Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 225
Uruguay, 16 demarzo del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
separador

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
1
Raúl Seoane

La cenicienta del sur
por Raúl Seoane

 
separador

            Llegó, negoció, se fue. El presidente norteamericano George W. Bush pasó por el Cono Sur seguido por tirios y troyanos, unos a favor o indiferentes por su visita y otros furibundamente en contra.

            Según información recogida en los diferentes medios entre seis mil y diez mil personas manifestaron en San Pablo contra la visita de Bush, a pesar de la gran campaña organizada por los diarios de izquierda. En Buenos Aires, el acto anti-Bush congregó veinte mil personas en un estadio que tiene capacidad para cuarenta mil, y en Montevideo los manifestantes no pasaron de veinte mil.

            Pero vayamos a los porcentajes. San Pablo tiene una población de veinte millones de almas, por lo que la protesta anti-Bush congregó únicamente al 0.05 % de los ciudadanos. En Buenos Aires y el Gran Buenos Aires viven aproximadamente entre quince y veinte millones de personas, y si llevamos a porcentajes la presencia en el acto del estado de Ferrocarril Oeste nos indica que el 0.13 % está en contra del presidente norteamericano. Sin embargo, el mayor porcentaje de ciudadanos contrarios se dio en Montevideo con un 1 % de la población.

            Estos porcentajes indicarían que, más allá de las lógicas discrepancias con la política internacional de Bush, las guerras de Irak, Afganistán y Libia, uruguayos y brasileros saben que una alianza con la principal potencia mundial es beneficiosa para sus respectivos países. Pero también refleja, en el caso argentino, de que “Mr. Vómito", el bolivariano Chávez, no es visto con buenos ojos por el pueblo hermano.

            Hay un detalle que me llamó mucho la atención de esta visita del presidente norteamericano al Cono Sur. En Brasil estuvo prácticamente un día, horas más horas menos, sin embargo su estadía en nuestro país fue de casi 48 horas, 36 para ser más precisos.

            Siendo nuestro socio del Mercobluff un país mucho más importante que Uruguay, ¿cuál es la razón de esta diferencia de tiempo en la visita? Algo se está tramando, y no es precisamente malo.

El Aislamiento Argentino

            Es increíble ver como un país pierde la credibilidad internacional de una forma tan rápida como lo que le está sucediendo a la Argentina durante los últimos meses.

            El acto anti-Bush organizado con la complicidad del herido -en su ego- presidente argentino concentró una multitud de tan sólo 20.000 personas en un estadio como el de Ferrocarril Oeste que tiene capacidad para 40.000.

Batlle asegura que USA le concedió un "cheque en blanco" a Uruguay
    Jorge Batlle, ex mandatario de Uruguay, deposita sus esperanzas en la relación entre USA y Uruguay y así lo hace notar en sus declaraciones.
    El ex presidente, autor de la lamentablemente conocida frase "los argentinos son todos chorros, del primero al último", sostuvo que hay que tener buenas relaciones con todo el mundo más allá de las discrepancias iddeológicas que se puedan tener.
    Hablando así sobre la relación que Uruguay debe mantener con USA, el ex presidente consideró que "la pelota está en campo uruguayo, porque el presidente Bush le dice al presidente de Uruguay que para lo que precise agarre el teléfono y se lo comunique". Así, el ex mandatario del Partido Colorado mostró su marcado interés en estrechar lazos con USA.
    "No cabe duda de lo que significa: si estamos interesados a volver a plantear el tema del TLC, el gobierno de Estados Unidos está dispuesto a llevarlo adelante rápidamente. Significa mucho más de lo que uno puede imaginar", dijo el político.
    Así, Batlle consideró que es una especie de "cheque en blanco" para el Uruguay que George Bush le haya dicho eso a Tabaré Vázquez.
    El ex mandatario uruguayo es el responsable de los permisos que se otorgaron a las empresas Botnia y ENCE para instalar las plantas pasteras en Fray Bentos, frente a las costas de Gualeguaychú. En este contexto, Batlle sugirió la idea de que el actual presidente en Uruguay, Tabaré Vázquez, podía pedir la intervención de USA en el asunto.
    "Aspiramos que Tabaré Vázquez le diga al presidente Bush que la cosa con Argentina está mal. Estados Unidos debe intervenir como lo hizo en el siglo pasado”, dijo.
    Sin embargo, tras el paso de Bush por Uruguay, lo que más resonó fueron las protestas contra el norteamericano (gentileza de la asociación entre el argentino grupo Quebracho) y el acercamiento casi definitivo hacia un TLC entre ambos países. Pero de las pasteras, nada.

            La indiferencia de Bush, Lula y Vázquez ante la presencia del mono bolivariano cruzando el charco, y del orgullo herido del presidente argentino, fue algo que nadie tuvo en cuenta, pero que quedó implícito en los actos que se realizaron.

            Tarde, el gobierno argentino comprendió que su actitud de permitir que Chávez realizara el acto en el país fue un gravísimo error, por lo que pocas horas después de finalizado el gobierno salió a despegarse. El canciller terrorista, Jorge Taiana, aseguró hoy que el "Gobierno no tiene nada que ver", en un primer intento para tratar de disimular el error cometido. Sin embargo desde el kirchnerismo se afirma, con cierta lógica: "George Bush no iba a incluir a la Argentina en su itinerario. Lo único que podíamos hacer era no dejarle a Lula da Silva y a Tabaré Vázquez todo el escenario, y lo logramos". Por lo tanto, hay satisfacción por lo que ocurrió, aún cuando se intente tomar distancia.

             “En general la reacción del mundo ante los argentinos es la misma que se tiene frente a un alcohólico, ahí están los argentinos otra vez, se portan bien 10 años, son serios, construyen y después pisan un corcho y hacen estos disparates”, dijo el ex vicecanciller argentino Andrés Cisneros, añadiendo que “Los que no vienen son los mandatarios más poderosos del mundo. El primer ministro de Japón, la segunda economía del mundo y enrome inversor en el mundo, nos salteó, fue a Uruguay, Brasil y Chile, no vino para acá. Lo mismo hizo Chirac”.

            A lo dicho por Cisneros debemos agregar a la presidenta de Finlandia que viajó a Montevideo, tenía previsto también tocar Buenos Aires, pero la situación interna de la Argentina le advirtió que cancelara el mismo y únicamente visitó Uruguay.

            Un párrafo del editorial del pasado domingo de Mariano Grondona en el diario La Nación, define claramente la opinión norteamericana con relación a la Argentina: Corrían los años iniciales de la década del sesenta, con Frondizi en Buenos Aires y Kennedy en Washington. Aquél quería mediar entre Kennedy y el flamante Castro. Me tocó en esa ocasión conversar con el historiador Arthur Schlesinger, quien asesoraba por entonces al presidente norteamericano. Traté de explicarle que su gobierno no debía sorprenderse ante la mediación de nuestro presidente porque era un esfuerzo, en última instancia, amigable. Schlesinger me propinó esta dura respuesta: "Contrariamente a lo que usted supone, la Argentina no nos sorprende. Ella ha sido siempre imprevisible. También lo es frente a la crisis cubana. Con Brasil y con México tenemos grandes diferencias, pero también sabemos que, cuando las papas queman, Brasil y México están . Contamos con ellos. La Argentina nos ha confirmado una y otra vez que, cuando las papas queman, no está ". (Ver artículo completo)

            A su vez, el periodista Joaquín Morales Solá escribía ese mismo día en La Nación que:  Su vocación aislacionista (refiriéndose a Kirchner) es cada vez mayor. En el año 2006, Kirchner tuvo sólo dos actos internacionales con agenda propia: la visita a Buenos Aires de la reina de Holanda y una visita oficial suya a Madrid. La única relación reincidente e infaltable es con Chávez. Con él ha hecho importantes acuerdos comerciales y esas cosas no están en discusión. El problema es que la falta de una clara diferenciación política por parte de Kirchner lo está emparentando demasiado con el Duce de Venezuela. Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes y Jorge Castañeda, entre otros intelectuales destacados de América latina, acaban de fusionar a los dos en un mismo haz político. (Ver artículo completo)

