Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 260
Uruguay,  16 de noviembre del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

Buscar en el WWW Buscar en Informe Uruguay

ha

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
Helena Arce

Velarde González Nieto

por Helena Arce
 
separador
 
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

            Hoy después de hablar con la nuera de Velarde, ¿me pregunté como es que nunca escribí sobre él?

            No hace mucho escribí un artículo dedicado al Intendente de Durazno e invité a mis conciudadanos que conocieran a los políticos desde su órbita de ser humano, común a escribir sobre ellos.

            Claro a Velarde no lo tenemos ya más físicamente entre nosotros, el que hablemos bien o mal de él,  no le va a sumar ni restar  votos. Pero en definitiva, cuando aliento a hablar de los políticos desde su esfera privada, no es para ello, sino porque es menester que tengamos siempre presente que atrás de cada político siempre hay un ser humano.  No está más, entre nosotros, pero que bien nos hace recordarlo,   existieron personas como él y deben servir de ejemplo a las nuevas generaciones. Hoy que vemos las diarias casi, trifulcas sin sentido, agravios personales en nada menos que el seno de nuestros representantes. Me pregunto, ¿eso es lo que nos representa? Recordemos a la gente de bien, rescatemos sus figuras aun las de quienes ya no están entre nosotros. 

            Era político y era blanco, seguramente nos seguirán diciendo que hay mucho de blanco y/o sobre el Partido Nacional en nuestras páginas.

            Debo acotar que hemos pedido a personal y públicamente a los representantes y simpatizantes  de todos los partidos, a escribir en estas páginas. Quienes no están presentes es porque no han considerado oportuno hacerlo. De cualquier forma la invitación sigue en pie. También me permito hacer otra acotación recordando que no hace mucho defendí a capa y espada a un excelente ciudadano de Maldonado, como es su representante nacional el Dr. Darío Pérez.

            Pero este artículo es para hablar de Velarde, nuestro querido amigo. 

            No  me voy a referir a Velarde político, o si también, justo es decirlo el era considerado una excelente persona incluso por sus adversarios. Cuantas personas contaron con su silenciosa y amable ayuda, sin que a él le importase a quien esa persona votaba.

            Cuando ocupó el cargo de Director del Banco Hipotecario del Uruguay, no preguntaba de qué partido era quien iba a hacerle una consulta, un reclamo. El atendía a todos por igual, y si estaba en él,  la solución se daba.  Cuantos colorados frenteamplistas recuerdan con gratitud su apoyo. Y su mayor orgullo al ser Director, era recordar sus comienzos como portero de la citada institución, hacía ya muchísimos años.

            Sin embargo la solución debía ser por caminos correctos, no era afín a acomodos. Ni siquiera con los blancos. Recuerdo su indignación y su enojo cuando descubrió que un correligionario había estado pidiendo dinero para acercar a la gente a su despacho. No doy el nombre pues en aquel momento, él mismo me dijo que la persona por quien le había llegado la información,  le pidió expresamente que no lo hiciera.

            Aun recuerdo cuando a punto de acceder al fin a la tan ansiada posibilidad de comprar la vivienda propia, el costo de entrada excedía en U$S 1.000,oo, lo que nosotros teníamos. Siendo el Director del BHU en esos momentos, cuando se lo comenté, me dijo: “Helena busca la manera de conseguirlos porque yo no te voy a poder ayudar,  por tu bien” Me los prestó mi prima, a quien por supuesto en su momento se los devolví. Cuanto le agradecí en los años posteriores esa postura, nadie pudo reclamarnos jamás nada. Ese apartamento fue obtenido con todo el marco legal, sin acomodos de ninguna clase.

            Cuando fuimos a trabajar a Maldonado, mi primer trabajo me lo consiguió él, en su propia inmobiliaria, hasta que pudimos volar con  nuestras propias alas. En esa época el era un empresario privado, alejado de la actividad pública. Luego en el gobierno del Dr. Lacalle,  le fue solicitado que integrase el Directorio de dicho organismo.

Siempre luchó por el Partido Nacional, más exactamente dentro del Movimiento de Rocha, pero recuerdo incluso sus comentarios enojados ante alguna actitud que consideraba equivocada.

            Velarde fue una persona cabal, un caballero, íntegro y sereno. No se prestaba a juegos políticos si los consideraba equivocados.

            Recuerdo en sus últimas épocas cuando concurrió a casa a decirnos que firmáramos para presentar una lista para la postulación del Dr. Federico Casareto, nuestro hoy Diputado Departamental. Ante la buena gestión que está realizando, me doy cuenta como preveía el futuro. Posiblemente desde algún lugar el estará viendo los buenos resultados de su acertada propuesta.

            Siempre en su escritorio estaba la foto de una jovencita hermosísima, rubia, su primera  nieta.

            Cuantas veces fuimos a visitarlo, solo para escucharlo hablar, para aprender con sus historias.

            Hace varios años que nos abandonó, pero sigue vivo en nuestro recuerdo, en el de toda mi familia.

            Fue el primer amigo que tuvimos en Maldonado, quien nos enseño y nos encaminó a efectos que pudiésemos conocer a la gente, e integrarnos a esa comunidad. Una comunidad, la de Maldonado, que puede  ser muy difícil si uno no se mueve con inteligencia, serenidad, escapando a los fuegos de artificio.

            Una de los consejos  que más  recuerdo nos dijo fue: “No se dejen encandilar por las propuestas, ni se dejen llevar por las apariencias, hurguen mucho en la gente Acá hay mucho brillo, pero no todos esos brillos reflejan verdaderas luces, busquen la verdadera luz por atrás de los reflejos”. Esta advertencia nos marcó el rumbo.  Así pudimos integrarnos a ese mundo diferente que es Maldonado, pero caminando por la senda de los seres humanos, descubriendo amigos de verdad, y entendiendo que a muchas personas uno puede tratarlas, a veces no tiene más remedio, pero descubriendo a quienes irradiaban verdadera luz, por encima de los reflejos.

            Sabiendo ustedes lo que mi inolvidable padre  fue para mí, debo decirles que el apoyo y el cariño con que Velarde trató a esta  familia, en las buenas y en las malas, desde el punto de vista humano, con sus consejos, con sus advertencias, con su solidaridad nos hacía sentir por el un cariño casi filial. Respeto hacia su persona, cuyo recuerdo no nos abandona.

            Va a ser 8 años que nos dejó físicamente el próximo 3 de febrero, me comenta su nuera, mi querida amiga Wilma, que la Junta se apresta a hacerle un homenaje, si este se efectiviza, llevaremos a nuestro hijo, a acompañar dicho homenaje, en silencio desde un sitio donde simplemente estemos a su lado, sin ser notados. Pero presentes, por cuanto el representó para nosotros.
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer. Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
Estadisticas Gratis