Miembro de apdu
   
Año V - Nº 265
Uruguay,  21 diciembre del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

Buscar en el WWW Buscar en Informe Uruguay

1

ha

historia paralela

2012

humor político

apdu

 
Jaime Mario Trobo

Carnaval Electoral

por Jaime Mario Trobo
 
separador
 
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

            Es una expresión acuñada por el Sen. Michelini para caracterizar el momento del gasto público cuando se acercan las elecciones.

            Lo vi entre el público cuando la presentación del equipo económico en el foro de Acde, la pasada semana. Pero no escuché si repitió su expresión.

            Habría estado coherente con su pasado.

            Para los que no oyeron ni leyeron lo que dijeron el Ministro de Economía y sus colaboradores más estrechos, aquí va un resumen, previo a mis comentarios y conclusiones.

            El Mensaje de los Sres. Astori, Lorenzo y Bergara

- Nosotros hacemos política, en este caso con las variables económicas a nuestro alcance (A) Esa política está “impregnada de ideología” (A) (B)

- La bonanza que el país está viviendo no puede atribuirse a factores externos (A); sino que se explica sustancialmente por las medidas del gobierno (A) (L) (B)

- Quienes critican al gobierno por el tamaño del gasto están equivocados, porque analizan el punto “ de una manera descontexturalizada”, sin tomar en cuenta que estamos en una fase económica expansiva. “Por eso (la crítica) es técnicamente peligrosa” (A).

- Gracias a la acertada política del gobierno se han creado “espacios fiscales adicionales” (A) (L) (B).

- Se aclara expresa y reiteradamente (presumiblemente porque hasta ahora nunca había sido dicho en forma explícita) que eso fue hecho a propósito, desde el comienzo, con la finalidad de aumentar el gasto (L).

(Recordemos las explicaciones dadas hasta el presente acerca de la necesidad de preservar los equilibrios macroeconómicos, de hacer -se dijo que por la primera vez en nuestra historia- políticas contracíclicas, así como las seguridades de que no se buscaba aumentar la recaudación).

(Es importante también traducir el eufemismo seudo-económico al idioma español: “espacio fiscal” es la plata adicional que te sacaron (y sacarán) a tí lector y a mi. Ya veremos para qué).

- Continúo con el resumen de lo dicho: el “espacio fiscal” es fruto de mayor recaudación (lo que acabo de traducir) y de una reducción en la cuenta de intereses de deuda pública (aquí sí, con gran mérito del gobierno, aprovechando una coyuntura externa favorable).

- Pero, además, y aquí viene una de las piezas más trascendentes de los anuncios del equipo económico, la bonanza va a durar. El Uruguay va a crecer en el largo plazo, sostenidamente, a tasas mayores de las experimentadas en el pasado (B).

            ¿Por qué?

            No lo dijeron.

            Una lástima,

- El anuncio se completa con un desenlace: ese “ espacio fiscal adicional” (vbgr. la recaudación sobrante de tu plata y la mía) se va a “rellenar” (sic) (B)

            ¿Y cómo se va a “rellenar”? Sorpresa! Se va a rellenar con más gasto público.

            Sólo que no debemos llamarlo así. Suena feo. Suena a lo que criticó Michelini (cuando era oposición).

            No hay nada que temer. Se llamará “gasto social”

            ¿Y en qué consistirá?

Pues, en: 1) aumentar asignaciones familiares, 2) aumentar el presupuesto de Salud Pública: 3) aumentar las de Anep y la UDELAR (para alcanzar el mítico 4,5%) y 4) aumentar (menos) el del MTOP.

COMENTARIOS Y CONCLUSIONES

            El Ministro tiene todo el derecho de autoreivindicarse como político y hombre de partido, pero deberá reconocer que no es ese el rol que había elegido, y que aquella elección debió responder al deseo de jerarquizar al gobierno y dar tranquilidad a los agentes económicos de que al frente del equipo económico iba alguien que se manejaría con objetividad, prudencia y profesionalidad.

            Tampoco olvidará el Ministro que su discurso hasta hoy, en contenido, énfasis y tono, era muy distinto. Quienes lo oyeron el Jueves pasado seguramente no habían olvidado sus insistentes llamados a la prudencia en los gastos, al mantenimiento de los equilibrios macro-económicos y a la necesidad de políticas contracíclicas. Y no les pasó desapercibido el mensaje de que todo eso se acabó, de que la política económica finalmente pasará, como siempre quisieron sus adversarios internos, a ser hija de la ideología e instrumento partidario.

            El Ministro y su entorno volvieron a mostrar síntomas de atrincheramiento y repulsión a la crítica. Es humano y al pasar por el gobierno ocurre con frecuencia. Pero no suele ser fuente de buenos consejos.

            Se agravia el Ministro de que puedan adjudicar todo lo bueno que ocurre a factores externos y tendría razón si así ocurriera. Pero debe percibir que no es menos injusta la práctica de hacer comparaciones capciosas con el pasado, como si todo lo bueno del presente hubiera salido de la varita mágica de su gobierno. La certeza jurídica que el país ostenta y que atrae a los inversores, es fruto de pasados gobiernos, como lo es el desarrollo del sector agropecuario, y de los puertos, liberados ambos de trabas durante el gobierno Nacionalista. Para poner apenas algunos ejemplos.

            Así como las comparaciones de los hoy llamados “espacios fiscales” omiten decir que era la oposición, integrada por el Señor Ministro, quien le daba bomba al gasto, contra la voluntad de gobiernos minoritarios. Al menos así fue durante la administración Lacalle. En otro momento, en su otra etapa, la que ahora dio por terminada, el propio Sr. Ministro reconoció esto, aunque tímidamente.

            ¿Y qué decir de los eufemismos?

            “Espacio fiscal”. Son recursos extraídos a la sociedad, al sagrado país productivo. No es algo caído del cielo que se puede usar como propio.

            Para “rellenar” con “gasto social”. Aquí se aproxima mucho a la tomadura de pelo a la gente. “Más para la enseñanza”, no es otra cosa que más sueldos para ciertos funcionarios, sin que eso guarde vinculación alguna con el servicio. Las propias cifras mostradas por el subsecretario en ACDE lo prueban: con orgullo mostró que el gasto en educación ha subido estos años. Pero la calidad de la enseñanza pública no ha mejorado nada. Peor aún, ni siquiera tiene parámetros y mecanismos de medición públicos y transparentes. Se va a tirar más y más plata en algo que, como mínimo, puede decirse que carece de mediciones de resultados.

            En cuanto al brutal incremento del gasto en el MSP, no sólo es igualmente cierto que los sucesivos aumentos ya ocurridos jamás resultaron en mejora alguna, sino que el propio Ministro demostró no creer en la reforma de la salud, al mantenerla cajoneada durante meses.

            Nadie podrá acusar al Ministro cuando ahora echa mano al argumento de cumplir con el programa del Frente. Pero también es cierto que muy pocos saben qué contiene y de éstos dudo que alguno haya votando al Ministro por eso.

            Por último, lo más grave: el Ministro sabe que la afirmación de que el país ha pasado a otra plataforma de crecimiento, con permanencia de tasas más altas que las históricas, es una afirmación temeraria. Que no hay evidencia alguna que le sustente. Sabe también que sí hay evidencias de que las estructuras del Uruguay poco han cambiado y de que nos hemos quedado sólos en el mundo.

            Entonces, sabe también que una caída del producto con una estructura de gasto que le vuela la bata, será receta segura de años muy dolorosos.

            No le tocarán como Ministro y probablemente a esa altura haya conseguido que lo religieran, pero lo importante no es eso.

Comentarios en este artículo
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer. Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
Estadisticas Gratis