- hasta los dibujos animados son violentos con un enfrentamiento permanente del hombre contra el hombre o contra la máquina con su destrucción permanente. El horario de protección al menor debe ser determinado por las autoridades y los padres para evitar que los programas nocivos lleguen diariamente al mundo de los niños.”

1
 
pirnt
  mail  
up
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20