Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 329 - Uruguay, 13 de marzo del 2009   
 

 
historia paralela
 

Visión Marítima

 
 
 
separador
AY PRESIDENTE!!!!!!!
Helena Arce
separador
Bailando por un voto
Raúl Seoane
separador
Honestamente, me harté!
La Ciudadana
separador
La democracia entre la propiedad privada y la cosa pública VI
Pablo Martín Pozzoni.
separador
  El Padre Mateo Méndez Paga los Platos Rotos
Beto Pignataro
separador
Cuatro años de gobierno
Jorge Azar Gómez
separador
Imposición peligrosa
R. Carmona-Borja
separador
Uruguay y el F.M.I.
Cr. Ricardo Puglia
separador
  El Plan Ceibal y su Talón de Aquiles
Dr. Marcelo Gioscia C.
separador
China: Gasto militar al alza
W. Daniel Gorosito P.
separador
De eso no se habla
Rodrigo Blás
separador
BQB, Arma mortal 1
Ricardo Garzón
separador
 

 
Marcelo Ostriga Trigo

Elecciones y democracia
por Marcelo Ostria Trigo (Perfil)

 
separador
   
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         En la historia de Bolivia no hay precedentes de tan frecuentes actos electorales como en los últimos tres años. Su excesiva repetición hizo que se trivialice este mecanismo de la democracia. Esto es preocupante porque “las elecciones constituyen el mecanismo de alumbramiento y sostenimiento del sistema democrático” (Fernando Tuesta Soldevilla, Director del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Católica del Perú), y porque no hay democracia sin elecciones. Más aún, “la democracia necesita elecciones” (Cayo Salinas, jurisconsulto boliviano).

         Sin embargo, “actualmente las autocracias electorales o autoritarismos electorales representan el tipo de régimen más difundido…” “Para controlar los resultados electorales, estos regímenes emplean una amplia gama de estrategias represivas y manipuladoras: la violación de derechos humanos, la restricción de la libertad de expresión, el debilitamiento del Parlamento, la desproporcionalidad o ventajismo electoral, el fraude comicial y la exclusión de partidos y candidatos de oposición. Los autoritarismos electorales no son democracias…” (José Antonio Crespo. Profesor/Investigador. Universidad Iberoamericana, México.)

         Lo anterior se aplica exactamente a la realidad boliviana.

         Lo que pareció auspicioso en diciembre de 2005, cuando en elecciones transparentes fue electo el presidente Evo Morales, se desvirtúa paulatinamente. El nuevo gobierno volvió a las andadas del pasado. Pero  hubo saludos desde el exterior por la madurez democrática del gobierno populista de Bolivia, y no faltaron las estrafalarias  felicitaciones de Hugo Chávez. Es más: las misiones electorales internacionales –especialmente de la OEA– se parcializaron ocultando tropelías. Recuérdese la justificación del “voto comunitario” y otras falsías del jefe de una anterior misión electoral de la OEA, Eduardo Stein, que mereció duras críticas por su cinismo.

         Luego, otras misiones internacionales vinieron advertidas de las torpezas electorales del gobierno. Precisamente, antes del último referendo constitucional, la jefa de la misión observadora de la Unión Europea, la diputada Renate Weber, expresó: “Estamos muy interesados en ver si la campaña es una campaña transparente y libre”. Muy pronto, la misión europea comprobó las distorsiones del Padrón Electoral. Y, al fin, recomendó que “que se sigan los estándares internacionales con respecto a la creación de un padrón electoral eficiente y transparente”. El diario La Razón de La Paz, informó que la misión de la Unión Europea estimaba “un plazo de ocho meses, es decir para diciembre…para que el (nuevo) padrón electoral preliminar sea puesto a disposición de la ciudadanía para su inspección pública, permitiendo a los electores confirmar la corrección de sus datos y su inclusión en el padrón”.

         El cambio en la percepción fue contundente: el padrón usado en el referendo constitucional es imperfecto, inconfiable y preparado para el engaño electoral. La insistencia de la misión de observación electoral de la Unión Europea en que debe prepararse uno nuevo en ocho meses, confirmó que el actual es el instrumento mayor del fraude. La Corte Nacional Electoral le hizo saber a la parlamentaria europea que “quiere, antes de las elecciones de diciembre, tener un padrón nuevo”. Pero muy pronto, el presidente de organismo electoral sle desdijo. El gobierno, así, no renuncia al fraude. Y todo al compás de la nueva constitución que ya es el marco de la nueva autocracia. 

         Aún en el supuesto de la mayoría del oficialismo, la jefa de la misión Renate Weber, sentenció: “La democracia no es la dictadura de la mayoría”.

» Arriba


© Marcelo Ostria Trigo para Informe Uruguay
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis