Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 261
Uruguay,  23 de noviembre del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

Buscar en el WWW Buscar en Informe Uruguay

1

ha

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 

Botnia nacional, Botnia regional

por Francisco Faig
 
separador
 
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
pirnt Imprimir Artículo
 
 

            Parte de la dificultad de la crisis con Argentina por la instalación de emprendimientos industriales vinculados al procesamiento de madera en el litoral del país refiere a la doble dimensión del problema: nacional y regional.

            Los actores estatales han definido pautas de negociación, se atienen a un régimen internacional de canalización de sus diferencias, y mal que bien, mantienen cierto diálogo.

            Las diferencias estratégicas pasan por una competencia aguda por la captación de inversiones internacionales, y por la progresiva conformación de un polo industrial- tecnológico- universitario vinculado a la producción y al tratamiento de la materia prima maderera de toda la cuenca formada por el este de la Argentina, el sur del Brasil y el Uruguay. Nuestro país parece querer consolidarse en una posición privilegiada en este doble sentido a partir de la instalación de multimillonarios emprendimientos proyectados en diversos puntos del interior del país.

            Argentina sufre de esta forma una competencia por ambos flancos – Chile y Uruguay – en una dimensión clave para el futuro desarrollo económico de la región. En este sentido, avanza en una lógica de defensa de cierto interés nacional que pasa por intentar contrarrestar de distintas formas el declive relativo de su papel regional, cuyos orígenes, por cierto, no son recientes, pero cuyas manifestaciones se han acentuado luego de su fenomenal crisis de 2001.

            Distinta es la lógica de los habitantes de la provincia de Entre Ríos que está teniendo particular protagonismo en la evolución que ha adquirido el conflicto.

            Convencidos de consecuencias ambientales dramáticas ante la producción industrial prevista, financiados por sectores políticos locales que permiten el mantenimiento de los piquetes, y consustanciados con lógicas no democráticas de acción social, ejercen una fuerte presión sobre la conducción de la política exterior argentina. Sin embargo, la convicción en la agresiva manifestación de sus razones no alcanza para que arrojen diáfana luz sobre la complejidad de una argumentación técnica y científica que manejan con tanta soltura mediática como pobreza conceptual. 

            Las mayores dificultades de la crisis en las relaciones bilaterales con Argentina no son consecuencia de la divergencia de intereses nacionales de los Estados. En realidad, estamos en un escenario internacional en el que pesa cada vez más la lógica regional. Las (sin-) razones ambientalistas entrerrianas se han fortalecido en todo este tiempo y difícilmente respondan a lógicas de política exterior previsibles en el futuro inmediato.

            No se vislumbra ningún camino por el cual la población activista de Gualeguaychú pueda transitar en un sentido de racionalidad. Los resultados técnicos de control ambiental no van a convencerla; los monitoreos (binacionales o no) no serán creíbles.

            El rechazo a Botnia responde a una ética de la convicción que en nada condice con una lógica de política exterior realista del gobierno federal argentino. Hemos llegado a un grado de exasperación regional en el que ni siquiera una represión policial que procure la normalización en el puente San Martín es relevante a los efectos de enfrentar la situación de fondo creada.

            Importa que Montevideo tenga clara conciencia de esta doble dimensión de la crisis porque ni siquiera un demorado fallo de La Haya podrá encauzar el diferendo con la dimensión regional de Botnia.

            Entender la realidad como una escena en la que actúan actores estatales racionales-estratégicos es, en este caso, un error de diagnóstico. La crisis será de largo aliento, y lo será por razones regionales y no nacionales.
 
            Francisco Faig es Profesor de la Licenciatura en Estudios Internacionales. FACS – ORT, y Edil Departamental de Río Negro.


Fuente: CADAL
 
Comentarios en este artículo
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer. Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
Estadisticas Gratis