Año III - Nº 118 - Uruguay, 18 de febrero del 2005

 

 

 

 

 

QUE TEMPORADA!!! Capítulo 1
Por Helena Arce

El martes fui a La Barra, debía visitar unos clientes que debían pagar los BPS, estaban todos cerrados, dentro algunos empleados limpiando, comiendo, eran las 22.00.

Se terminó el turismo, se terminó la temporada. Y los lugareños se agarran la cabeza pensando: "Que invierno nos espera!"

Se trabajó los primeros 10 días de enero, luego la afluencia de turistas a los distintos comercios que ofrecen sus servicios bajó en picada, por ende la facturación de los comercios acompasó dicha baja. Resulta obvio que los empresarios debieron despedir personal, con el que esperaban contar toda la temporada, y la gente que esperaba tener trabajo toda la temporada, vio como este se esfumaba.

Existe la posibilidad cierta de que la otra gran actividad creadora de trabajo y por lo tanto impulsora de la economía, como es la construcción, tenga un auge este año. Inversores privados pidieron autorización para la construcción de varias torres. La gente renueva las esperanzas, la temporada fue un casi fiasco, pero puede haber trabajo en el invierno.

Sin embargo el futuro Ministro de Vivienda, se niega a ello, alentado por políticos locales movilizados por intereses electoreros.

Alegan motivos ambientalistas, sin embargo varias torres se han construido en lugares estratégicos sin que el paisaje, la belleza ni el desarrollo sustentable de Punta del Este como balneario turístico internacional y sus aledaños se hayan visto perturbados. En este momento los señores políticos juegan con el trabajo de la gente, sin ningún tipo de miramientos.

Yo tengo esperanzas en la actuación del próximo gobierno, comandado por el Dr. Tabaré Vázquez y el Cr. Danilo Astori, pero le pediría al Arq. Arana que antes de opinar sobre un departamento cuyas sucesivas intendencias han sido eficientes y eficaces, mire primero la gestión que ha realizado en la suya. Critican al Dr. Vázquez pues dejó la Intendencia con déficit, sin embargo durante su mandato hubieron obras, se remodelaron las plazas, se intentó reordenar el tránsito, se hizo campaña por la higiene. En cambio podemos recordar la gestión de la Intendencia de Arana (10 AÑOS QUE VENIAN DE AÑOS DE LA INTENDENCIA DEL DR: VAZQUEZ), durante la cual Montevideo, mi bello y hermoso Montevideo, retrocedió en el tiempo, está destrozado y los servicios son lamentables. Ni hablar de ser por lejos la Intendencia más cara de todo el país, donde no se escatima en cobrar impuestos impagables, no se han realizado prácticamente obras, ni se han conservado las anteriores, las pocas que se ha llevado a cabo, ha sido por concesión a privados y sin embargo paradójicamente con los impuestos más altos y la mitad de los contribuyentes de todo el Uruguay aportando en ella, resulta que deja un déficit impresionante.

Todo lo contrario ocurre y ha ocurrido históricamente en la Intendencia fernandina, los impuestos son muy poco gravosos para los contribuyentes, y los servicios que presta son excelentes.
Por ello llamamos a silencio al Arq, Arana quien debería intentar aprender a no opinar de lo que no sabe, aunque debiera.