Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
No preguntes lo que tu país te puede dar, sino lo que tú puedes darle a él. 
Año V Nro. 394 - Uruguay, 11 de junio del 2010     
 
 
 
 
 
historia paralela

Visión Marítima

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ernesto Martinez Battaglino

Lo increíble
por Ernesto Martinez Battaglino

 
separador
 
   
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
pirnt Imprimir Artículo

Compartir en Facebook
 
 
 

- I -      

         Lo increíble es que hace más de 5 años que los "piqueteros" argentinos nos siguen acosando con el corte carretsero que más afecta el normal intercambio social, económico y turístico entre las dos naciones "hermanas", que cada vez más fuerzan en convertirlas en enemigas. El deterioro económico que ha provocado estas absurdas medidas es inmenso a ambas naciones, pero muchísimo más grave lo afectado a inocentes ciudadanos uruguayos y también argentinos, que hasta han perdido sus puestos de trabajo. ¡IMPERDONABLE!

         ¡Y pensar en los teóricos argumentos alarmistas de que una planta de celulosa (construida con la última tecnología y por empresas de notoria trayectoria europea de uno de los países catalogados mundialmente como de los más cuidadosos del medio ambiente), pudiera provocar las catástrofes que pronosticaban en el río, en la atmósfera, en la producción agropecuaria, en la estructura turística de Gualeguaychú (no en la de Fray Bentos y su coqueto y desarrollado balneario Las Cañas) y hasta en la raza humana extremos de nacimientos de monstruos con dos cabezas y barbaridades por el estilo! Asombra que aún se sigan aferrando a esos increíbles presagios cuando la empresa ya hace años está en plena producción y nada de esos abruptos se han constatado, hecho monitoreado por técnicos nacionales y extranjeros de intachables conocimientos y de responsabilidad moral que no justifica sospecha alguna.

         Los piqueteros, los gualeguaychenses, los argentinos en general, el propio gobierno argentino que ha permitido y apoyado estos insólitos movimientos y estos aventurados pronósticos, ¿considerarán que los uruguayos y sus dirigentes son tan inconscientes como para promover y mantener en su territorio una planta que los auto-destruiría?  Los argentinos se dieron hasta el lujo de llevar sus quejas al máximo órgano jurisdiccional mundial, creyendo que ante la absurda denuncia, por el solo hecho de venir de la autosuficiente Argentina, ese organismo iba a fallar a su favor y contemplar todos sus caprichos. ¡Menos mal que iban a respetar el fallo de La Haya, fuera este el que fuera! Ni lo respeta una gran parte del pueblo argentino, ni lo respeta la totalidad del gobierno nacional y provincial argentino. ¡Buenos "amigos" nos hemos echado!

- II -

         El sindicato de Conaprole cree que los empleados de la cooperativa son inamovibles y se opone –con medidas radicales que significan falta de leche al consumo y paralización de las exportaciones– a que un funcionario sea removido ante la sospecha de que manipuló en beneficio propio la entrega de mercadería. Otros cuatro empleados de la empresa fueron procesados por la Justicia al poder comprobárseles que habían participado en la maniobra delictiva, pero al quinto no se le pudo comprobar dolo, por lo que la Justicia no lo inculpó. Sin embargo, los directivos de la Cooperativa tienen la convicción de que ese empleado es infiel porque entregaba mercadería sin facturar, por lo que resolvieron despedirlo, derecho que tiene toda empresa si cumple con los requisitos legales que regulan los despidos. Eso es común en el mundo pero lo que es común en el mundo en Uruguay parece una extravagancia, por lo menos en algunos sectores, como el bancario, donde en los hechos no existen los despidos por la indudable influencia del sindicato. Parece ser que AOEC, la Asociación de obreros y empleados de Conaprole, quiere ubicarse ahora en el mismo nivel y ha dispuesto medidas “de lucha” que significaron hasta ahora, por lo menos al momento de ser escritas estas líneas, el bloqueo de exportaciones a Brasil, Perú, Cuba, Singapur, Vietnam y Corea, así como una merma de la mitad en el consumo, que de 400.000 litros pasó a 200.000 por día. Directivos de Conaprole han expresado que detrás de la movilización hay un intento sindical por ganar espacios en la conducción empresarial y plantear un modelo de cogestión. La desmedida reacción de los trabajadores hace pensar en una interpretación de esa índole, porque no se justifica de ninguna manera la paralización de actividades ante el despido de un empleado acusado de corrupción.

         Mientras tanto, el Director de Trabajo, señor Baraibar, ha tenido una actitud vacilante, porque primero calificó a la huelga como “salvaje”, pero luego dijo que si la Justicia no procesó al implicado habría que reponerlo en sus tareas, lo que claramente no es así. Esperemos que el Director supere sus vacilaciones y se ubique rápidamente del lado de la razón, que indica definitivamente que el conflicto no tiene justificación.

Compartir este artículo en Facebook

© Ernesto Martinez Battaglino para Informe Uruguay

Comentarios en este artículo

» Arriba

separador

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis