Miembro de
     
Año III - Nº 164
Uruguay, 13 de enero del 2006
 

 

 

 

Llegó un día en que Ricardo perdió la paciencia y gritó al loro, el cual se puso más grosero aun, hasta que en un momento de desesperación, Ricardo puso al loro en el congelador.
Por un par de minutos aún pudo escuchar los gritos del loro y el revuelo que causaba en el compartimento, hasta que de pronto todo fue silencio.
Luego de un rato, Ricardo arrepentido y temeroso de haber matado al loro, rápidamente abrió la puerta del congelador. El loro salió y con mucha calma dió un paso al hombro de Ricardo y dijo: siento mucho haberte ofendido con mi lenguaje y actitud. Te pido me disculpes y te prometo que en el futuro vigilaré mucho mi comportamiento.
Ricardo estaba muy sorprendido del tremendo cambio en la actitud del loro y estaba a punto de preguntarle que es lo que lo había hecho cambiar de esa manera, cuando el loro continuo:
- te puedo preguntar... ¿que fue lo que hizo el pollo?


Habia una vez unos compadres que estaban tomando cerveza y platicando..
Un compadre le dice al otro, oiga compadre y como le fue en su viaje a la selva, ¿no le paso nada?
Dice el otro compadre, pues fijese que sí compadre, cuando lleguée, estaba alli en la selva muy tranquilo cuando me empezó a seguir un león.
Y ¿que hizo compadre? Pregunta el otro compadre.
Dice el compadre.. Pues yo compadre hice lo que cualquier otra persona hubiera hecho, yo empece a correr, pero después que sale otro leon y otro leon ¿que hizo compadre? Dice el otro, pues yo no mas corría y corría y mira va que se iban cayendo los leones detras de mi, se volvian a parar y se volvian a caer, y yo seguí corriendo. Le dice el otro compadre...y ¿no se cagó del susto compadre?
Y dice el compadre, pues en que cree que se estaban resbalando los leones cuando se cayeron compadre.


Una hormiguita le pregunta a un elefante al verlo tan grande: amiguito cuantos años tienes?
El elefante le contesta 1 año.
Luego el elefante le pregunta lo mismo y la hormiguita le contesta: También tengo un año, pero .... es que he estado muy enfermita!!!!


En la selva del Africa un leoncito se encontró a un misionero y empezó a corretearlo rugiendo con deseos de matarlo,
a esto cuando la leona madre alcanza a ver a su pequeño cachorro y le grita:
Niño no juegues con la comida !!!

 
 

Una hermosa mujer joven sale de la ducha, se envuelve en una toalla y le avisa a su marido que ya puede utilizar la ducha. Cuando él entra en la ducha suena el timbre de la puerta. La esposa le dice que ella abre, y baja a abrir la puerta envuelta en la toalla.

Cuando abre la puerta se encuentra a su vecino Bill, quien se queda boquiabierto ante la visión que se le ofrece. Entonces, él saca dos billetes nuevecitos de 100 dólares y le dice a ella que son suyos si deja caer la toalla hasta la cintura.

Ella piensa, "¿por qué no?", de modo que deja caer la toalla y coge el dinero. Bill jadea ante lo que ve; saca prontamente otros doscientos dólares y se los ofrece por dejar caer la toalla completamente. La mujer piensa que ya había llegado bastante lejos, así que no importaba, y deja caer la toalla al suelo. Bill la contempla un momento, le da las gracias y se va.

Cuando ella sube de nuevo, su marido que acababa de ducharse, le pregunta que quién había llamado a la puerta.

Ella contesta: "era simplemente Bill".

"¿Y ha traído los 400 dólares que me debe?", pregunta el marido.