Miembro de
     
Año III - Nº 182
Uruguay, 19 de mayo del 2006
Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

 

 

 
Pragmatismo& ¿y después?
* Luis Tappa
 

Artigas decía que la causa de los pueblos no admite dilaciones, pues aquí es al revés, se posterga al pueblo en beneficio de las grandes multinacionales creyendo que estas van a traer soluciones mágicas, pero es mentira, aunque vengan por cientos, las soluciones para la gente nunca llegará y seguiremos vegetando. Opulencia para unos pocos y miseria para la mayoría, esto es lo que debemos esperar, no hay nada más.

El presidente estuvo recorriendo el mundo con la mano extendida como ciego en 18 para ver si encuentra alguien que esté dispuesto a venir a hacer algo en nuestro país, nosotros somos incapaces, unos verdaderos incapaces, si no nos traen algo de afuera no sabemos que hacer.
Igual que siempre todo lo esperamos de afuera, de los demás

La deuda que nos fue impuesta, es inmoral e ilegal, todos los uruguayos pagamos miles y miles de pesos, que salen de nuestras doloridas espaldas, en impuestos que van a parar al FMI, se nos saquea, se nos atropella y se nos coarta la vida para pagar una deuda que no contrajimos ni sabemos adonde fue a parar ese dinero ni lo que se hizo con él.

El gobierno está más preocupado por la imagen de buenos pagadores que por el bienestar de los uruguayos, pero se olvidan que con la imagen no vivimos, yo creo que es hora de invertir los papeles y darle prioridad a lo que la tiene de verdad, luego, si sobra, pagaremos y miraremos hacia fuera, pero primero lo primero, la caridad bien entendida comienza por casa.

Vamos a invertir en nosotros, pongamos el pueblo a trabajar y ganar esos sueldos decorosos que tanto ha promocionado el Presidente.

Este gobierno ha puesto la carreta delante de los bueyes, y así no es.

Solucionemos el tema de los asentamientos y saquemos a nuestros niños, viejos y familias enteras de la calle, parte el corazón ver esos seres humanos, con niños chicos, que han sido desalojados por no poder pagar y quedan viviendo a la intemperie sin encontrar otra solución a sus problemas que nos sea alguna frazada vieja que les tire alguien luego de un pedido de ayuda por televisión. El gobierno es insensible a estos problemas.

Protejamos nuestra industria e importemos lo que verdaderamente se necesita, como hace cualquier país civilizado, gastamos divisas en traer cuanta inmundicia se fabrica en China, adornos, artefactos, miles y miles de chucherías, ollas, sartenes, lámparas, ¡en fin! una lista interminable de basura, llenaría páginas y páginas para nombrarlas a todas, ¡Hay que ver los escaparates de los comercios!, miles de cosas que nosotros podríamos hacer, si quisiéramos, estos productos si no serán más baratos, por lo menos serán mejores y habrá mano de obra ocupada.

Aquí nomás, a dos metros de mi casa hay un depósito de medias y ropa interior de una conocida marca brasilera, todas las semanas vienen un par de gigantescos camiones desde Brasil trayendo la mercadería, trabajan los dueños y dos empleados, dos, solo dos, que son quienes manejan la camioneta con la que hacen los repartos a los comercios, la principal herramienta de trabajo es la computadora, por intermedio de la cual hacen los negocios, lo otro que precisan es un gran local para estibar la mercadería.

¿Como esto? mil cosas más.

¿Nosotros no podemos fabricar medias y ropa interior? ¡Pero si siempre lo hicimos! ¿Por qué ahora no?

¿Acaso no tuvimos una enorme industria del calzado? ¿Por qué debemos importar ahora? Y si se trae de afuera que se proteja nuestra industria local, pero no con subsidios, con impuestos a lo que se importe y compita con lo nuestro, el que quiere zapatos importados que los pague.
Si tenemos que subsidiar las exportaciones para poder competir que se haga, todos los países del mundo lo hacen.

Así es todo en este país, el negocio es importar, no trabajar, no producir, es más fácil traer hecho de afuera que montar una fábrica, dar ocupación y producir nosotros.

Lo que no tenemos o no podemos hacer por falta de tecnología que se importe, si es materia prima para trabajar, libre de impuestos, si son artículos de lujo, altos impuestos.

Tabaré pierde popularidad, ¿Eso, acaso no es un signo de que algo no le está gustando al pueblo? ¿Es tan difícil darse cuenta que vamos por el rumbo equivocado?

