Miembro de
Proyect Sindicate apdu
       
 
separador                                          Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
              
     
Google Buscar en la

 
No preguntes lo que tu país te puede dar, sino lo que tú puedes darle a él. 
Año V Nro. 391 - Uruguay, 21 de mayo del 2010  
 
 
 
 
 
 
historia paralela

Visión Marítima


 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

legaskue

Cuando el ego no ve el tango-pop... popular

bandoneon
por Amilcar Legazkué
 

   
mail
mail Contactos
pirnt Imprimir Artículo

Compartir en Facebook
 
 

         Mensaje al bandoneonista RODOLFO MEDEROS sin ser abogado del Diablo.

         Ser comercial no es malo en sí mismo, ya que la cultura es una industria que da trabajo.

         Lo importante es no rebajar la propuesta.

free twitter icon  

         Buena música significa que se usen los sonidos (no solo cuatro) ,las armonías, la melodía, la letra, la filosofía de vida, las metáforas, el lenguaje, que se nutra de la gente real, que salga a la ciudad, a los taxis, bares, barrios, a los campos, que ayude a existir, que refleje la época y el contexto.

         El nuevo tango, aunque viaje en Lamborghini y use consolas de ocho canales y se prepare en talleres literarios y enfatice más la percusión, el ensambly, la mezcla o fusión, en nada debe sentirse traumatizado con el tango histórico, si conserva la calidad y atributos.

         Es verdad que de un reality no sale ni buena música ni buen cantante pero eso no supone que la historia esté muerta.

         Quizás a Mederos no le guste Bajo Tango, Gotan o incluso Piazzola, pero debe reconocer a la GRANDES ORQUESTAS RIOPLATENSES y en especial a los grandes BANDONEONISTAS actuales.

         Que después de mi, nada, que soy el último... No.

         Sin caer en una música plástica, se puede ser híbrido, mestizo.
VICO RUBIN, un genio mexicano de la producción, rescata el pop, como heredero del rock, del jazz, y de las músicas regionales, sin violencia hacia el pasado.

         Adecuado para seducir a los JOVENES DE AHORA, con oídos y ojos bien abiertos.
SOLO EL TOCA BUEN TANGO....????

separador

Mederos: "Para mí no hay más tango en Argentina"

El músico está en Bogotá para grabar con la Sinfónica
El famoso bandoneonista argentino Rodolfo Mederos, una de las figuras más emblemáticas del tango, piensa que ese ritmo murió en su país y aseguró que en la actualidad sólo se produce allí "una triste y burda muestra para los turistas". "Para mí no hay más tango en Argentina. Disculpen mis compatriotas que lo diga pero lo que hay ahora es un oportunismo y una ignorancia muy grande. Todo lo que ocurre ahora tiene que ver con una `Mc-Donaldizacion` del tango", dijo en su visita a Bogotá.
"El tango en Argentina fue lo que fue y desde los años 50 se deteriora. Ahora queda una pequeña muestra, una triste y burda muestra para el turismo. Es letra muerta y me apena esa situación", enfatizó el compositor que grabará un disco con la orquesta Sinfónica Nacional de Colombia.
"Quienes hacemos tango nos asemejamos a los arqueólogos. No nos queda más remedio que buscar en el pasado a aquellos esqueletos en permanente estado de fosilización. Alguna vez se hizo un tango auténtico pero ahora sólo nos queda su recuerdo. Y bue... Intentamos recuperar lo más que se pueda", añadió.
Sobre la nueva grabación, Mederos enfatizó: "Va a ser un disco amoroso, como mi relación con estos músicos. La idea es presentar tangos viejos, de la guardia intermedia, alguna música nueva, varios temas de Piazzolla, para hacer un recorrido musical profundo y armónico a través del tango".
Mederos grabará con la sinfónica su versión del Concierto Aconcagua para bandoneón y orquesta de Piazzolla, bajo producción del venezolano Carlos Izcaray. El disco saldrá en el segundo semestre de 2010.
"Entrego todo mi agradecimiento a Colombia porque este es un proyecto que no es fácil de hacer. Con el apoyo de todos los involucrados estamos logrando mostrar una faceta posible para el tango y recuperar la memoria, también porque hay tangos muy antiguos que han caído en el olvido", añadió.
Mederos será uno de los artistas argentinos invitados, junto a Fito Páez, León Gieco y el Quinteto Astor Piazzolla, al Tercer Congreso Iberoamericano de Cultura que se realizará en julio en Medellín. También asistirán Silvio Rodríguez, los Van Van, Jorge Drexler, Rosario y Antonio Carmona, entre otros.
"Me siento honrado de haber sido invitado, porque creo que el tango merece hacer unas reflexiones. Este tipo de encuentros son necesarios en un mundo que se cae a pedazos. Sólo a través de la recuperación de la sensibilidad se podrá salvar la raza", concluyó Mederos, de 70 años de edad.

separador

Informe Uruguay on Facebook

El evento fue organizado por el "Comité de la Semana Uruguaya para el 25 de Agosto" y la Presidencia del Condado de Queens
Colaboradores de colonia uruguaya premiados en Nueva York

 
La colonia uruguaya en Nueva York realizó dos eventos importantes para festejar el 181o. aniversario de nuestra independencia. El 24 de agosto se organizó junto a la Municipalidad de Queens una premiación a compatriotas por su destacada vida profesional y dedicación a la comunidad uruguaya. Al día siguiente, hubo un acto al pie de la estatua de Artigas en Manhattan auspiciado por el Consulado del Uruguay en Nueva York.
La presidenta del Condado de Queens en la ciudad de Nueva York (EE.UU.), Helen Marshall, entregó el 24 de agosto un reconocimiento a personas recomendadas por el "Comité de la Semana Uruguaya para el 25 de Agosto" por su dedicación a la colonia uruguaya.
Es destacar que por primera vez la bandera del Uruguay flameó en el mástil de la Municipalidad de Queens.
Los premiados fueron: Agustin Nantes (Hogar Casa Uruguay), Walter Calcagno (ex-gerente del Banco de la Republica Oriental Uruguay, Sucursal Nueva York),
Jovita Castillo (destacada activista, motivadora y actriz), Hebert Bonilla (editor en jefe del diario "De Norte a Sur"), Dr. Emilio Oribe (Director de Neurologia, New York Hospital-Queens), Nelson Roberto Landrieu (Director Ejecutivo del Teatro La Tea), Raul Gerardo Jaurena (músico bandoneonista), Hogar Casa Uruguay (Gustavo Gómez, Presidente). Además, se entregó un premio especial denominado "Gral. José Gervasio Artigas" a al Dr. Alberto Lacoius-Petruccelli, pediatra de larga trayectoria tanto en Uruguay como en Nueva York.
La ceremonia comenzó al mediodía con el izamiento de la bandera uruguaya y la entonación del himno nacional. Luego hubo palabras de la Sra. Consul de Uruguay Adriana Lissidini y de la Sra. Ivonne Garcia, asesora de Asuntos Hispanos para el Condado de Queens.
La premiación se llevó a cabo en la tarde en el Teatro de las Artes de Queens donde se leyó un mensaje del Presidente Tabaré Vázquez y posteriormente se entonaron los himnos de Uruguay y Estados Unidos.
A continuación hubo un show musical con la participación de los siguientes artistas:
Maria Inés Pettingi (folklore/guitarra), Jorge Canei (integrante del grupo Los Iracundos), Alfredo Lérida (cantante de tango), Grupo de danzas folklóricas "El Hornero" y Grupo de candombe "Los Hermanos Morales" y su bailarina Edith Miranda.
INDEPENDENCIA. El 25 de agosto a la mañana tuvo lugar un acto organizado por el Consulado de Uruguay en Nueva York, al pie de la estatua de Artigas en la avenida de las Américas y la calle Spring en el barrio de Manhattan. Se colocaron ofrendas florales al pie del monumento y se entonó el himno nacional
Pese al mal tiempo, hubo una destacada participación de ciudadanos uruguayos y autoridades del Consulado y de la Misión ante las Naciones Unidas

separador

1   3
 
Buzón Abierto

 

HOMENAJE A GARDEL
De: Milton Guerra Añadir a Contactos
PLACAS DE HOMENAJE - MONUMENTO A CARLOS GARDEL ! !
ESTIMADOS SEÑORES ADMIRADORES DE CARLOS GARDEL :
Con motivo de rememorarse el próximo día 24 de junio, los 75 años de la desaparición física del señor CARLOS GARDEL, el “GRUPO GOMÍAS Y GOTÁN” - (I.N.P.I. nro. : 1.914.045), PUNTA ALTA - BUENOS AIRES - ARGENTINA, tiene el agrado de invitar a todos y cada uno de los admiradores de este inolvidable artista, diseminados en nuestro país y en el resto del mundo, a requerir la colocación de placas de homenaje en su Monumento, emplazado en la Ciudad aludida.
Serán recibidas con agrado, todas las propuestas SIN TENER EN CUENTA LA IDEOLOGÍA RELACIONADA CON LA NACIONALIDAD, DE LA CELEBRIDAD HOMENAJEADA.
El “GRUPO GOMÍAS Y GOTÁN”, prescinde de estas ideologías y se sabe ; siempre trató a TODOS, con IGUALDAD y SOBRE TODO, CON EL MAYOR DE LOS RESPETOS.
Las personas, instituciones, etc., que decidan acceder a esta propuesta, pueden requerir información sobre la operatoria que normalmente empleamos (especialmente, para los donantes de placas que residen en lugares distantes), dirigiéndose a nuestra dirección de correo electrónico, consignado al pié.
MONUMENTO A CARLOS GARDEL / VER FOTOGRAFÍAS DEL MONUMENTO > > ,
podrán visualizar al día de la fecha, 206 fotos del Monumento más alto del mundo que se tenga conocimiento.
A todos, muchísimas gracias.
HÉCTOR JOSÉ PATRIGNANI.
Mail :
Mañana :
COMO HAGO, PARA HACER COLOCAR UNA PLACA DE HOMENAJE EN EL
MONUMENTO A CARLOS GARDEL ?
* Visite el Monumento más alto que se conoce en el mundo, construido
en memoria del Sr. CARLOS GARDEL , en la Ciudad de PUNTA ALTA ,
Provincia de BUENOS AIRES , República ARGENTINA.


Publicado por ARTISTAS DEL URUGUAY en 07:21 0 comentarios 
Etiquetas: HOMENAJE A GARDEL
miércoles 21 de abril de 2010
academia de tango Raices en Montevideo-GUIDO -CAETTANO
Clases de Tango y Milonga, individuales y colectivas, para todas las edades.
Todos los niveles: inicación, intermedio, y avanzado.
Las clases comienzan cuando usted llega.
Cursos intensivos: Talleres de Tango y/o Milonga.
Exhibiciones y animación en fiestas, eventos empresariales, casamientos y cumpleaños.
Exhibiciones de tango con show en vivo de candombe.
Especializados en clases de tango para niños desde 6 años.
Avda. Gonzalo Ramirez 2095 esq. J. de Salterain
(05982) 4129664 / 9004851
Montevideo - Uruguay

Avda. Gonzalo Ramirez 2095 esq. J. de Salterain
(05982) 4129664 / 9004851
Montevideo - Uruguay

Celular Adela Guido: 099961624
Celular Eduardo Caetano:.99682704
Publicado por ARTISTAS DEL URUGUAY en 07:50


From: <>
Sent: Friday, May 07, 2010 4:52 PM
Subject: COMUNICACION desde Informe Uruguay
 nome: ALICIA NELIDA MARINO
 mail:
ciudad: Gran Buenos Aires - partido de 3 de Febrero
 pais: Argentina.
 mensaje: Estimado Amilcar, soy la nieta de Francisco Alfredo Filiberto Marino, autor de el tango El Ciruja y otras tantas obras tangueras.
 En Enero abrí el Blog Oficial de El Ciruja, http://www.el-ciruja.com.ar/ que por ahora tiene solo el aperitivo de lo que vendra para agosto, aniversario de su creacion.
 Le escibo solicitando vuestro permiso, quisiera trascribir la nota a Horacio Ferrer que publicara Ud. en http://www.uruguayinforme.com/news/06042007/06042007_legaskue.php
por supuesto citando la fuente, en la biografía en la que trabajo hace 10 años.
Sin más, espero ansiosa su respuesta, y desde ya lo felicito por su pagina, como lo invito a ver el comienzo del Blog
http://www.el-ciruja.com.ar/
Un saludo, Alicia N. Marino


Del Socio Fundador, Sr. Martín E. Guarino
COMUNICACIÓN ACADÉMICA Nº 7
Nace en Colonia Suiza (Nueva Helvecia) el 22 de setiembre de 1922, estudiando solfeo con José Klapenbach y bandoneón con Schimid; a los 19 años forma un pequeño conjunto para amenizar bailes en la zona, oportunidad en que adquiere su primer bandoneón .
1945 lo encuentra en Montevideo, en el conjunto de Juan Bauer con los bandoneolistas Otto Arias y Julián Cardozo, actuando en el Colmao Sevilla y Club Náutico de Carrasco y Punta Gorda; un año después integra un sexteto que toca en el cabaret Capitol y los miércoles en el café Ateneo con la voz de Roberto Famá, Toto D´Amario en el bandoneón y el pianista Darwin Curuchet, habiendo ya pasado por el "Cuarteto de los Tiempos Viejos", con Pisera y Remersaro en guitarras y Albanese en flauta.
En 1947 vuelve a Nueva Helvecia para permanecer hasta 1960 en que, de regreso a la Capital, forma parte de las orquestas de Hugo Di Carlo y Mario Colucci, y en 1964, junto a Luis Di Mateo, estuvo poco tiempo con César Zagnoli, continuando con actuaciones variadas.
La formación de su "Cuarteto Urtazú" acaece en 1968, lo integran además Alberto Larriera y Marenco Mieres (guitarras) y Balsarini en piano; tanto en este conjunto o ejecutando solos, el éxito alcanzó amenizando reuniones en el "Cafetín de Antaño" fue un verdadero "boom", llegando hasta a cortarse el tránsito en la calle Yaguarón durante su desempeño.
En mayo de ese año, interviene en el considerado "programa máximo de la TV nacional" en su pre-temporada en el teatro "Odeón", junto a Alfredo Zitarrosa, Ariel Martínez, la cantante Yalta, Morenada y las Lonjas del Cuareim, tocando solo o con el acompañamiento del bajo de Néstor Casco, espectáculo denominado "Generación 55".
Al año siguiente, sin haber dejado de actuar en diversos lugares, lo encontramos en el "Show de Ruben Castillo", programa televisivo de larga permanencia , junto a Zitarrosa, Taco Larreta y Manolo Guardia (52 semanas).
Realiza viajes por Argentina, Brasil, Chile, y en 1975 parte hacia Venezuela, donde se radica durante diez años, permaneciendo tres en Caracas actuando en "La Peña Tanguera" y en "La Fuente". Contratado por la CONAC (Comisión Nacional de Cultura) viaja con su trío por el interior del país, recorriendo universidades, centros de estudio, escuelas de música, entidades culturales, ofreciendo recitales y tocando en salas de teatro y festivales.
En Puerto de la Cruz interviene en una audición de tango que desde cuarenta años antes mantenía Alfonso Palacios, ex integrante de la "Sonora Matancera".
Nuestro país lo recibe en noviembre de 1984, escuchándolo junto a Antonio Beltrán en guitarrón, Leonardo Pucillo en bajo y Mario Díaz en guitarra, a poco de su arribo.
En agosto de 1987 ingresó en la obra teatral "Mano a Mano", formando trío con Walter de los Santos y Mario Nuñez, junto a los actores Alberto Candeau y Dahd Sfeir, con un éxito que la mantuvo en cartelera durante diez años consecutivos, con actuaciones en el interior y en Buenos Aires.
No obstante su labor en las candilejas, diversifica sus actividades tocando con un trío en el restaurante "El Aguila", que abre sus puertas al tango, por primera vez, a los sesenta años de su constitución.
En marzo de 1991, un nuevo paréntesis en sus trabajos uruguayos, para partir en gira a Europa, iniciada en París, donde en mayo, con Ciro Pérez y el bajo argentino Roberto Tormo, tocan en un homenaje a Carlos Gardel, organizado por la Asociación del personal de la UNESCO, con la colaboración de las delegaciones permanentes de Uruguay y Argentina. Seguidamente visita Italia (Génova, Portofino y otras localidades de la "Riviera" lígur) y en junio con Ciro Pérez participan en el festival internacional de la música, en Nuremberg, donde para su sorpresa, en un gran anfiteatro al aire libre, una vez que hubiera abierto el baile, éste se continuó durante más de tres horas con discos de Canaro y D´Arienzo. Luego de actuar en otras ciudades (Stuttgart, Bonn, Boblingen, etc.), pasa a París en agosto presentandose en el local "Les Trottoirs de Buenos Aires", célebre reducto tanguero que desde su fundación en 1981 realizara espectáculos con
 cotizados artistas rioplatenses, acompañado siempre por Ciro Pérez. El duo se ampliaba ocasionalmente con el bajo de Tormo y un pianista, llevando también su música a otras ciudades francesas.
Regresa a Montevideo en setiembre, luego de seis meses de gira con contratos para proseguirla en la siguiente temporada estival europea, aprovechando la nuestra para tocar en el restorán "1900" de Maldonado, entre diciembre y marzo del 1992.
Ese año, una nueva gira por Europa, iniciada en mayo, lo lleva a Francia, Alemania y Holanda, repitiéndose el éxito alcanzado en la anterior.
Se suceden actuaciones en locales -entre ellos entre 1993 y 1995 en Nueva Helvecia con su trío- y en los "Festivales de Tango de Montevideo", continuando en "Mano a Mano" con las guitarras de Nelson Olivera y Domingo Spano, acompañando a Sfeir y Ruben Yáñes. A fines del 1995 (octubre y noviembre) el espectáculo se traslada a Washington: junto a Urtazú está Julio Cobelli en guitarra y el guitarrista - cantor Ledo Urrutia, actuando con D. Sfeir y el uruguayo Hugo Medrano, director del teatro "Gala" donde se realiza la presentación de la obra. El trío tiene a su cargo además la música de "Una Noche de Tango" recital organizado por la "Uruguayan American Fundation"; por su parte Urtazú sobregrabó, con excelente resultado, un CD de una cantante hondureña .
En abril de 1996 se edita en el sello "Musicanga" el CD "Un Siglo de Tango", con versiones del conjunto Urtazú al que acompañan Julio Cobelli y Diego Ferreira en guitarras, José Puglia en piano, Domingo Spano y Nelson Olivera en guitarrón, Enrique Rivera en flauta, los bajos de Vicente Martínez y Cono Castro, y los cantantes Stella Maris y Oscar Nelson.
El duo Urtazú-Spano acompañó a D. Sfair en la obra "Cuatro Cuentos Uruguayos", realizada en el espacio cultural "El Sótano" del "Carrasco Lawn Tenis" y en "La Caleta Club Tenis".
Aunque no es afecto acompañar cantantes, según manifiesta, lo ha hecho con Lágrima Ríos, Daniel Espósito, Roberto Famá, Carlos Barbé, Carlos Montenegro, etc.
En abril de 1999 actúa en el "Homenaje a Troilo" organizado por el club "Joventango".
Sábado Show


Academia del Tango de la ROU
Mayo de 2010-academia del tango de la rou
BORIS PUGA : Como estaba anunciado el pasado viernes 9 de abril,  conjuntamente con “TERTULIA CIUDADANA”, llevamos a cabo el homenaje al Maestro BORIS PUGA, al que designamos PRESIDENTE HONORARIO, como surge del pergamino que le entregamos ese día, ante 300 personas, en el Espacio Cultural de “La Spezia”, y una plaqueta conjuntamente con los co-organizadores. En acto amenizado por dos Orquestas, concurriendo entre otros, el escritor Argentino Ricardo Ostuni, y el Presidente de la Junta Departamental, Sr. Dari Mendiondo, y recibiéndose innumerables mensajes de salutación de muchas partes del mundo y del interior de nuestro país.-
VICTOR AVERO: Lamentablemente la enfermedad que soportó estoicamente durante meses, terminó con su vida en este mundo el pasado 21 de marzo. Víctor era Asociado correspondiente en Sydney, ciudad en que se radicó hace unos cuarenta años. Y además de sus ocupaciones laborales corrientes, mucho se ocupó por el tango, manteniendo una audición radial durante muchos años.  Hace tres años, hizo una importante donación para el Museo Carlos Gardel de Tacuarembó, en la que tuvimos el honor de representarlo. Nuestros contactos con este amigo, eran casi diarios, por lo que mucho sentiremos su ausencia. Está siempre vivo en  nuestros recuerdos.-
TERESA MARZIALETTI DE GASPARI: Fue homenajeada en “Los Tilos”, cercana a Libertad, por las poetisas del lugar y por “Marchisiani Nel Mondo.Sezione Uruguay”, presidida por Anna Claudia Casini, en acto que congregó más de cien personas, y  muchas autoridades, y en el que estuvo la Academia presente, dado los fuertes vínculos con la homenajeada.-
ALCIDE PERUCCA: También la Academia se hizo presente, en la inauguración de la exposición “OTRAS JOYAS DEL TANGO”, con dibujos y pinturas que ilustraron las primeras partituras, y que integran la colección de nuestro Asociado Correspondiente en Buenos Aires. Es en la  Universidad Católica, 8 de octubre 2738, puede visitarse de 12 a 20 hs. en el mes de mayo.-
 PLACA EN PUNTA ALTA: En dicha localidad, Provincia de Buenos Aires, existe el Monumento más grande argentino, a Carlos Gardel.-Y allí colocamos la placa que damos a conocer.- OTRO PROGRAMA RADIAL: Comenzó a emitirse en Radio Fénix C.X. 40, 1330 AM, todos los martes, desde la hora 21 el programa “Acordes  ciudadanos”, a cargo de los amigos Esteban Toth y Andrés Parrado, a los que auguramos éxito.-
NUEVAS FILIALES DE NUESTRA ACADEMIA: En Quito la Agrupación Cultural “Amigos del Tango”, presidida por el Dr. Jaime Naranjo Rodríguez; y  el “Centro Cultural Puertorriqueño del Tango. Peña de Isabela”  (Puerto Rico), presidido por la Profesora Carmen Ruiz Grafals de Rodríguez, son nuevos Asociados correspondientes.-
ANIVERSARIO DE LA CUMPARSITA: Muy buenos los espectáculos en Sala Zitarrosa, organizados por el Sr. Gustavo Colman (TANGO VIVO-Neo Tango), que han mostrado como el tango sigue triunfando en las nuevas generaciones. Presentandose dos nuevos excelentes CDs. Felicitamos al organizador, a Grupos Centro y Cordon, y a todos los artistas participantes en estos eventos, enteramente nacionales.- 
 Y A LOS AMIGOS DE LA OTRA ORILLA DEL PLATA EN SU DÍA: 
AL GRAN PUEBLO ARGENTINO SALUD
PROGRAMA PARA EL MIERCOLES 26 DE MAYO En 18 de Julio 1268, Piso.1
Comenzando hora 19 y 30.- TEMA: “EL TANGO EN URUGUAY EN LOS ULTIMOS AÑOS”. A cargo de ROBERTO MENDEZ .- Con este acto, comenzamos a festejar los 15  años con el tango, del apreciado comunicador, y socio honorario nuestro, que han de cumplirse el próximo 3 de julio.-
Roberto Méndez,  locutor, Comenzó en radio en 1982 en su ciudad natal de Mercedes, Dpto. de Soriano, siendo locutor e informativista en Difusora Soriano y Radio Agraciada.-
En Montevideo desde 1986 se ha desempeñado como locutor de transmisiones deportivas, informativista y conductor de programas de radio y televisión en Radio Universal, Imparcial, Rural, Carve, Ciudad de Montevideo, Nacional, AM Libre y Monte Carlo, en los canales 4, 5,10 y TV Libre de Montevideo, y columnista de la revista «Tanguedia», el semanario «Cienº» y del portal ww.ciudadetango.blogspot.com
Ha oficiado de Maestro de ceremonia y presentador de diferentes espectáculos y eventos: Festivales “Viva el Tango”, Tango Vivo, Tango en obra, Festival Internacional de Tango, Festival Internacionales de tango en Durazno, Tango en el callejón de Rocha y Festival de Tango en Buenos Aires.-
Como Difusor de tango ha recibido dos premios: TABARÉ de La República, el premio 
QUIJOTE de MC Producciones, el MÉRITO ORIENTAL de la Asoc. Cultural Artigas, el MATOS RODRIGUEZ de la Federación Uruguaya del Tango, el VICTORIA
de la ONG Mujeres en Acción y ha sido designado SOCIO DE HONOR de nuestra  Academia y de Joventango.- 
Roberto Méndez , Difusor de tango : 1995 a 2004  - «Los favoritos» por 91.1 FM Gardel- 1998 - «Solo tango» por Canal 4- 2003 - «Montevideo tango» por Canal 10
2004 y 2005  - «Ciudad de tango» por Canal 5- 2005 a 2008 - «Ciudad de tango» por 102.9 FM Total-  2006 al presente - «Tangos a media luz» por 930 AM Radio Monte Carlo- 2008 al presente - «Ciudad de tango» por 101.9 FM Azul.-
Ha dicho muchas veces, que “el tango es mucho más que la suma de sus expresiones. Es más que su música, su canto, su danza, su poesía. Es más que cada uno y la sumatoria de todos ellos. El tango es una manera de ser del rioplatense, pero también lo es del hombre de la ciudad de cualquier punto del planeta. Y hoy está uniendo a los ciudadanos del mundo a través de su baile, de pareja enlazada y hace posible que dos seres de cualquier raza, religión o lengua pueda dialogar en ritmo de dos por cuatro dejándose llevar por su música”.-
Se ha dicho y escrito mucho sobre métodos para preservar y difundir el tango declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Pero es necesario llevar más a la práctica esas brillantes palabras, y Roberto Méndez es de los que más hacen en este sentido.-
SE ENCARECE PUNTUALIDAD y SE ADVIERTE QUE, POR RAZONES DE SEGURIDAD, EL ACCESO A LA GALERIA CIERRA TEMPRAN0.-
CON ESTE ACTO NOS ASOCIAMOS TAMBIEN CON NUESTRO HERMANOS  ARGENTINOS EN SU BICENTENARIO. CON LOS QUE COMPARTIMOS EL TANGO. QUE NACIÓ AL CALOR DEL CIELO RIOPLATENSE Y HOY ES TAN GRANDE COMO EL CIELO UNIVERSAL.-

 
2   4

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

RECOMENDADOS
Tango: Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (Tango)
Participan: Trío de Rubén de la Puente, Elsa Morán, Jorge de Brun, Miguel Angel Maidana, Panchito Nolé, Julio Frade, Orquesta Típica Nelson Alberti, Roberto Bueno y Víctor Salas. Presenta: Joventango.
Sala Zitarrosa (18 de Julio 1012 , Tel: 901 7303)
La revelacion...BERNARDO sTEINEL Y mARIA DE LOS aNGELES,DE mERCEDES,EN jOVENTANGO
Natalia Vega... ahora cantando tango en  cINE mETRO:
Nombre: Bernarda Natalia Vega Acosta
Fecha de Nacimiento: 14 de marzo de 1978, Montevideo - Uruguay
Formación:
Taller Cabrea Alonso, año 2005-2006.
Taller Katá-Kymbee, año 2001-2003.
Escuela Pedro Figari, año 1998-1999.
Teatro:
“Flor de Escuela mi Escuela”, año 2008.
“El Baile de los Zapatos”, año 2008.
Dirección del grupo de niñas del Club Olivol Mundial en la obra de teatro adaptada “La Cenicienta” en marzo de 2008.
“Qué Partido de Fútbol”, año 2007.
“Carta de Amor con Destino Equivocado”, año 2006.
Asistente de Dirección en el Festival “Desde el Alma” organizado por la Escuela de Danza Flamenca y Danza Contemporánea de la Profesora Gimena Gorriarán realizado en el Teatro Astral en diciembre del año 2006.
Trabajo en la obra “La Previa” realizada por el Grupo Eustalaquia República Teatral en Sala Balzo del SODRE en octubre de 2006.
“La Dama de la Armadura”, año 2005.
“Y, encrucijada, transición”, año 2003.
"Ojos de Luna", año 2001-2002.
Pintura:
Cinemateca, exposición “El circo de la vida”, óleos. Noviembre de 2006.
Teatro El Galpón, exposición ampliada "Mujeres Árboles". Diciembre de 2004.
Cinemateca Pocitos, exposición “Mujeres Árboles”, óleos. Noviembre de 2003.

separador

Una nota del Maestro Héctor Ulises Passarella

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El músico compatriota, radicado en Italia, ha tenido la amabilidad de enviarme esta nota, que con gusto hago conocer a mis amigos.- N.S.D.I.
En menos de veinticuatro meses, se nos han ido los dos más grandes artistas que la historia del bandoneón ha dado en sus ciento cincuenta años de vida: el argentino Alejandro Barletta (1925- 2008) y el uruguayo René Marino Rivero (1935-2010).
Los nombres de estos dos grandísimos músicos eran prácticamente indivisibles y no sólo porque se trataba de maestro y alumno respectivamente, sino por una serie de factores que los amantes del bandoneón no pueden ignorar y que tendrán que servir de ejemplo si queremos que este instrumento un día pase a ocupar un lugar realmente prestigioso en el mundo de la música, tal como lo ocupa hoy la guitarra (¡¡¡basta ver toda la literatura que este hermoso instrumento ha podido obtener en los últimos cien años y el grado de perfección técnica que sus múltiples cultores han logrado!!!!).
Sí; no son pocos los factores que caracterizaban a estos dos extraordinarios músicos, uno en cada margen del Río de la Plata.
Creo que en lo personal me corresponde y es mi obligación como bandoneonista pionero en Europa desde el año 1980 en el uso del bandoneón no solo limitado al tango, como homenaje a estos dos eximios músicos, y por el bien del bandoneón mismo, que yo diga algo más de lo que he dicho hasta ahora sobre el instrumento y sus dos más grandes artistas.
El lector observará que no uso la denominación de bandoneonista tratándose de Barletta y Rivero. Lo hago expresamente por cuanto lo considero demasiado reductivo en base a la perspectiva artística que ellos supieron construir.
A Barletta lo conocí en agosto de 1975 durante un concierto suyo en Montevideo. Yo tenía entonces veinte años.
Fue en el teatro Odeón; estábamos casi todos los alumnos de Rivero, entre ellos el queridísimo  Oscar Donato, recientemente fallecido, persona única: daba todo por el amigo. Esto lo viví: gracias a él,  por mucho tiempo, pude contar con un hermoso instrumento. Tampoco faltó nuestro “salvador” en los problemas de roturas del bandoneón, el gran Toto Bianco.
Si, allí estábamos todos de boca abierta escuchando la maravilla musical que era aquel hombre, pues Barletta no solo era un virtuoso -y aquí quisiera poner un acento-, sino que era también un músico admirablemente preparado y con una sensibilidad para los clásicos como Bach, Vivaldi, Frescobaldi, y tantos otros, que lo colocaban entre los más grandes intérpretes del siglo XX, ganándose la estima de los más reconocidos concertistas y compositores contemporáneos!!!
Al término, Rivero me presentó a Barletta y éste con un tono entre irónico y compasivo me dijo : "Ah! Es usted el joven virtuoso del cual Rivero me ha hablado?. Lo puedo escuchar?".
¡¡¡Qué emoción !!! Estaba hablando con aquel hombre cuyo nombre había escuchado pronunciar en forma quasi fantasmagórica desde la edad de once años, cuando comencé a tocar en la Orquesta típica de mi querido primer gran Maestro: Oscar Raúl Pacheco.
La Orquesta de Pacheco contaba con excelentes músicos.
Yo me embelesaba escuchando a algunos de ellos tocar solos durante los intervalos, y dos por tres comentar acerca de grandes intérpretes. Sentía pronunciar nombres como Barletta, Jascha Heifetz, Arturo Toscanini, Andrés Segovia, Pablo Casals…
Un día quise saber quién era Barletta, y Pacheco, bandoneonista sensible y refinado, y hombre de una humildad ejemplar, me dijo: "el bandoneón en sus manos parece completamente otro instrumento, va más allá de lo que tú puedas imaginar. Yo lo escuché una vez tocar en Florida y puedo asegurarte que tal vez hubiera sido mejor que no lo escuchara: me di cuenta cuán lejos estaba yo de tocar el bandoneón”. Y lo decía él, que era un gran bandoneonista!!!
Me gustaría que algunos jóvenes que hoy se compran un bandoneón cromático (ni siquiera el auténtico bandoneón que es bitónico y es el verdadero porque posee “su” timbre característico), aprendieran un poco de humildad a través de este ejemplo y dejaran de aburrir tocando fuera de estilo, o mejor dicho tratando de copiar las respiraciones del propio Piazzolla, en una sola mano: “Oblivion” o “Libertango” continuamente.
Desde los trece años hasta los dieciocho yo trabajé como mozo en el famoso "Tango Bar" de Florida, mi ciudad natal, y contemporáneamente tocaba todos los sábados en la ya citada Orquesta de Pacheco, que, a pesar de que el tango estuviese desapareciendo de los bailes de los clubes sociales, aún trabajaba discretamente.
Era natural que no hubiera un joven que bailara el tango y es fácil imaginar cómo era visto yo, muchachito de doce años, tocando en una orquesta típica. ¡¡¡Qué vergüenza!!! Me sentía como “sapo de otro pozo” !!! Pero me gustaba tanto que lograba superar cualquier cosa, hasta las críticas humillantes de parte de los jóvenes y, sobre todo, de las muchachitas de mi edad........
Por ese entonces recuerdo que me gustaba muchísimo también otro gran músico uruguayo (bandoneonista y compositor) que yo escuchaba con gran devoción a través de Canal 5 (SODRE): Luis Di Matteo. Otro ejemplo de honestidad intelectual del cual Uruguay tendría que sentirse muy orgulloso.
Un día del año 1971 (a mis dieciséis) sentí a través del informativo radial la comunicación de: "Concierto de bandoneón por René Marino Rivero, en la sala de la Cultura de Florida”.
Muchas cosas me sonaban como "notas equivocadas": ¿Qué significaba concierto de bandoneón?  ¿Un bandoneón en la sala de la cultura?; lo veía como una cosa desubicada.
Y quien sería el “loco” que en un momento donde el bandoneón ya no se estudiaba, donde la gente joven reía del instrumento antiguo o del instrumento para la “música de viejos”, tenía el coraje de presentarse solo y encima sabiendo que Florida era una ciudad bastante provocadora en materia de arte popular y que contaba en bandoneón con un gran maestro como Pacheco y con el entonces joven Néstor Vaz (uno de los mas extraordinarios talentos del bandoneón que el Uruguay haya producido!!!) ¿Y qué significaba obras clásicas y contemporáneas en bandoneón en vez de tangos de Troilo, de Piazzolla , de Pugliese y otros?.
Todo el día lo pasé  en ansias: sabía que por razones de horarios de trabajo era muy probable que yo no alcanzara a escuchar nada de este tal Rivero.
Llegué  cuando faltaba una cuarta parte para terminar.
¡¡¡¡Me bastó !!!!!!!!!
Volví al "Tango Bar" no sé cómo. Estaba sumamente confundido.
Decidí tomar un whisky para ver si me pasaba el estado de shock en el que me encontraba. Nada.
Tomé la bicicleta y comencé a correr desesperado por Florida. 
Quería expresar a alguien lo que en aquella sala había escuchado. ¡¡¡¡Había descubierto un planeta distinto!!!!!!!!!!!!!!!
Mi padre había muerto hacía pocos meses y aunque no era un músico profesional (sino taximetrista), poseía un gran talento: sin conocer una nota de música lograba tocar en poquísimo tiempo cualquier instrumento que llegara a sus manos; contaba con un oído musical absoluto además de una potente vena melódica para componer tangos, para los cuales escribía también las letras. Yo estaba seguro que si él hubiera escuchado a Marino Rivero se hubiera sentido muy feliz por la maravilla del arte de aquel hombre y hubiera comprendido el terremoto psicológico que en ese momento estaba pasando por mi ser.Pero él ya no estaba…
Al otro día vi a Pacheco y me dijo: “Rivero fue alumno del gran Barletta”.
Le pregunté: “¿pero Usted me puede decir por qué el bandoneón suena distinto, como si fuera otro instrumento?”.
“Porque ellos tienen un conocimiento, un dominio absoluto del fueye que les permite no sólo tocar abriendo y cerrando con la misma comodidad, virtuosismo (cosa que nosotros, bandoneonistas del tango no logramos), sino que además lo hacen manteniendo la misma calidad de sonido!!!”.
Fui a Montevideo y me compré la partitura de la Toccata y Fuga en Re menor de J.S.Bach, junto a un librito que contaba la vida de Bach. Lo conservo como a una Biblia.
Ésa era una de las obras que había tocado Rivero y que no me dejaba dormir por aquel arte contrapuntístico y la sonoridad que desbordaba de aquel bandoneón.
Comencé a practicar cuando dejaba mi turno de trabajo en el Tango Bar (a veces a las cuatro de la mañana) con el bandoneón en toda su extensión, abriendo y cerrando.
Pero Pacheco tenía razón: era inútil, sin conocer los secretos de la respiración del fueye; yo no podría lograr que los laberintos de esa armazón de cartón me dieran aquel sonido impreso en mi mente; no tendría el privilegio de hacerlo sonar como lo hacía sonar René Marino Rivero. 
Comenté a Pacheco: “me han dicho que Rivero no enseña.......me doy por vencido…buscaré en Montevideo un buen profesor de armonía y contrapunto y trataré de desarrollar ideas musicales que tengo y que quiero poner en práctica con el “Trío Tango de Avanzada”, que tenía en ese momento junto a Ricardo León (piano) y Cono Castro (bajo eléctrico). Paralelamente yo estaba fascinado por otras dos cosas: “Fugata” del gran Piazzolla y las interpretaciones de tangos tradicionales  por el extraordinario "Sexteto Tango".
A los pocos meses, después del gran éxito, Rivero vuelve a Florida.
Absolutamente esta vez yo no podía asistir al concierto.
Desde temprano, ese día ya me había resignado a esta imposibilidad, envidiando a las personas que podían concurrir.  En torno a las 22 hs , mientras estaba sirviendo una mesa en el bar restaurant, quedé paralizado: me encuentro a Rivero detrás de mí y una voz que  decía: "Maestro: le presento a este botija que  también toca el acordeón".
Yo no sabía qué  hacer; si esconderme o salir corriendo del local. Además de la vergüenza de decir a Rivero que yo tocaba el bandoneón, este señor había dicho acordeón, instrumento que nosotros, la gente del tango, por honestidad lo confieso, un poco lo desestimábamos por su timbre más allegro y por sus menores posibilidades expresivas y porque generalmente lo tocaban aficionados, como pura diversión después de las tareas en el campo. 
Pero inmediatamente me entró el orgullo criollo y dije: "yo no toco el acordeón, sino el mismo instrumento del Maestro, auque no toco como él y sólo ejecuto tango."  Entonces Rivero me dio la mano y me dijo : " Por favor, no se preocupe, cada cual con su arte".
Estaba tan avergonzado que no quise atender la mesa donde se sentó a cenar Rivero con su esposa, la gentilísima Señora Olga.
Y aquí tengo que hacer una paréntesis: mas tarde convirtiéndome en alumno de Rivero, tuve, naturalmente, la posibilidad de conocer a la Sra. Olga: no podía ser de otro modo: junto al gran artista había una gran mujer, en la trama de aquel arte único no había solo un hombre con un talento e inteligencia admirables, sino también  una mujer de igual inteligencia y sensibilidad exquisita !!!
 Pasaron algunos meses y llegó el 1973, año triste de tensión por tantas vicisitudes sociales y políticas que estaba atravesando el Uruguay, llegando, sin que nos diéramos cuenta, con un silencio terrorífico, la maladada dictadura militar.  Fui a Montevideo y ayudado y contenido por mis queridísimos tíos Juan y Diadema- quienes mas tarde, junto a la extraordinaria Susana Prunés, mi gran amiga, tanto me impulsaron y estimularon en mis estudios, me puse a buscar un maestro en Armonía.
Así llegué  al prestigioso y extraordinariamente sapiente Guido Santórsola (Italia 1904- Montevideo 1994).
Santórsola representa la formación de gran parte de los músicos uruguayos que se han destacado de algún modo dentro y fuera del Uruguay. Era lo que podemos llamar la música personificada. Nunca más conocí un oído musical como el suyo. 
Además de todo esto fue para mí como un padre espiritual durante los últimos años de su vida.
Desde que me radiqué  en Italia, en 1980, no hubo un día en que desde el Uruguay yo no recibiera una carta de él….
¿ ........ Qué tocas, me preguntó, aquel día en su casa. El bandoneón respondí. Pero qué música tocas, te pregunto. Toco tango, pero también me gustaría tocar clásico como Rivero. Y entonces por qué no vas a estudiar con él?  Porque me han dicho que no enseña.
Pavadas, pavadas, querido!!!   Rivero fue alumno mío en composición; dile que te mando yo y que te enseñe las dos cosas: armonía y bandoneón.
Pocas horas después me encontraba tocando el timbre en la casa de Rivero, en Sayago.
Esperé para hacerlo porque sentí desde la vereda aquel maravilloso bandoneón.
De nuevo qué emoción !!! El maestro  enseguida quiso escucharme; le toqué "Mala Junta" con arreglos del gran Leopoldo Federico. Rivero rió y me dijo: “qué temperamento, lo hace trapo al bandoneón! Se ve que ha tenido un buen maestro! Pero si Usted está aquí es porque quiere tocar como yo, no? Entonces va a tener que olvidarse de algunas cosas para poder conocer otro bandoneón”.
No dormí en toda la noche; de nuevo aquel, su  bandoneón, me resonaba en la cabeza. 
Desde aquel momento no ví las horas deseando que llegara cada lunes para ir a tomar las lecciones con el gran Maestro. Pasaron pocos días y comencé a entrar en su mundo, un universo completamente desconocido. A veces, a propósito, llegaba dos horas antes a Montevideo (100 kilómetros de Florida) y me sentaba en un bar que estaba en el piso de abajo de su apartamento para escucharlo mientras él estudiaba.
