Miembro de
     
Año III - Nº 164
Uruguay, 13 de enero del 2006
 

 

La abeja reina y la última curda
* Luis Tappa
 

A veces me pregunto que haremos con este mundo en "curda", no termino de asombrarme al leer datos y más datos de los niveles de pobreza, enfermedades, muertes y guerras.
Enfermedades curables y muertes evitables, la mayoría.

Cada vez me asusto más.

Acá no se trata de ser optimista o pesimista, se trata de una realidad que nos rompe los ojos, pero a quienes los tenemos abiertos, no a los ciegos por voluntad.
Y esto duele, duele profundamente porque llegamos a la conclusión que la vida de millones y millones de seres humanos no vale nada.

En los propios Estados Unidos hay enormes niveles de pobreza , ellos mismos se encargan de mostrárnoslo en su propias películas, ghetos y más ghetos de inmunda pobreza, prostitución, promiscuidad, drogas y delincuencia, donde las ratas pululan y las enfermedades no se curan, pero peor que eso, miles de millones de sus habitantes no tienen acceso a sistemas de salud ni a los carísimos remedios con que las multinacionales de la muerte explotan la medicina y los medicamentos, gente totalmente desamparada y alejada de cualquier medio de salud que pueda protegerlas, eso también es parte de la democracia y el sueño americano.

Pero no solo en Norte América, observe el lector los precios de los medicamentos en Uruguay, están fuera del alcance de la mayoría de lo hogares de clase baja, y de los más pobres, ni hablar.

Este es un país de viejos, ¿y en que hogar no hay mayores que necesitan remedios?, a veces varios a la vez, ¿Cuánto del presupuesto de los que con gran sacrificio pueden pagarlos se va en ellos?

O deben hacer largas colas en Salud Pública para conseguir lo que tengan, o aunque sea algo parecido a lo que les fue recetado. Hace poco les decía que un simple blister de Aspirina cuesta casi un dólar por el solo hecho de decir Bayer en su embase, porque eso es lo que te cobran, la marca, no el remedio.
La humilde y sencilla aspirina cuesta un disparate, ya es un lujo hasta tener dolor de cabeza.

El tema de los medicamentos es un problema muy serio, porque se trata de la salud de la gente y a veces hasta de la propia vida, pero esto parece no importarle a nadie, solo a quienes deben pasar por la farmacia.

Estas enormes multinacionales que trafican con la vida y la muerte siguen llenándose de oro, mientras que millones de personas y niños mueren por falta de medicamentos, a los que no pueden acceder por los abusivos precios y la falta de recursos.

Una visión clarísima de este problema nos la da Roberto Álvarez Quiñones, su nota no tiene desperdicio y también nos muestras otras de las facetas del libre comercio para las américas (ALCA) y parte de las nefastas consecuencias que nos puede acarrear, entonces no es difícil asociar esto con la negativa de muchos países a firmar este compromiso.
"Por ejemplo, esta semana la organización no gubernamental Oxfan reveló en Madrid que aproximadamente 2,000 millones de personas no reciben el tratamiento médico necesario como consecuencia del elevado precio de los medicamentos y que 11 millones de niños mueren cada año por enfermedades curables". http://www.laopinion.com/columnist1/?rkey=00051104165333841063
Si al mundo no se le cae la cara de vergüenza por esto, es porque no tiene cara.

No es ningún secreto que los grandes intereses y negocios preocupan más que la pobreza, aunque de esta se nutre el libre comercio, detrás de la firma de cada convenio está la letra chica, de la que jamás nos enteramos, pero que seguramente no trae nada bueno.

Sin pobres no hay libre comercio, no podría subsistir y se caería por su propio peso, es como un panal, la abeja reina pone los huevos para fabricar obreras, mientras ella come lo mejor y las otras se matan trabajando por nada hasta que no resisten más y mueren.

El libre comercio tiene, por obligación, que fabricar pobres u obreras que trabajen por nada, para que las reinas de este gigantesco panal puedan seguir comiendo de lo mejor.