            El domingo pasado me fui a Google News con la curiosidad de saber cómo repercutió la noticia del acto anti-Bush en el mundo entero. Rápidamente tomé un porcentaje de las páginas en español que mencionaba el acto en alguno de sus artículos y me encontré con la siguiente sorpresa:            

Países

Porcentaje

Argentina

50,79%

Venezuela

25,40%

Internacionales

11,11%

Latinoamericanos

11,11%

Uruguay

1,59%

 
Se puede ver claramente que el acto anti-Bush fue ignorado por la gran mayoría de los países. Como era lógico suponer, la mayor repercusión fue en Argentina y Venezuela, pero en el resto de los países latinoamericanos únicamente un 11 % cubrió el espectáculo, y si nos vamos al mundo entero, también sólo un 11 % lo mencionó, lo que implica que, mediática y socialmente fue un fracaso.

            Es lamentable que un patotero descerebrado esté hundiendo a un gran país como Argentina en lo más profundo del abismo, y aquí no cabe ninguna duda de que el presidente argentino se encuentra condicionado por todos los “favores” recibidos de manos de “Mr. Vómito” Chávez. Las compras de bonos argentinos realizadas por el bolivariano, el salvataje de la empresa láctea Sancor, los acuerdos firmados recientemente no son regalos, el mono bananero siempre pide algo a cambio.

            La ineptitud como presidente del Gallotero Kirchner lo obligó a arrimarse a Chávez en busca del salvavidas monetario imprescindible para su continuación populista, pero está pagando un precio muy caro y los más importantes gobiernos mundiales le están dando la espalda. Esta caída de la credibilidad argentina va a costar mucho sacrificio para poder revertirla y las consecuencias pueden ser nefastas durante largos años para este país.

            Eduardo van der Kooy, editorialista del diario Clarín se pregunta: qué precio pagará Kirchner y pagará el país por hacer del desafío una costumbre política.

La cenicienta y el hada madrina

            Bush a Tabaré: "Si tienen un problema, levante el teléfono y llámeme".  Esta frase del presidente norteamericano fue confirmada por el ex presidente Jorge Batlle "Cualquier problema que tengan, ya le dije al Presidente: 'Agarren el teléfono y llámenme'".

            Mucho se puede colegir de este dicho de Bush, porque no nos olvidemos de que a mediados del siglo pasado cuando Uruguay tenía un muy fuerte enfrentamiento con el gobierno de Perón por el río Uruguay, se firmó con Estados Unidos un Tratado de Defensa Recíproca que aún se haya vigente. ¿Nos defenderá USA de una escalada violenta en el conflicto por las pasteras?, es muy probable.

            Los diarios argentinos e internacionales aseguran que nuestro país salió fortalecido de la reunión de los dos presidentes. No serán inmediatos los cambios que fueron conversados en esta reunión porque habrá que consolidarlos mediante acuerdos, pero esta frase de Bush marca un gran cambio en la concepción política que llevó al Frente al poder y refleja todo el potencial que Uruguay puede obtener si avanza en este nuevo camino.

            Es muy probable que los tiempos comiencen a cambiar. A pesar de la tozudez de muchos frenteamplistas el camino hacia un TLC con los Estados Unidos está abierto, falta recorrerlo pacientemente negociando lo que más le conviene a nuestro país, y en ese sentido confío mucho más en este gobierno de izquierda que en uno tradicional.

            Puede que no lleguemos a un TLC, pero lo que quedó bien en claro es que nuestro país sigue siendo amigo de los Estados Unidos, y de que Uruguay, la cenicienta del Mercobluff tiene una carroza de oro ofrecida por el presidente norteamericano, que se convierta en calabaza o no es potestad de nuestros actuales gobernantes.

1
 
pirnt
  mail  
up
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20