Era otro mundo: allí escuchaba la Toccata de Grammatge, los Preludios y Fugas de Bach, piezas de los varios tomos del “Microkosmos”    de Bartók, sus propias obras... En aquella esquina se respiraba un aire distinto, hasta me parecía que las paredes de las casas y los árboles de la calle Bell  hablaban un idioma desconocido influenciados por su bandoneón…
Yo volvía a Florida con una fuerza increíble y podía hasta trabajar dieciocho horas por día en el Tango Bar sin sentirlas y todavía reservar unos ratos al estudio. Sabía que me esperaba un premio: un mundo sonoro maravilloso, sólo tenía que seguir los consejos del gran Maestro. Un día Rivero me dijo: “deje de trabajar en ese bar y dedíquese exclusivamente al bandoneón. Es cierto, tendrá el peligro de morir de hambre, pero hágalo por el bien del bandoneón mismo”.
Me di cuenta que era un desafío.Y lo acepté enseguida.
Que aquella maravillosa mente musical creyera en mis humildes posibilidades significaba la cosa más importante que en los dieciocho años de vida me hubiera podido ocurrir. 
Si. Admiré su coraje, su honestidad intelectual, su modo de desafiar continuamente la vida y una cosa y es aquí donde quiero llegar: su amor por el bandoneón, capaz de sacrificar cada cosa!!!  
Rivero era un artista en todos los sentidos: tenía una mentalidad muy abierta, una mirada siempre atenta al futuro y cada paso que daba lo daba en base al bandoneón y a la música. Me parecía que hasta los vecinos de su casa formaban parte de su arte, ésta era mi sensación experimentada a través de una observación constante.
Rivero me hablaba con gran admiración del amor absoluto que Barletta demostraba por el bandoneón,  y él, puedo garantir, no se quedó atrás en ésto. 
Con Rivero aprendí que no bastaba ser un buen bandoneonista , sino que para aspirar a llevar al bandoneón a teatros de tradición de prestigio como hasta ese entonces solo Barletta y él lo habían logrado (Barleta fue el primero en llevarlo al Teatro Colón en 1970, después que había tocado en casi todo el mundo; solo él tiene este mérito), se necesitaba una preparación musical mayor, una cultura más amplia, mucho más: sacrificios en cada decisión que tomara, porque era el coraje del sacrificio que según él hacía la diferencia.
Si había que caminar 100 kilómetros con el bandoneón en mano sin parar y esto hubiera sido necesario para ganar batallas a favor del bandoneón mismo, él aconsejaba hacerlo sin la menor duda, y sin dejar al día siguiente de levantarse temprano, tomar unos mates y recomenzar enseguida con los ejercicios de técnica como única vía para llegar a ser lo que todavía no se era!!!
Entre el bandoneón y él no había una diferencia, había una completa simbiosis. 
Yo lo observaba en cada movimiento, y puedo asegurar que hasta cuando enfundaba el bandoneón era distinto: parecía el padre que daba las buenas noches al hijo………
Creo que en Montevideo no quedó bandoneonista profesional que en cierto momento no haya sentido la necesidad de ir a estudiar con él. Todos,  jóvenes y menos jóvenes estábamos fascinados por su talento !!!!!!!!!!!! Y si había algún bandoneonista que no estudiaba con él, lo mismo lo admiraba profundamente e iba a sus conciertos para después preguntarle: como era que el mismo instrumento pudiera sonar de otro modo.
Quiero destacar  también que si bien Rivero había estudiado con Barletta, era distinto a Barletta, tanto en sonido como en  musicalidad, y esto sucedía naturalmente; lo hacía natural el hecho de que él era lo que yo llamo un verdadero artista: uno con personalidad!!!
En un país como el Uruguay que no cuenta con tantos órganos, el bandoneón de Rivero realmente permitía a un vasto público entrar en contacto con Bach, Buxtehude, Haendel, Vivaldi, Frescobaldi…., y también con la música contemporánea, con su música propia, la cual por momentos daba la sensación de que uno estaba escuchando un cuarteto de cuerdas por las posibilidades técnicas y tímbricas que sólo él sabía explorar.
Si. Puedo tranquilamente afirmar que nadie nunca en la historia de este instrumento ha experimentado más que Rivero las verdaderas posibilidades técnicas y tímbricas del bandoneón.
Durante los años 70 estos dos músicos produjeron muchas obras para el bandoneón, patrimonio que espero un día alguien se preocupe de publicar para el bien de la humanidad. Recuerdo las extraordinarias “Lunas” de Barletta   con aires de danzas folklóricas como el gato, el malambo, y otras.
Rivero, después de haber llegado también a experimentar con cinta magnética en los EE.UU., toma  la vía del nacionalismo musical. Recuerdo perfectamente que él era un admirador profundo de Bèla Bartók, compositor que interpretaba maravillosamente en bandoneón.
Y aquí tengo que abrir otro paréntesis: Rivero y Lamarque Pons, para mí, son los dos nombres más altos de la música uruguaya con referencias a lo popular.
No digo compositores cultos con temáticas populares porque el adjetivo culto lo considero equivocado tratándose de arte.
En efecto, prefiero distinguir música de arte, y música de entretenimiento.
Ellos han sido los dos grandes exploradores de la música popular montevideana: tango, candombe y milonga.  En otras palabras: música de arte con raíces en lo popular.
En 1976 yo ya había tocado el bellísimo concierto escrito por Rivero en el ‘67, en el Teatro Solís con la entonces Orquesta Sinfónica Municipal de Montevideo; sus “Introducciones y Danzas”, su "Despertar sobre la isla" y su "Movimiento de Tango" (de 1969). Toda su música me fascinaba por las ideas geniales y personalidad indiscutibles. El desbordante talento compositivo de este músico queda ya bien plasmado desde sus primeras obras del ’63 cuando estudiaba con Santórsola, exactamente con sus magníficas  Introducciones y Danzas. Se trata de joyas musicales que yo pondría entre lo más importante producido hasta hoy originalmente para bandoneón. También su Concierto N° 1 (el cual toqué varias veces en Italia), es un ejemplo de diálogo originalísimo entre bandoneón y orquesta que los jóvenes aspirantes a compositores para bandoneón van a tener que tomar muy en cuenta si quieren vencer batallas con todas las de la ley.
En otras palabras: Rivero encarnaba la figura del músico que se pierde a partir del principio del novecientos. La de virtuoso y compositor juntas con la V y C mayúsculas !!! 
Él y el guitarrista – compositor Abel Carlevaro, seguramente eran los dos músicos uruguayos que encarnaban todavía esta figura, sin olvidarnos de Barletta en Argentina que escribía por toneladas para un bandoneón virtuosísimo que solo él podía tocar !!!!!!! 
Me hacen mucho reír (por no llorar) algunos jóvenes cuando  ni siquiera lo consideran bandoneonista a Barletta porque no tocaba el tango popular.
