Miembro de
     
Año III - Nº 186
Uruguay, 16 de junio del 2006
Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

 

 

 
Un propósito de querer ser honesto conmigo mismo
por Carlos Alem
 

Querido y lejano Uruguay, es de mañana y pienso en Ti, mientras escucho los sonidos antiguos de una radio de Montevideo. Las canciones eran las mismas que mi vieja, escuchaba en aquel enorme mueble de sonidos, de madera y tela de tapicería, su marca; Splendid. Hoy ni la radio ni la vieja están, solo la fotografía en color sepia de la memoria, que entre mate y mate, entre canción y canción, hacen del pasado el presente. fui niño de "pantalón cortito" con la galleta criolla rompiéndome los bolsillos, antes era solo una galleta, hoy se llama " tentempié" o bocadillo, y por supuesto que es de panadería industrial, con aditivos, conservantes, antioxidantes y mil venenos más. Éramos de la generación de los "flacos" pocos amigos obesos había, claro que no existía la Play Station, lo nuestro era media rellena de aserrín y venga a correr detrás de ella

Hace 29, me emigraron, pensé que en cinco años todo cambiaría, yo podría volver junto a mis dos hijos y mi Señora. No pudo ser, pero siempre estaba "el año que viene" Pero fueron muchos "el año que viene"

En tanto nuestros hijos se adaptaban a una sociedad, a unas amistades, a un sistema de vida muy diferente al nuestra. En aquella época, la libertad, tanto la de transito como la económica, era una vida sin capuchas negras, sin camellos, salvo los del circo o el Zoo. Recuerdo que, ante la pregunta de las personas conocidas, o la familia que en aquel entonces aun tenía, ¿que, para cuando el regreso definitivo? Bueno, veremos para el año que viene, como se dan las cosas.

Y así pasaron los años, ¿volver? imposible, estar temporadas largas, tampoco. Para nosotros el tiempo nos ha castigado, tres veces. Volver con una realidad, de periódicos, de cartas, que nada tienen que ver con el "vivo y en directo". En una palabra; el desarraigo

En segundo lugar las inevitables ausencias, que poco a poco te van reduciendo el espacio, restándote puntos de referencia. Por último la edad, para volver a empezar de 0, y los miedos que ello conlleva

El primero, el desarraigo, creo que es el más duro, "el todo ha cambiado" (y aunque no lo aceptemos, el yo he cambiado) EL RECELO CON EL QUE TE TRATAN TUS AMIGOS, ESCARBANDO EN TI, A VER LO MALO QUE APARECE, PARA JUSTIFICAR DISTANCIAS. Esto último es lo que más daño hace.

Va un ejemplo. Tal como lo comenté al principio, yo crecí y me eduque en un barrio de emigrantes, gentes pobres y muy trabajadoras, tuve amigos con los que empecé el colegio, luego el segundo ciclo de enseñanza.

Militamos en política, en lo que cada uno creyó que era lo mejor. Unos murieron (los murieron), otros fueron a la cárcel, para el resto el exilio. Paso el tiempo y un día se produce el tan postergado reencuentro, ponernos al día en dos o tres horas de nuestras vidas. Al año un nuevo encuentro, este más frío y distante, a todo eso uno sin saber que es lo que pasa. Uno que más o menos se sabe la lección, no presume de nada, si tienes tres, hablas de solo uno, vas en vaqueros con zapatillas a medio uso, utilizas el "¿hacemos una parrillada tipo lluvia, como en los viejos tiempos?" En una palabra que no vean en ti al diferente, ni al nuevo rico (por aquello que afuera se patea una piedra y sale dinero, además los gallegos son tontos y nosotros listos), pero te llevas la sorpresa de que sin que te lo digan a la cara, alguien que se crió contigo, dice.-Carlitos viene tan seguido a Uruguay, para auto reafirmarse, frente a nosotros. ¡¡Cierra la puerta que nos vamos¡¡
Yo quedé con la barbilla, a ras del suelo. ¿Volver?, si, pero con pasaje de vuelta. ¿Quedarte?, mi experiencia me dice: No gracias

Mis hijos ya tienen su vida aquí, resuelta, mi "GPS" vital tiene ya el programa de aquí, 29 años son muchos años, pero más son las ausencias.

 
 
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No- 9739, dec 694/974 art. 1 inc A