Lo demás es un cuento chino, como el de China, poderosísimo estado, militar y económico, monstruoso exportador de cuanta basura pueda pasar por nuestra imaginación, con una balanza favorable de miles de millones de dólares, pero donde la gran mayoría de su población son pobres o trabajan por unos míseros dólares o un plato de arroz, mientras el estado y la clase alta se agigantan y se llenan de dólares que jamás repartirán.

Es el Ogro comunista, pero ni gaucho ni cajetilla, y a la hora de rendir cuentas, si de derechos humanos hablamos, van a tener que dar muchas explicaciones, igual que los rusos y los EEUU, a pesar de sus derechas y sus izquierdas, son solo puntas de un mismo iceberg.

Pero se le sigue dando a Cuba, o la Venezuela de Chávez, porque ya es costumbre, y ahora tendrán más carne fresca para masticar, no tardará en caer un nuevo "demonio" dentro de la picadora de carne que muchos periodistas manejan, la Bolivia de Evo Morales, tampoco faltará algún iluminado que le ponga un nombrete ofensivo.

Esa pobre y valiente Bolivia indígena, masacrada, torturada y explotada desde la conquista hasta nuestros días, que siendo un gran, hermoso y rico país lo convirtieron en lo que es hoy, uno de los países más pobres del mundo, porque le robaron todo, hasta la cuerda de colgar la ropa, desde afuera y desde adentro.

En el grandioso y beneficiado Méjico del libre comercio con los EEUU, el del Fox que le vino ha hacer los mandados a Bush, sucede que en sus fronteras y tras el muro, son detenidas cerca de 3.500 personas por día que intentan irse para los EEUU, casi todos mejicanos, mientras que de estos, varios cientos de miles por año logran pasar, indocumentados o no.

Méjico también exporta pobreza, brazos baratos que los EEUU, aunque se quejan de la inmigración, usan y abusan en su propio beneficio con sueldos de miseria, pero que son mejores que los que ganarían en su país natal si es que consiguen trabajo.

Ya que según Fox, le va tan bien con el libre comercio con Norte América, ¿porque los mejicanos se van en cantidades industriales?

Y como habrán notado digo "Méjico" como verdaderamente se llama, "mexico" es la palabra en inglés del nombre de un gran país, al que hasta el apellido les robaron.
"La actual política de reforzar el control de fronteras ha fracasado en la misma medida que la suposición de que un acuerdo de libre comercio llevaría el bienestar a México" (51)
",& habría que reflexionar sobre las consecuencias negativas que tiene la actual política de EEUU. Así, la pérdida de puestos de trabajo en México por el TLCAN y la consecuente inmigración de mano de obra, crean un importante problema interno que en gran parte es el resultado de la política de EEUU"

Ver "Consecuencias para la política estadounidense hacia Latinoamérica" y "Exportación de la pobreza" http://www.nuevamayoria.com/ES/ANALISIS/instituciones/051122.html

El ALCA significa la entrega total e irrestricta de la soberanía de los países que acepten este adefesio bajo la falsa promesa de las inversiones y el aumento de las exportaciones hacia los EEUU, se puede y debemos negociar con ellos, pero bajo otros parámetros y condiciones. Esta asociación solo traerá, igual que en Méjico, más desocupación y pobreza.
http://latinoamericana.org/2005/textos/castellano/Bassegio.htm

¿Como terminamos con la pobreza y con los pobres?, el sistema no lo permite y por más que hablen y hablen y planifiquen sesudos proyectos contra la pobreza y se reúnan periódicamente inteligentes políticos para tratar el tema, no se llegará a ningún lado.

Se precisa glorificar la pobreza para ocultar la riqueza, espuma de mar, pompas de jabón, indiferencia total y negación absoluta de la vida, el ser humano y el razonamiento.

El pobre molesta pero es necesario, la humanidad no convive, compite, excluye, separa y se mata entre si, porque otra de las utilidades que se les encontró a los pobres es meterlos en un uniforme y mandarlos a morir peleando por las riquezas de otros, es otra de las formas que existen para mantener la pobreza controlada, porque en las guerras no mueren los ricos, solo los pobres.

