Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 356 - Uruguay, 18 de setiembre del 2009   
 
 
 
 
historia paralela
 

Visión Marítima

 

La verdad es luz que no se oculta
por Aquiles Diggo

 
separador
   
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         Lacalle confía como confío yo y la mayoría de los uruguayos, en la salud mental del pueblo.

         Ni él ni muchos como yo creemos que casi dos siglos de trabajo, sudor y lágrimas de nuestros mayores sean dejados de lado por una tonta e ingenua ilusión popular: ¡esperar el milagro de que un individuo completamente vacío de méritos, señalado por sus actos como peligrosamente irresponsable, se convierta en un Mesías redentor!

         ¡Es creer que de un zapallo se convertirá en un celestial carruaje que nos llevará a un esplendoroso futuro!

         Lo que a nadie puede pasarle desapercibido es que de ganar el hombre ese, será el comunismo quien gobierne.

         Será el partido que anticipadamente izó la bandera de la hoz y el martillo en la plaza principal fernandina.

         Será el partido que subrepticiamente va entronizando en el mundo y en nuestro país el virus de la corrupción moral y la degradación del patriotismo en aras de prevalecer hegemónicamente en el mundo.

         Es lo que quisieron todos los imperialistas, todos los monstruos de la civilización.

         Es lo que querían antes, Hitler, Stalin, y quieren últimamente Castro o Chávez.

         Por eso hoy más que nunca debemos pensar en lo que José Artigas desde el bronce nos dice: “La cuestión es solo entre la libertad y el despotismo”

         ¡Pensad!

         Yo ya no tengo nada que perder.

         Estoy demasiado lejos de la tierra en que nací. Ya me he despojado de todo menos el sentimiento de que allá fui feliz.

         Casi que no debiera de meterme a decirles las cosas que digo.

         Si lo hago es porque Uruguay me duele y es parte de mi ser.

         Solo vuelvo a ser el que era cuando entro en las páginas de un diario o escucho voces de allá.

         ¡Ahora, me siento allí, entre ustedes, sintiendo en carne propia sus inquietudes!

         Cuando comento con mi hijo las noticias se me escapa el:

         - ¡Nos van a subir otra vez la electricidad!

         O: ¡Cerca de acá, en Belvedere mataron a un comerciante para robarlo!

         Como decía, yo ya he vivido.

         Comparado con cómo era mi situación en los últimos tiempos en mi tierra, acá estoy en el Paraíso. ¡Salgo tan tranquilo como si fuera un niño despreocupado de todo y de todos!

         ¡Es que la verdadera libertad es esa, la espiritual!

         La de poder vivir y amar en libertad para decidir, para pensar, opinar, creer o discrepar.

         Y está condicionada a la sociedad en que se vive.

         ¡Acá hay respeto, orden, familia y niños, muchos niños! y eso es síntoma innegable de libertad y amor.

         Por eso, no debiera escribir lo que escribo.

         Ya casi soy un extranjero hablándoles.

         Sé que hay gente bien intencionada entre ustedes. ¡Espero que sea la mayoría!

         Muchachos, orientales, hermanos míos, está pasando en Venezuela.

         Podrá pasar acá en Uruguay si no lo evitamos.

         Podrán como en el país que ya pertenece a Chávez cerrar radios, televisoras, periódicos e incluso encarcelar al que opine contra el gobierno.

         Podrán hacernos callar lo que pensamos que es verdad, pero eso demostrará lo cerca que se está de que alguien más fuerte que la arbitrariedad, también acalle a los censores.

         Eso es lo que siempre todo patriota ha querido proteger: LA LIBERTAD.

         ¡Y es algo muy frágil, fácilmente cometemos el error de creer en utopías y la quebramos…

         Y lo primero que hacen es amordazarnos.

         Se puede silenciar la voz de un hombre. Cosiéndole la boca con alambre o matándole.

          (¡Eso aunque parezca mentira, ha pasado en el Uruguay de la Historia Reciente!)

         ¡Pero no se puede esconder la verdad debajo de la cama!

         Alguien siempre la encuentra al barrer.

         ¡En todas las casas no falta quien barra!

Gentileza de: Uruguay Perdido para Informe Uruguay

Comentarios en este artículo

» Arriba

separador

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis