Miembro de apdu
   
Año V - Nº 265
Uruguay,  21 diciembre del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

Buscar en el WWW Buscar en Informe Uruguay

1

ha

historia paralela

2012

humor político

apdu

 
Helena Arce

Fiestas con sabor amargo
y letras de canciones

por Helena Arce
 
separador
 
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

            Hace poco escuchaba a los directivos de un club hablando de la optimización en el trabajo de los empleados de dicho club. Este año ha resultado electo un nuevo miembro, joven exigente, buscando medidas drásticas como rebajarles los sueldos, exigirles más por el bien del Club. Un miembro antiguo del Club, que no integra la Comisión le dijo con mucho tino: “Cuando eras solo socio, y tenías problemas, siempre encontraste solución a los mismos  en la buena disposición de estos empleados que hoy quieres acorralar. Deberías pensar que su experiencia y su buena disposición son las que te van a dar pautas para abrir caminos. Para mejorar la actividad dales estímulos, no los acorrales, si ellos pierden dinero, pierden el interés, si se quitan la camiseta, los que sentirán el peso de ello serán los socios, y los socios son nuestros jefes. Los empleados y los socios son los que quedan, los directivos pasan, y los que mandan son sobre todo los socios.”  Y se me ocurrió la analogía siguiente: en un país los empleados son los empresarios, y  los socios somos sus habitantes, los gobiernos y sus integrantes pasan, nosotros quedamos.

            ¿A que viene esto? A que este gobierno autocalificado izquierdista y popular, arremetió con locura desenfrenada contra empresarios y trabajadores, como no lo habían hecho nunca, los anteriores gobiernos, calificados por ellos como corruptos y antipueblo, y  ¿me pregunto quien es el pueblo?

            Yo soy pueblo, el dueño de la empresa en que trabajo  es pueblo, mis compañeros de trabajo son pueblo. Mi vecina de casa es pueblo. Los que manejan los ómnibus, los que viajan en el mismo, los que conducen auto, andan en bicicleta o caminan son pueblo. Los profesionales, los técnicos, los obreros, son pueblo.

            Las denuncias de corrupción están a la mano de todos, y todos nos conocemos. Somos tan poquitos, es tan fácil saber y tan difícil esconder.

            A ello sumemos la locura desatada en las relaciones internacionales. Vino un candidato español a hacer campaña, intentó reunirse con el Presidente de la República y este le negó la audiencia, esto enojó al candidato quien pronosticó quien sería el próximo Presidente uruguayo. Grave ingerencia en nuestros asuntos internos, más allá de quien sea el candidato favorecido. El Presidente uruguayo cuando hacía campaña visitó a todos los gobiernos que se le cruzaron,  ¿Cree por un segundo,  que si Larrañaga, Bordaberry o Tabaré Viera van a España, el Presidente español será tan anormal de negarles una audiencia?

            La Presidente  argentina, la “amiga hermana” del Bolivariano Presidente de la homóloga República de Venezuela, en pleno discurso de asunción se permitió destratar al Presidente de nuestro país, quien no podía hacer uso de la palabra, de acuerdo a protocolo. El cuando salió en vez de callarse caballerosamente la boca, la calificó de “valiente”. ¿Valiente? A ver si la dama se anima a mi a venir a decirme en mi cara, lo que le dijo a usted cuando no podía hablar.

            Una valija con U$S 700.000 (o eran U$S 800.000) no recuerdo, nunca “vide”  tanto dinero junto, que eran de no se quien, parece, dicen que tal vez,  que era del amigo hermano, para la amiga hermana, que no sabemos si es o no abogada. Sin embargo cuando las cosas empezaron uno de los secretarios de estado argentino, no tuvo empacho en denunciar que ese dinero venía para acá. Ahora que parece que iban  para donde iban, el prescindible Ministro de Exterior, defiende a la amiga hermana de su venerado bolivariano,  diciendo que hay mucha gente preocupada, mal preocupada según él por el tema, dentro y  allende las fronteras.  Se ve que su memoria un poco dañada tal vez por los años, no recuerda que el gobierno que integra fue salpicado por la duda tirada por los que el defiende a capa y espada. Claro que estamos preocupados, si era para ella, era para ella, no para nuestro gobierno, debiera el haber dicho; “no se para quien son pero me alegro haya quedado demostrado que Uruguay no estaba implicado, y sería bueno se lavaran la boca antes de hablar de nosotros”.

            Y la susodicha, Presidente del vecino país de los primos lejanos,  parece sin duda a la hora de las relaciones, se adhiere a mantener el estilo K,  el bastón de mando solo cambió de mesa de luz, al decir de Paolillo,  creo.

            Esta semana se realiza una reunión protocolar del Mercobluff, palabra que ha tomado dimensiones increíbles, habría que decirle a nuestro diagramador y periodista estrella que la patentara.

            No habrá cena porque están todos peleados, y no se ponen de acuerdo en aceptar al ya no vitalicio (porque Venezuela dijo NO). Nos salvó Brasil que gracias a tener $$ se dio el lujo de no aceptar que los vapuleara, del oprobioso accionar  de nuestro Parlamento, digo mal, de la mayoría oficialista de nuestro Parlamento quienes  de apuro para hacer los deberes le dio el sí, cuando saben que más de la mitad de los uruguayos no quieren, y no por los venezolanos, sino simplemente porque el estilo de su Presidente dista mucho del sentir de la mayoría del pueblo uruguayo. Y como respuesta el Bolivariano se dio el lujo de no venir, y  encima  intentar boicotear la presencia de un Presidente extranjero, quien quiera que fuera,  realizando un acto (porque la palabra contra-acto o contra-cumbre me tiene tan hastiada como la de “asistencialismo”) en un país vecino, que ni siquiera es el de él, pero claro es el gobernado por sus “amigos hermanos”.  Y a Paraguay quienes aun a pesar de ser socios pequeños del Mercobluff,  mantienen la dignidad. Viva los paraguayos que no se venden ni por divisas, ni por supuestas afinidades.

            Nos quedan dos años de desaciertos, ¿o alguien se pondrá las pilas en el gobierno?

            Porque mi estimado Sr. Exc. Presidente de todos los uruguayos, usted era el único que las parecía tener medio puestas, pero me parece que se le descargaron.  No logro entender su negativa a que un barco inglés cargue combustible en nuestros puertos por pedido de Mr. and Mrs. K. ¿es que Argentina e Inglaterra están en guerra? ¿Son inglesas o argentinas las Islas Malvinas? ¿Y Martín García? ¿Desde cuando el Uruguay neutral, apegado al derecho internacional toma partido por uno u otro país en algo que no tiene arte ni parte?

            Por ello lo único que se me ocurre son algunas canciones, que debieran hacernos pensar sobre  nuestro accionar en el futuro:

Sabio Don Enrique, se adelantó a la época, el XXI es descrito más acertadamente, en su canción que el XX: “Problemático y febril, lo mismo un burro que un gran profesor” O será simplemente: “que la historia vuelve a repetirse”

            Decía Machado: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar, al andar se hace camino y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar” 

            Por ello Exc. Sr. Presidente de todos los uruguayos creo que es hora de decir: “Los favores recibidos (POR VOS O POR TU MARIDO, SE GUAL) creo habértelos pagado y si alguna deuda chica sin querer se me ha olvidado, en la cuenta del otario (AMIGO HERMANO)  que tenés se la cargás”

            No sea cosa que los uruguayos debamos  salir a poner la cara por usted y decirle de una: “Me robaste hasta el honor”, no pongo lo que precede a esa letra de tango, pero los conocedores saben lo que dice.

            Por ello me despido simplemente recordando el himno uruguayo, ese al que no le damos mucha bolilla salvo cuando lo necesitamos o estamos lejos de este gran país: “Orientales la patria o la tumba, libertad o con gloria morir”

            Y de paso, vamos a terminar con la historia del “compañero Tabaré”, usted es el Presidente de la República Oriental del Uruguay, sobre todo el territorio de nuestra República y sus aguas territoriales, de  los cielos patrios, y nuestros subsuelos. Y así con el título que lo honramos los uruguayos debe ser citado por los Presidentes extranjeros, incluido el bolivariano.

Comentarios en este artículo
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer. Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
Estadisticas Gratis