Siempre digo que cuando hablemos de Rivero y de Barletta tenemos que pensar en un bandoneón superior, abierto a nuevas galaxias… 
Si. Hoy hay muchos jóvenes aspirantes a bandoneonistas que todavía no saben quienes eran Rivero y Barletta o más triste todavía: jamás sintieron hablar de ellos a los propios profesores.
Es como si un aspirante a pianista o violinista, aunque después se dedique al jazz o a cualquier otro género musical, no hubiera escuchado nunca hablar de Rubinstein, Michelangeli, Glenn Gould, Szigeti, Francescatti, Rohn....
En 1977, comencé a estudiar composición con Guido Santórsola. En 1980 me vine para Europa y pude entrar todavía en  "nuevos" mundos culturales; conocí varias tendencias compositivas y pude hacer también muchas reflexiones.
Un día del año 82 le escribí a Rivero: "querido Maestro, está en la literatura original el futuro del bandoneón. No era necesario que se lo dijera, él lo sabía mejor que nadie. Era lo que él y Barletta estaban tratando de obtener desde hacía tantísimos años. Pero lo que yo quería decir era otra cosa: lograr interesar a los más grandes compositores europeos para que escribieran para bandoneón. Mi sueño era interesar a un Penderecki, un Rihm, un Berio, por ejemplo.  
Si estos compositores hubieran escrito para bandoneón, pienso que hubiese sido de gran ayuda a los tantos sacrificios de sus pioneros.  Ni hablemos de lo que yo hubiera hecho para lograr que Dmitri Shostakovich (Rusia 1906-1975) hubiese escrito un Concierto o una Sonata para bandoneón………También pienso que si Hindemith, que era un gran admirador de Barletta, hubiera escrito algo para bandoneón las cosas hubieran tomado otro rumbo, y se hubiera realizado completamente el “sueño quijotesco de Barletta iniciado en los años 40”, como una vez escribió el gran crítico musical uruguayo W. Roldán.
En 1985, después de haber tocado yo en Italia ya con la Orquesta “Arturo Toscanini” de Parma el Concierto de Haendel en sol menor y el de Santórsola (originalmente para dos bandoneones), bajo la dirección de Donato Renzetti, teniendo la presencia en sala del gran Santórsola, y de ofrecer decenas de recitales en Catedrales como la San Marco en Roma y Teatros como el “Petruzelli de Bari”, me ví obligado a retirarme de la escena concertística por una gran afección reumática. Volví a tocar en diciembre del 93 y lo hice con mi viejo amor: el Concierto para Bandoneón y Orquesta Sinfónica de Rivero, con la Orquesta Sinfónica “Delle Romagne”que yo mismo había fundado en la pequeña ciudad de Forlimpopoli.
Yo ya había comenzado a componer mis Piezas Rioplatenses, todo visto todavía en una óptica prácticamente tonal, sin perder  de vista la lección en materia armónica, rítmica y contrapuntística del talentoso Astor Piazzolla, que permitía, como todos sabemos, hacer un tango nuevo.
La dirección de orquesta me enseñó también muchísimas cosas desde el punto de vista interpretativo: entendí que si para obtener una cierta expresividad con el violín no hay que tener en cuenta si se deben hacer muchas arcadas para abajo, tampoco hay que tener en cuenta si sirve en bandoneón tocar mucho solamente abriendo. Y fue así que volví, claro, sin perder algunos recursos de la escuela de Barletta y Rivero, a tocar el tango como lo hacía antes, inspirado en los grandes de este género musical. Es así que siempre hice una distinción: una cosa es tocar la música rioplatense que requiere muchos acentos y por ende es mejor usar la fuerza de gravedad del fueye (casi todo abriendo) y otras son las exigencias cuando se enfrenta una literatura distinta. Por ejemplo: si un buen pianista toca Chopin, después tendrá que cambiar su técnica si quiere interpretar Bartók o Strawinsky.
Con esto quiero decir que la música de Piazzolla va tocada exactamente como él admirablemente la tocaba, usando mucho la válvula de modo de poder tocar casi todo abriendo.  
 La música de Rivero, de Barletta, la literatura barroca, y todas las obras contemporáneas para bandoneón que escapan del tango, van tocadas como lo hacían Rivero y Barletta, no solo con el dominio absoluto del fueye (abriendo y cerrando), sino dentro de un estilo específico. Escuchar la Toccata y Fuga por Rivero, su música, la música de Barletta o el Concierto de Haendel por Barletta mismo, son  un regalo que el hombre puede hacerse comprando los discos de estos dos maestros, y si esto no fuera posible, sugiero entrar en Internet !!!
Ya dije que un día me tomaré todo el tiempo necesario para hacer un adecuado análisis histórico-cultural  sobre el arte de Rivero y Barletta, poniendo particular atención a los gustos compositivos de los dos Maestros.
Por ahora sólo he querido recordar a estos dos fenómenos únicos del bandoneón, sin dejar de expresar también,  que me duele enormemente la desaparición física de ellos, y que no entiendo absolutamente como la prensa argentina y uruguaya no ha dedicado más espacio frente a pérdidas tan importantes.
Hablo como uruguayo: Rivero es uno de los más grandes artistas que el Uruguay ha tenido en toda su historia.
¿Será posible que su muerte física quede en un segundo plano?.
Pienso que es hora de que los jóvenes sepan quién era Marino Rivero.  
¡¡¡Un orgullo para el país!!!!!!!!!!! .  Si.
Son pocos los jóvenes que lo saben.
¿Será posible que vivamos en un mundo (y me refiero a todo el mundo) en el cual yo me puedo llamar pianista porque logro tocar (y mal ! ) en piano, Oblivion?
¿Será posible que el mismo término pianista lo usen conmigo y al mismo tiempo con Horowitz, Gieseking, Cziffra?
Qué maravilla lo que puede traer el adelanto tecnológico; qué milagro lo que puede permitir la falta de tiempo que obliga al hombre a no detenerse para pensar, para reflexionar, para distinguir !!!  
Todo está perfecto, todo podemos aceptar, pero, por favor, no perdamos de vista el verdadero arte, a sus referentes, porque sólo esto nos puede asegurar la verdadera cultura de un país!!!
El bandoneón tiene que seguir ganando batallas; no se puede perder lo que conquistaron estos dos grandes a través de tanto talento, amor, coraje y sacrificios.
Está, sobre todo en los jóvenes que aman el bandoneón, no permitir que las enseñanzas de Barletta y Rivero se pierdan en un universo sin tiempo para la reflexión, que no permite conocer profundamente, para poder colocar cada cosa en su justo lugar.  
 
Héctor Ulises Passarella

separador

La Yapa

Rodolfo Mederos, at Tango Festival, August 18, 2009

Daniel Esposito Uruguay Tango

Compartir este artículo en Facebook

© Amilcar Legaskué para Informe Uruguay

» Arriba

separador

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor
y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer.
Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
21
 
Estadisticas Gratis