Entonces tenemos también los ejércitos de pobres, para controlar a los pobres.

Resumiendo, la pobreza y la miseria es el combustible con que se nutre el motor del capitalismo y el libre comercio para existir, y así cubrir el ansia consumista de países como los Estados Unidos y los estómagos insaciables de las grandes transnacionales, también las clases sociales altas de otros.

Que el libre comercio trae riquezas y bienestar a los pueblos del mundo es la más burda mentira jamás inventada. Puede si, hacer estados ricos llenos de gente pobre.

Millones y millones de abejas obreras trabajando por nada, hasta morir, otras mirando desde afuera sin que las dejen entrar, y todo esto para que las reinas vivan cómodas en sus tronos.

En las llanuras africanas, donde el león es rey, está el pobre ciervo que a costa de su vida le proporciona el alimento, pero el león es sabio, si los exterminara se acabaría su alimento, entonces solo come lo necesario y los mantiene controlados, que no crezcan demasiado porque le quitan espacio y resultaría peligroso, pero que no disminuyan mucho para que no les falte comida, de eso se trata.

En el mundo hay muchos y sofisticados medios para controlar la pobreza, el hambre, las enfermedades y el analfabetismo son parte de esos métodos, la guerra también lo es y por eso existen.

De la misma manera que hacen los apicultores, cuando el enjambre esta viejo y no rinde lo exterminan.

Pobreza digitada y controlada al servicio del poder y la economía.

Es entonces cuando me pregunto adonde vamos; es entonces cuando me pregunto si todo se trata de derechas y de izquierdas; es entonces que me pregunto, si un gobierno o un país que pretende vivir y ser gobernado de otra manera no tiene derecho a hacerlo, o acaso se convertirán en monstruos apocalípticos, que robarán, secuestraran violaran, torturarán y matarán, ¿no podemos relacionarnos y comprendernos un poco mejor?

Debemos entender que lo de derechas e izquierdas es otro cuento chino y que la política bien entendida debe apuntar al bienestar de los pueblos de cada país y no a intereses espurios, sin importar como quieran llamarla.

Estoy cansado de leer y hasta sentir en cada letra el nauseabundo olor a sudor y veneno que emana por todos los poros de quienes son incapaces de ver y sentir un poco de amor por nuestra tierra, nuestro continente y nuestra gente.

Los mismos lameculos que solo ven enemigos y satanes en todo lo que se oponga a los sagrados designios de los Estados Unidos de Norte América.

Son incapaces de comprender la realidad de esta pobre América del Sur, conquistada, asesinada, usada, explotada, robada y vilipendiada por más de quinientos años.

Estos mismos incapaces son esclavos por voluntad propia, sometidos, sojuzgados, sin personalidad, sin dignidad, pidiendo limosnas, sin orgullo, trabajando de perros y lamiendo la mano del amo que los caga a palos a cambio de unas achuras para masticar o una casilla donde esconderse para sentirse protegidos.

"Si entre hermanos se pelean los devoran los de afuera" dijo Fierro, ahora no sigamos nosotros traicionando a Artigas o a Bolívar, ya bastante lo hicieron otros.

La historia no la escribirán los sometidos, la escribieron estos hombres, entonces, si no respetamos sus ideas y nos sentimos identificados con ellos, a que veneramos sus restos, les rendimos honores y depositamos flores en sus tumbas, y no me salgan con lo de "ahora son otros tiempos".

Lamentablemente sus gritos de libertad se perdieron en el espacio y el tiempo, hoy vagan entre las estrellas y llegan hasta nosotros como un susurro, para hablarnos de dignidad y amor a nuestra tierra.

América del Sur toda, lentamente va despertando de su largo letargo, delante está la luz, la razón y la vida por la vida misma, si no nos aferramos a la esperanza y luchamos por una vida más digna y solidaria, al final del camino solo nos espera el holocausto que terminará en la última curda&

"La curda que al final termine la función& corriéndole un telón al corazón"