Sigo opinando que primero hay que atender los problemas que tenemos en casa, darle un alivio a la gente, algo para que vayan "haciendo muela", un afloje& ¡por favor!

No hace mucho el Ministro Astori, salio loco de contento a la prensa a contarnos, como, al pagar por adelantado los intereses de la deuda nos ahorramos 3 millones de dólares, bueno, que se empleen esos tres millones en hacer obras para los uruguayo, comiencen la construcción de viviendas para darles un techo a la gente y los niños de la calle, o para erradicar los cantegriles, no es necesario viviendas de lujo, casas elementales y la formación de barrios donde esa gente pueda vivir con un poco más de decoro. Con la erradicación de esos basurales ganaremos en limpieza, imagen y principalmente en salud, porque son un foco de enfermedades y un atropello a la dignidad humana.

Donde quedaron sus promesas y su sentido de la solidaridad Dr. Vázquez, ahora dígame por favor que es lo que tenemos que festejar, ¿Qué vamos a gastar millones de dólares en viajes, abogados, y largísimos pleitos para defender las plantas de celulosa? Dinero que pagaremos nosotros, el pueblo, y nunca recuperaremos.

El hospital de clínicas, que el Dr. Jorge Batlle decía que habría que bombardear, ¿les parece que no lo necesitamos?

Nunca hubo dinero para la salud pública, ni para darles techo a los necesitados, (sería bueno que le dieran una leída a la Constitución de la República) pero gobiernos anteriores gastaron cientos de millones de dólares en ese mamotreto de la Torre de las Comunicaciones, ¿No les parece Orientales que en un país pobre como el nuestro tenemos otras prioridades para invertir dinero que nos pueda dar mejores resultados?

Tampoco hay dinero para mejorar los sistemas de enseñanza.

Entonces, adonde apunta la política de este y otros gobiernos que pasaron, o puedan venir, ¿lo único que se nos ocurre son las multinacionales y la inversión extranjera? ¿Es que somos unos perfectos inútiles? si no vienen a tirarnos con algo desde afuera parece que no sabemos que hacer.

Además les puedo asegurar que pueden venir miles de grupos económicos a instalarse en el Uruguay, pero la miseria seguirá siendo la misma y seguirá habiendo niños en la calle, existiendo los cantegriles y marginados, no les quepa duda, porque ellos no entran en los cálculos ni están comprendidos en ningún proyecto, por más que se hable de erradicar la pobreza, sueldos decorosos y bla bla bla.

La prueba la tienen con la Argentina de Menem, vendió o privatizó todo, no se salvaron ni las cloacas, trajo mil empresas extranjeras, pero la pobreza fue en aumento y los radiados de la sociedad aumentaron hasta adquirir carácter de catástrofe, se declaró amigo y aliado de Estados Unidos, fue la época que se la denominaba, satíricamente, como de relaciones carnales, ¿recuerdan? ¿Eso es lo que esperamos de la inversión extranjera y queremos para nuestro país?

¿Que clase de socialismo es el que plantean estos gobiernos? Y digo "estos" porque son todos iguales sin importar el color, ¿El de socializar las pérdidas y las deudas?, porque las ganancias se las llevan unos pocos.

Ese proyecto impositivo que planean llevar adelante con el Ministro de Economía, no se lo vota ni la gente de su propio partido, es tan ridículo como inútil, para ser honesto, es solo un engaño, solo le cambiarán de nombre a algún impuesto, otros los trasladarán de lugar y nos agregarán más.

Es curioso, pero hablando sobre nuestro presidente, con un amigo, muy blanco él, este me lo definió a Vázquez como pragmático, en mi opinión, muy personal por cierto lo definiría más como un pragmático-semántico. Aunque la expresión viene de algunas conductas conflictivas que se pueden presentar en algunos niños, bien lo podemos aplicar, como ejemplo, a algunas conductas de los mayores.

Aquí pasa lo mismo, nos peleamos con el vecino y corremos presurosos a prendernos de los pantalones de papá, como no conocemos otra cosa, ni sabemos defendernos creemos que ahí está la salvación, esa es nuestra verdad.

Esto sucede cuando un niño se aferra desesperadamente a lo que conocen, a lo que cree real, lo que le parece que deberá suceder lógicamente.

Con toda honestidad pido disculpas al Sr. Presidente de nuestra nación, nada más lejos de mi intención que faltarle el respeto o poner en duda su inteligencia ni su capacidad intelectual, lo dicho es solo a título comparativo de lo que aquí estoy tratando.

Se piensa que la verdad es lo útil, o lo útil es la verdad, pero lo que para una persona es una verdad útil par otros son mentiras inútiles, ¿Cuál es la verdad y quien el pragmático?

El pragmatismo es una filosofía que asocia lo verdadero con lo útil, o da por sentado que lo útil es verdadero ¿pero podemos asociar esta concepción filosófica con la política? según algunas citas leídas por ahí la política es el arte de mentir. También todos podemos ser pragmáticos porque cada uno tiene su verdad útil, distinta de una útil verdad que puedan tener otros, pero todo esto es hipotético.

El pragmatismo llevó al mundo a creer y repetir todas las mentiras de Mr. Bush acerca de los acontecimientos de 11/S y del fabuloso y enorme avión invisible que cayó en el Pentágono.

El pragmatismo llevó al mundo a creer y repetir que Lee Harvey Oswald mató a John F. Kennedy.

El pragmatismo llevó al mundo a creer y repetir lo de las armas de destrucción masiva en Irak y permitir que se masacrara a un pueblo.

El pragmatismo parece que nos hace creer que un TLC con los EEUU será la panacea para nuestro país.

Pragmatismo, palabra abominable, si las hay.

Sobre pragmatismos

"En los casos citados, está claro que hay una concepción del pragmatismo que es rechazada, a saber, la doctrina que identifica lo verdadero con lo útil. Pero también está claro que se reconoce una aproximación a dicha concepción. Cabría preguntarse, entonces que es lo más propio del pragmatismo, que hace plausible una ampliación del concepto a otras maneras de filosofar, como la de Austin, la de Wittgenstein, o la de Heidegger. Podría pensarse que para una respuesta a esta cuestión sería necesario examinar las corrientes de pensamiento que se reconocen expresamente como pragmatistas. Pero esta tarea parece en principio muy difícil, si no imposible, a juzgar por lo que dice Angel Manuel Faerna al respecto, a partir de los autores que son reconocidos históricamente como pragmatistas: Charles Sanders Peirce y William James: "Entre sus rasgos más característicos está la gran variedad de forma y fórmulas en que progresivamente fue tomando cuerpo, lo que hace difícil definir con precisión sus contornos"6. Ello lleva a que no haya un criterio unitario que permita reconocer qué filosofías son propiamente pragmatistas, lo que torna inútil el término: "Así se explica también que el adjetivo 'pragmatista' sea hoy de dudosa utilidad para definir a un filósofo o para tipificar una idea: lo que puede ser calificado de esa manera es a estas alturas tan heterogéneo -y a veces tan extraño al pragmatismo original, con toda su borrosidad- que el término casi puede darse por definitivamente perdido"
Fuente: http://www.unav.es/gep/MirkoSkarica.html

"Hay que ser pragmático. Esta frase se repite hasta la saciedad. En cada reunión, foro o conferencia, se aduce al pragmatismo para acallar las voces disidentes. Su uso cotidiano anuncia un mundo menos conflictivo. Declamarse del pragmatismo pasa a ser sinónimo de tener la cabeza sobre los pies y actuar sensatamente. Nada hay más gratificante. Es un salvoconducto que abre las puertas del poder. Si además se quiere descalificar el uso crítico de la razón basta con llamar utópicos a sus defensores y uno mismo identificarse como pragmático: todo solucionado.

Con estos consejos es posible entender, en parte, la fuente de la cual se nutren los gobiernos post dictaduras en América Latina, España y Portugal a la hora de aplicar políticas. También facilita entender el principio de actuación de los principales dirigentes políticos que hoy gobiernan el mundo. Se trata de olvidar y perdonar. Afganistán, Irak, Palestina son el resultado directo de esta visión pragmática que impera en el proceso de toma de decisiones. Borrón y cuenta nueva. En aras del pragmatismo se firman y se legitiman actos de injusticia irreparables y se justifican crímenes de lesa humanidad. Sin una explicación ético-política todo se reduce a ser pragmáticos"

Fuente: http://www.rebelion.org/opinion/031201mr.htm

Pragmatismo

Hay quien cruza el bosque y sólo ve leña para el fuego. (O para pasta de celulosa)
León Tolstoi (1828-1910) Escritor ruso.

En resumidas cuentas, una fea palabra, inaplicable e incomprensible, no debiéramos usarla y menos para justificar cosas que a veces no comprendemos, obviar verdades y aceptar mentiras.

Entonces yo debería decir& -Si usted no está de acuerdo con mi pragmatismo, lo siento, lo suyo son utopías-

¿Les parece bien?

 
 
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No- 9739, dec 694/974 art. 1 inc A