Año III - Nº 130 - Uruguay, 13 de mayo del 2005

 

 

 

 

Para este año se espera el estreno de la cuarta entrega
"Harry Potter y el cáliz de fuego", éxito literario y futuro cinematográfico
Por Juan Morena Gelabert

os fanáticos lectores del aprendiz de mago, Harry Potter, son cientos de miles, casi todos jóvenes y algún que otro "veterano" trasnochado, perdón, que quiere "mantener vivo a su niño interior". La inversión en la adaptación a la gran pantalla ya se encuentra asegurada.

J. K. Rowling

El mundo colegial de Hogwarts es el ámbito elegido por la autora de la saga "Harry Potter", J. K. Rowling, para que su famosísimo mago y sus principales amigos (y protagonistas literarios y ahora fílmicos), Ron Weasley y Hermione Granger tengan sus célebres aventuras.

La cuarta entrega
El trío de amigos y magos tienen catorce años, y el romance se huele en el aire; especialmente entre Harry y Cho Chang, una joven estudiante de la casa Ravenclaw (para los "extra-mundo" les diré que el mundo de Hogwarts, o de J. K. Rowling que es lo mismo, se divide en cuatro casas: Gryffindor, Slytherin, Ravenclaw y Hufflepuff). También el peligro se "huele en el aire" con el malvadísimo lord Voldemort, el cabecilla de los "chicos malos", tratando de lograr más poder y así destruir a su archienemigo jurado, Harry James Potter.

En este mundo en donde le bien y el mal está bien definido, en ese mundo maniqueo, se le suma un Campeonato Mundial de Quidditch, el deporte por excelencia en el "mundo mágico".

Un misterio

Realmente es "un misterio" el éxito de los libros. Muchos pueden alegar que se debe al mercadeo que se hizo en torno a los textos, el silencio hermético que gira entorno a cada edición pero, vamos, si a la gente no le gusta lo que ve o lee, los programas de espectáculos o los artículos titularán: "Desastroso estreno de superproducción...". La gente no es tonta, por suerte, puede elegir si ir al cine o tomar del anaquel esa determinada edición. No, hay algo más en torno a Harry Potter y su mundo mágico, que de la noche a la mañana, cual Cenicienta moderna, hizo a J. K. Rowling una multimillonaria.