Cargando la página...

Aguarde unos instantes...

Año III - Nº 135 - Uruguay, 17 de junio del 2005

 

 

 

 

INUNDACIONES
LAS AGUAS BAJAN TURBIAS

 

Por aquellos años el departamento vivía momentos especiales festejando por adelantado las perspectivas de una feliz culminación de la Operación Rocha que solucionaría definitivamente el "problema" planteado por sus extensos bañados.

Se ponía en marcha un ambicioso plan para recuperar más de 200.000 hectáreas de tierras inundables, poniéndolas al servicio del desarrollo turístico y agropecuario del departamento.

Canal 2 : Época de sequía.

A pocos kilómetros de la costa atlántica del departamento, considerada por técnicos extranjeros como el mayor escenario del área turística del país, se encontraban las extensas llanuras inundables que mantenían el título de "superficies inutilizadas".

Mucho se dijo sobre el "extraordinario" proyecto realizándose diversos foros y exposiciones tendientes a informar a la población sobre las bondades de estas obras que lograrían transformar en tierras de labranza estos permanentes manantiales.

Era la panacea salvadora y todos los medios titulaban con las extensas exposiciones que venían de la Cámara haciendo referencia a la desecación de los bañados y el aprovechamiento integral de la zona.

Todos nos embarcamos en la obra, pensando ingenuamente que se estaba organizando la explotación racional del departamento mediante planes adecuados que nos llevarían al desarrollo socio-económico que estábamos necesitando.

Si desde los albores de la humanidad el hombre había luchado permanentemente por la recuperación de tierras dominadas por el agua, como era posible que nuestros ingenieros no pudieran hacer lo mismo mediante la construcción de algunos canales destinados al drenaje de las aguas.

Había que sembrar canales a diestra y siniestra según las facilidades que ofreciera la zona. La consigna era canalizar los bañados y darles una salida al mar, sin tener en cuenta la fauna la flora y las especies silvestres que durante siglos han poblado los bañados de Rocha.

Varios años de drenaje profundizando canales o construyendo represas para los establecimientos arroceros fueron cambiando la fisonomía del departamento, sin tener en cuenta los controles que se deberían establecer en el futuro para evitar la contaminación de los cursos y el peligro de las inundaciones.

De esta manera los bañados de Rocha que habían sido considerados como un gran laboratorio de conservación ambiental por sus valores biológicos se fueron secando mediante la construcción de canales, represas y diques que integraron un proyecto de regularización hídrica que fue transformando lentamente el panorama departamental.

En el período comprendido entre 1979 -1989 se construyeron por parte del estado y algunos particulares el canal nº 2 con 78 kilómetros de longitud que atravesando los bañados desde el arroyo Quebracho desviaba las aguas hasta el océano atlántico. También se construye el canal Coronilla de 14 kilómetros para que las aguas del arroyo Coronilla desembocaran también en el Canal Nº 2 y posteriormente en el atlántico.

Sin embargo, es evidente que la naturaleza no estuvo de acuerdo con las transformaciones experimentadas por el hombre y en los últimos años ha generado con sus alteraciones climáticas, diversos daños a los productores que en su momento se sintieron beneficiados por las obras mencionadas. Campos inundados, evacuaciones, pérdidas de ganado, la falta de forrajes y la imposibilidad de preparar tierras para las próximas siembras son algunas de las secuelas que deberán enfrentar los productores en el invierno que se avecina.

LA SITUACION ACTUAL

Canal Andreoni: Una amenaza para el Balneario La Coronilla.

En las últimas horas ha trascendido que hay algunas personas evacuadas en Punta del Arrayan, Cebollatí y Barrancas, aunque todas ellas se encuentran en buenas condiciones de salud.

Por el momento tampoco se ha detectado una importante mortandad de ganado, señalando los productores que la problemática forrajera sigue siendo su mayor preocupación ante la proximidad del invierno.

Por su parte las autoridades del Comité Departamental de Emergencia permanecen en estado de alerta, preocupadas con la situación en caso de que se registren nuevas lluvias en el norte rochense. Se ha dispuesto además que un helicóptero y un avión de la Armada Nacional estén prontos para actuar en caso de ser necesario.

Los productores de la zona que han trabajado permanentemente en la recuperación de algunos canales señalaron a este corresponsal que se estaría cerrando la brecha entre las aguas que iban para Barrancas y el agua acumulada en los canales con motivo de las obras ilegales y que se están volcando hacia el canal Nº 1 y el de Andreoli.

Esta situación preocupa seriamente a los productores porque se sigue desbarrancando el canal, existiendo casas en peligro y sobre todo porque existe una demora llamativa sobre el comienzo de las obras que deberían realizarse para paliar esta situación.

Cabe señalar que el 6 de julio del 2004 el presidente de la República firmaba la aceptación de las obras para la regularización hídrica de la cuenca norte del departamento en lo que tiene que ver con el canal Andreoni que se realizaría en cuatro etapas.

El Cnel. Luis Baletta señaló a la prensa que "en enero de este año y cuando integrábamos una sub- comisión de Turismo para tratar este tema, fuimos con productores rurales y algunos abogados a Hidrografía con la finalidad específica de lograr que se diera prioridad para que el gobierno entrante lo incluyera en el presupuesto quinquenal. El 11 de mayo fuimos recibidos por el Sub Secretario de Turismo en forma personal, recabando la promesa de impulsar estas obras en el Plan Quinquenal. El día 9 del corriente logramos que la Cámara lo tratara en la hora previa a los efectos de de que los legisladores tomen conciencia de la realidad que estamos viviendo."

Por su parte el Intendente Departamental Dr. Moreira Graña que visitó la zona en los últimas horas manifestó que no "tenemos ninguna duda de que si hay lluvias abundantes, los problemas se van a reiterar aumentando las dificultades que ya padecen algunos productores. Entre las zonas más afectadas podemos señalar poblado Barrancas, Cebollatí y algunos establecimientos aledaños a la ciudad de Lascano, fundamentalmente Los Arrayanes en las proximidades del arroyo Quebracho. Las grandes precipitaciones registradas en la zona de India Muerta trajo aparejado este problema, aumentando la ruptura de uno de los muros del Canal Nº 2, inundando grandes extensiones de campos en la zona de Barrancas" - dijo finalmente el Intendente.