Aguarde unos instantes...
hasta que cargue completamente la página y desaparezca esta imágen.

Año III - Nº 148 - Uruguay, 16 de setiembre del 2005

 
Menú de Navegación

Tangos reos y lunfardos
Daniel Melingo visitó Montevideo y presentó en Sala Zitarrosa su nuevo material: "Santa Milonga"
Crónica Mauricio Sejas
Fotografía: Laura Olivera


Por dos noches consecutivas Daniel Melingo, acompañado del poeta lunfardo Luis Alposta, se presentó en Sala Zitarrosa donde mostró su faceta tangera. Los días 6 y 7 de la pasada semana este cantautor hizo poner a más de uno la piel de gallina al cantar el tema "El violín de Becho" (filosofía de tránsito de Montevideo y Buenos Aires) de nuestro Alfredo Zitarrosa, y más de otro en polémica, como el ambiente de algún bar.

La vida es una historia clínica
Músico, cantante y compositor

Para algunos el nombre Daniel Melingo no les suena en absoluto, saben que hace algo pero no precisamente qué. Por lo general la respuesta más común es& ¿quién lo conoce? Es que en la mayoría de los casos, las bandas se caracterizan principalmente por la voz, y cuando el o los
vocalistas por algún motivo se separan, el resto de la banda desaparece. Es por eso que por estas latitudes no es muy conocido, sí, para aquellos amantes de la música, a los cuales les gusta indagar en la composición de sus integrantes y hasta saberlos de memoria.

Melingo, uno de los hitos del rock argentino de los ochenta, nació en 1957 y durante su vida fue miembro de los Abuelos de la Nada en el que tocaba el saxofón.

El pop y el new wave del grupo hacían que la fama surgiera "al patear una piedra", mientras las figuras de Miguel Abuelo y Andrés Calamaro tomaban la mayoría de los elogios y de los aplausos, Daniel sentía que tenía que hacer algo por sí mismo por lo que abandona a la banda para incorporarse a Los Twist. Junto a Pipo Cipolati pudo mostrar un poco más de sí, aunque no fue suficiente, antes de retirarse compondría uno de los temas más populares: "Cleopatra". Quién nunca escuchó este tema que decía: "Cleo, cleo, patra, la reina del Nilo. Cleo, Cleo, patra, la reina del twist&""&Cleopatra, cuál es tu tumba, tu tumba, tu tumba. Cleopatra, es tener todo Egipto a tus pies&"

Más tarde se va a España y crea "Lions in Love" en el que ocupa por primera vez la voz principal acompañado de su guitarra, grupo que no tuvo mayores condecoraciones, pero le sirvió de experiencia fuera de su país. A su regreso compondría un disco solista que no tendría mucho éxito por lo que el abandono del rock y del pop era inevitable. Después de esto es que decide sumergirse definitivamente en el tango. Primero fue conductor del programa "Mala Yunta" que se emitía por la señal Solo Tango, señal que hace poco desapareció de los cables de Montevideo, el cual invitaba a artistas de rock para cantar tangos de todas las épocas. De allí en más Daniel comenzó a disfrutar de otra manera el Tango y se dispuso a componer y a armar sus propios temas. Poco a poco se lo ha ido reconociendo por el público en esta su nueva faceta tanto en Argentina como en nuestro país. Es que el "Gotan" nunca pasa de moda y nos está siempre esperando, a una altura de nuestras vidas nos empieza a intrigar sus historias en cada una de las canciones, las composiciones, las voces y los instrumentos. A medida que pasa el tiempo nos damos cuenta que esos verdaderos himnos son historias de vidas, de amores y desengaños, de defectos y virtudes.

La poesía se hace canción
El Tango y la ironía de rockero

A los quince años su padrastro le regala un bandoneón o fuelle, de allí en más su curiosidad por el tango comienza a invadirlo. Su casa era una verdadera discoteca musical, sobresalían las colecciones completas de Gardel y de Rivero. De esta manera es que hoy día esa pasión que estaba escondida sale a relucir mostrando su faceta más arrabalera. El tango - canción lo muestra como un "reo y orillero" porque en sus canciones muestra historia de vida de personajes que siempre están en situaciones muy límites o muy comprometidas. La narración de los acontecimientos hace que las personas al escucharlo se introduzcan en historias vulgares pero serias a la misma vez.

"&la peina de cabeza y les deja su gotan&" (Luis Alposta en una de las presentaciones continuas, dándole lugar a Melingo para el canto).

La expansión de este género musical en estos últimos años, se hace sentir con Melingo. Él aporta sentimiento y rebeldía a sus canciones, el tango es una especie de boleto hacia un mundo paralelo al que vivimos, en donde el aire que se respira, es un placer que va más allá de lo material.

La noche y su recital

Todo estaba preparado para la ocasión. El escenario vacío invitaba a los artistas a que entraran en escena en cualquier momento. Se podía observar un contrabajo, dos guitarras criollas, un banquito de terciopelo rojo y varios micrófonos. De un momento a otro las figuras comenzaron a tomar sus puestos de trabajo, las luces mostraban las sombras de las personas y de repente, Luis Alposta se acerca con picardía a uno de los costados del escenario y comienza a recitar una historia de restoranes. Estos ofrecen a los clientes deben ser tratados como verdaderas joyas, debe sentirse como reyes. Los manjares deben ser de muy buena calidad, así como los vinos, los mozos y todo el personal. Al terminar con esta introducción Luis le da paso al dueño de la noche, Daniel Melingo. Entra con micrófono en mano, vestido al mejor estilo "gardeliano" y con esa pinta que solo los porteños son capaces de transmitir sin decir ni siquiera una palabra. Su voz ronca y áspera interpretó canciones propias así como también de otros grandes autores de este gran género musical. Entre los destacados de la noche se incluyeron: "El tango del vampiro" muestra la historia del legendario conde Drácula, que es asustado con luz solar, con ajos y con cruces para que no llegue a sus víctimas.

"&este es el tango que con voz ronca le canto a Lucy al salir del jonca, Lucy, mi Lucy, que no hay collares con que se oculten tus yugulares, desde hace siglos no siento el hambre y hoy solo quiero beber tu sangre&"

"El tango del avaro o amarrete" que vive pobre por temor a la pobreza, es devoto del codo y tiene un cocodrilo en el bolsillo, las operaciones que siempre realiza son las suma y la multiplicación, y la moneda es su mayor tesoro. Ya lo dijo Mc Pato: "peso ahorrado, es peso ganado".
"&la moneda es redonda para que ruede, pero también es chata para que quede&".

"El tango del Jack de Ripley más conocido como Jack el destripador "& el amor hacía las mujeres era en partes".

El espectáculo duró aproximadamente una hora y media, el artista con su humor irónico, nos sumergió en su mundo de historias que nos tocan muy de cerca. Cantó canciones de sus discos Ufa!, Tangos bajos y Santa Milonga.

Se atrevió a cantar sin micrófono por lo que su voz llegaba perfectamente a todos los presentes, además tocó una especie de flauta en varios temas.

"&Del barrio me voy, del barrio me fui, voy dejando atrás todo el arrabal de mi recuerdo&".
Con esta estrofa cantada por todo el público presente Daniel se despidió de la sala y así puso un final emotivo para todos aquellos amantes del tango.

Agradecemos a Majareta Producciones

Discografía
1995 - H2O
1998 - Tangos bajos
2003 - Ufa!
2005 - Santa Milonga