Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 230
Uruguay, 20 de abril del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
separador

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
1
Raúl Seoane

Energizer... una pila de egos
por Raúl Seoane

 
separador

            Doce mandatarios perdieron lastimosamente su tiempo en una Cumbre Energética Venezolana únicamente para cambiarle el nombre a la Comunidad Sudamericana de Naciones, engendro inventado por el argentino Eduardo Duhalde, y comenzar a llamarla Unasur.

            Llama mucho la atención que presidentes de la talla de Michelle Bachelet, Luiz Inacio Lula da Silva, Alvaro Uribe o Nicanor Duarte Frutos, se hayan prestado a un nuevo circo del dictador venezolano que fue organizado únicamente para “mojarle la oreja” al norteamericano George W. Bush.

            En esta Cumbre Energética se estaban jugando dos pulseadas. La primera de ella entre Kirchner y Chávez contra Bush y Lula por el tema de los biocombustibles, y por otro lado entre Chávez y Lula por el liderazgo y la conducción de Latinoamérica.

            La visita del presidente norteamericano a Brasilia y su propuesta de firmar un acuerdo para la provisión de etanol brasilero a Estados Unidos fue una excelente estrategia para desarticular al dictador venezolano, y que está dando sus buenos resultados.

            A Chávez se le clavó una espina en el corazón y no puede quitársela, porque su principal estrategia era utilizar el petróleo venezolano para acumular poder en la región y poder disputárselo a Itamaraty, pero la estrategia de Bush con la producción de biocombustibles le patea el tablero y lo deja descolocado.

            A su vez, el Fuhrer argentino Néstor “Gallotero” Kirchner tiene dos espinas clavadas. El desaire del presidente norteamericano que no pegó un salto al charco cuando visitó Montevideo, y el que no le haya realizado a la Argentina la misma propuesta que a Brasil, siendo que “Argentina es el granero del mundo”.

            Desde un primer momento el mono bananero bolivariano quiso politizar el Mercosur y se encontró con una barrera infranqueable de Brasil, Uruguay y Paraguay, porque el Fuhrer argentino es un “sí Chavito”. Sin embargo, Chávez sigue buscándole la vuelta e hizo hoy un llamado a "trascender" los mecanismos tradicionales de integración en la región, como la Comunidad Andina (CAN) y el Mercado Común del Sur (Mercosur). "Tanto la CAN como el Mercosur son mecanismos netamente comerciales, por lo que hay que trascender de esos mecanismos"

            En su locura totalitaria, Chávez dijo que UNASUR funcionará con una secretaría permanente en la ciudad de Quito, Ecuador, y tendrá entre sus metas la de "incorporar a las corrientes sociales de nuestros pueblos" a la integración regional, sin entender que los problemas de la región no pasan por la regionalización, ya que lo único que se puede regionalizar, en muchos países latinoamericanos, es la pobreza, que no se va a combatir con gobiernos populistas sino con gobiernos con ideas, propuestas y que se atrevan a generar innovaciones y trabajo.

La locura contagia

            Es tanta la locura desatada por Chávez y tan grande la estupidez de ciertos mandatarios sudamericanos que Venezuela, Argentina y Bolivia crearon la OPEP del Gas, mientras los demás países le dieron la espalda.

            "La propuesta es que la Organización de Países Productores y Exportadores de Sudamérica (Oppegasur), que por el momento integran Venezuela, Argentina y Bolivia, se amplíe a otros países productores", explicó el martes el ministro boliviano de Hidrocarburos, a lo que retrucó el ministro de Energía brasileño, Silas Rondeau: "Ellos propusieron la creación de una OPEP del gas, yo dije que en principio no estaba de acuerdo con una segregación de los productores del gas contra los consumidores"

            Un especialista en temas de gas y petróleo, aseguró que "crear una OPEP del gas sólo con países de la región no tiene ningún tipo de sentido" ya que solo Venezuela tiene reservas de gas -que no son de gas libre sino extraído del crudo. "Brasil, Bolivia y Argentina tienen similares niveles de reserva, con lo cual estamos creando una OPEP de cuatro países cuando en realidad solo uno tiene probadas reservas, es decir que se arma una megaestructura por 10 años o menos tiempo”

            A su vez, con las políticas de privatizaciones emprendidas por los malos consejos del dictador venezolano, Bolivia no tiene capacidad suficiente ni para proveer gas a la Argentina, y éste país, con el congelamiento populista de los precios del gas y el petróleo, no tiene prospección de hidrocarburos y no la va a tener por muchos años.

            Indudablemente la locura populista es contagiosa, y el dictador venezolano, Hugo “Mr. Vómito” Chávez está logrando dividir en dos partes a América Latina. Por un lado Venezuela con Argentina, Bolivia y Ecuador, únicos países que siguen los mandamientos del mono bolivariano, y por el otro Brasil, Uruguay, Chile, Paraguay, Perú y Colombia.

            No me cabe la menor duda de que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, modificó el sabio refrán que dice “El ladrón cree que todos son de su misma condición”, por “El idiota cree que todos los presidentes son de su misma condición”, y encontró algunos.

Los biocombustibles

            El odio de Chávez hacia el presidente norteamericano es tan grande, que le hizo pisar el palito sin que nadie lo empujara y arremetió contra los biocombustibles sin darse cuenta, o no, que se ponía en contra de su novel socio en el Mercobluff, Brasil, por lo que en esta Cumbre Energética, el bolivariano tuvo que recular otra vez como lo hiciera en el conflicto entre Bolivia y Brasil por el suministro de gas.

           "Discrepo radicalmente con Fidel Castro, sin duda. Hay que racionalizar la explotación de tierras para armonizar una cosa y otra, como alternativa a los combustibles fósiles y también para producir alimentos" aseguró Tabaré Vázquez según un despacho de la agencia periodística Europa Press.

            “La producción de etanol no significa que dejaremos de producir alimentos en Brasil. Nuestro país es una gran potencia alimenticia, en la actualidad tan sólo usamos 1% de tierras arables y con la producción de etanol estaremos usando cerca de 2%”, aseguró el asesor para asuntos internacionales de Brasil, Marco Aurelio García.

            Como se puede apreciar, el mono bananero bolivariano tuvo que pegar un frenazo que dejó las huellas marcadas en el pavimento. Pero llegados a este punto hay que aclarar que los biocombustibles jamás podrán sustituir al petróleo y al gas, porque no existe en el mundo la tierra disponible para plantar la cantidad necesaria de granos para esa sustitución.

            Los biocombustibles son una alternativa que deben manejar exclusivamente los propios países interesados en su producción, ya que mezclándolos con los combustibles tradicionales permiten un ahorro muy importante de divisas y a su vez generan fuentes de trabajo, pero NO SON el sustituto del petróleo.

           En un futuro muy cercano vamos a ver vehículos propulsados por una mezcla de gasoil y biodiesel, aunque el biodiesel puede ser utilizado puro y sin mezclas. Otros serán con etanol y nafta, otros con nafta y electricidad, lo que se llama vehículo híbrido, otros híbridos con energía solar y combustible tradicional y algunos experimentando con la propulsión a hidrógeno.

            El problema, más que el ambientalismo y el supuesto calentamiento global, es estirar los combustibles fósiles para alargar el tiempo en que estos se vayan a agotar.

            Dos últimas reflexiones para finalizar:

- Muy sabias las decisiones de Tabaré Vázquez y de Alan García de no prestarse al circo populista del bolivariano y no concurrir a la Cumbre Energética Sudamericana.
- En su sabiduría chabacana, ordinaria, popular, el Ministro José “Pepe” Mujica, antes de que terminara la Cumbre pronosticó su desenlace diciendo: "Es una discusión boluda... Estamos discutiendo pavadas"

1
 
pirnt
  mail  
up
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20