Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
Google Buscar en la

 
Año V Nro. 317 - Uruguay, 19 de diciembre del 2008   
 

 
historia paralela
 

Visión Marítima

 
Nelson Maica C.

Conflictos ideológicos 2
por Nelson Maica C. (Perfil)

 
separador
   
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

         ¿Socialistas, comunistas, colectivistas no marxistas? ¿Los hay en Venezuela? Parece que existen y que se sustentan en una sorprendente mezcla de ideas, incluso, antagónicas. La mayoría de esas ideas les vienen del propio Marxismo y variantes; otras “ancestrales”; del Fabianismo Británico; “de enseñanzas históricas”; del Mercantilismo; de la Escuela Histórica Prusiana; de diversas religiones, etc., etc. Aparentemente concurrieron en el siglo XIX, posterior al mercantilismo que data del siglo XVII.

         En algunos casos y circunstancias, por ejemplo, han sido partidarios del marxismo revolucionario en cuanto a la toma del poder por la vía violenta para imponer el gobierno proletario y “liquidar” el gobierno burgués. Su lealtad es para su líder, jefe y dictador, incluso, para intervenir en otros países e imponer su credo. Ejemplo a la vista: la isla caribeña ejemplo vivo del socialismo, comunismo, colectivismo con una variante, rara, un rey comunista, un califato.

         En otros casos y circunstancias, se han mostrado y muestran, en su mayoría, moderados y eclécticos con relación a las tesis de K Mark, aunque, por debajo de la mesa, simpatizan con los objetivos materiales y los métodos de los otrora bolcheviques y critican algunos actos del movimiento revolucionario. Expresan desacuerdo con los métodos dictatoriales del régimen, por ejemplo cubano, chino, coreano, libio, venezolano, etc.; también contra el anti cristianismo y su predica destructiva hacia las religiones y sus clérigos; igualmente condenan su “concha”, su exclusivismo, su aislamiento, su “grupismo”.

         En oportunidades se observo que mientras los Sóviets “liquidaban” a los burgueses exclusivamente, ellos no dijeron ni esta boca es mía; pero si hablaron y protestaron airadamente cuando empezó y se materializo la liquidación de los kulaks, cuando hubo la purga contra los marxistas rusos, contra los artistas, contra ciertos intelectuales y cuando percibieron que podían estar en peligro. También se ha observado que identifican, entre ellos, “tendencias” o “alas” o “grupos” con ciertas denominaciones como “ortodoxos”, “moderados” y se enrostran inconsistencias lógicas, corrupción moral, cobardía, insinceridad, etc.

         Parece que algunos piensan en la posibilidad de llegar a la felicidad gradualmente, por reformas sociales que poco a poco transformen el capitalismo en socialismo, comunismo, colectivismo. Hacen hincapié en que sus propósitos no son destruir, sino por el contrario, conservar el sistema de libre empresa, cuyos días estarían contados si no se reforma y mejora.

         Y en cuanto al tema de la intervención total del estado en el área económica privada, eliminándola, es conveniente, también, recordar, que hay suficiente literatura y ejemplos vivos que nos ilustran. Se ha demostrado que casi todas las medidas intervencionistas producen consecuencias que, desde el punto de vista de los gobiernos y partidos que recurren a ellas, han sido desastrosas, resultan, casi siempre, peores que todas las anteriores a su adopción. Esa es la historia. Aquí la hemos vivido desde 1958 con el supuesto “capitalismo de estado” y las privatizaciones. Ahora volvemos para atrás, como el cangrejo y con otro argumento que, en el fondo, es el mismo: socialismo, comunismo, colectivismo.

         Manifiestan que hay necesidad de regular los precios de las mercancías, los salarios, las tasas de interés, etc., así sucesivamente, cada día tendrán que agregar más y más reglas a sus medidas iniciales, hasta que todo el sistema de la economía de mercado haya sido reemplazado por la planificación, por su socialismo, comunismo, colectivismo. Regular y controlar todo. Da la impresión que cada una de estas “tendencias”, casi siempre con un “profesor” o “doctor” a la cabeza y un “ideólogo asesor” extranjero al lado, tiene su propia variedad o tesis o consideración del planteamiento y tiene mucho interés en exhibir los defectos de cada una de las demás modalidades, dando la impresión de toda una gama de rivalidades.

         Y, a pesar de todo, las doctrinas que se encuentran en el fondo de cada “tendencia”, así como sus contradicciones y males que ellos mismos denuncian, son incuestionablemente achacados al capitalismo, al imperialismo, al neoliberalismo. Todo desemboca allí. Lo peor es que algunas personas las aceptan sin discusión, sin refutar, como si no hay opciones. Desconocemos, en estos momentos, cual es la versión que se da de esas teorías en las cátedras nuevas, recién creadas, universitarias venezolanas. Ojala, por lo menos, se discutan. No observo que las nuevas generaciones aborden abiertamente este tema.

         ¿Se distinguen fácilmente los seguidores del socialismo, comunismo, colectivismo sin Marx, en este País? ¿Se distinguen fácilmente los seguidores del socialismo, comunismo, colectivismo sin el nuevo ideólogo Chávez, en este País? Es posible, el lujo exhibido, el dinero mal habido, el nuevo riquismo es difícil de ocultar. ¿Se distinguen dentro del “proceso”? ¿Se distinguen en la AN? ¿Quiénes son? ¿Dónde están? ¿Cómo se manifiestan? ¿Seria interesante y conveniente conocerlos, mostrar sus rostros? ¿Cuándo se les revoca? ¿El pueblo puede pedir una enmienda para que renuncie si pierde un referéndum sobre cualquier materia? Seguimos en el próximo.

“El pacifismo completo e incondicional equivale a una rendición incondicional ante los tiranos mas despiadados”, Ludwig Heinrich Edler von Mises, 1881-1973, Polonia-Ucrania, Economista y filosofo social.

Caracas, Venezuela, 13/01/07. 09/12/08.

Comentarios en este artículo

» Arriba


© Nelson Maica C. para Informe Uruguay
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis