Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 261
Uruguay,  23 de noviembre del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

Buscar en el WWW Buscar en Informe Uruguay

1

ha

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
Oscar Ventura

Salud y pasteras (II)
Medida por medida

por Dr. Oscar N. Ventura
 
separador
 
rtf Comentar Artículo
mail
mail Contactos
notas
Otros artículos de este autor
pirnt Imprimir Artículo
 
 

            Uno de los problemas de los cuales soy cada vez más consciente es lo difícil de escribir un blog sobre los posibles efectos de la contaminación química, sin rápidamente perderme en la jerga técnica y árida de fórmulas y ecuaciones. Mis propios amigos no químicos confiesan que me creen sólo porque lo digo yo,... ¡such is life!

            Así que, por lo menos, tratemos de hacer la aridez un poco más entretenida recurriendo a aquellos que se han dedicado a cultivar el alma y el corazón del hombre. Dos de ellos fueron Cosimo Rosselli, un pintor italiano nacido en Florencia en 1439, y Piero di Cosimo (o di Lorenzo), otro pintor también florentino nacido en 1461. Entre ambos pintaron la composición que se muestra arriba y que se encuentra en la Capilla Sixtina en la Ciudad del Vaticano.

            En esta composición se aprecia a Jesús arengando a sus discípulos con el archiconocido Sermón del Monte o de la Montaña contenido en el Evangelio según San Mateo. Una de sus citas más conocidas dice:

  • 1 No juzguéis, para que no seáis juzgados.
  • 2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.
  • 3 ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?
  • 4 ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? 5 ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.

donde adoptamos la versión de La Biblia traducida por Casiodoro de Reina (1569) y revisada por Cipriano de Valera, por ser la primera traducción que se hizo al Castellano.

            Además de contener esa conocida sentencia devenida en refrán popular ("ver la paja en ojo ajeno y no la viga en el propio") que muy bien se les aplica a nuestros vecinos asambleístas de Gualeguaychú, tiene también el mérito de haber servido de inspiración a una gran obra de la literatura universal, Medida por Medida (Measure for Measure) de William Shakespeare, alguien a quien también recurrimos en la primer parte de esta serie. Shakespeare desarrolla su obra alrededor de uno de los conceptos en el Sermón de la Montaña, que es la diferencia entre ser y parecer, entre la apariencia externa de santidad y la realidad interna de la corrupción.

            Medida por Medida trata acerca del comportamiento humano. De la necesidad de la existencia de reglamentos y leyes por una parte, pero también de la necesidad de que tales leyes y reglamentos estén en concordancia con el centro moral, con la visión íntima de las cosas que todo ser humano lleva dentro, y de la concordancia entre la visión externa y la interna. El Duque de Viena que tiende a legislar blandamente y con cierta concesión hacia la naturaleza humana, entrega a un juez Angelo la posibilidad de legislar más duramente. Mientras él se disfraza como el monje Ludovico y recorre la ciudad para ver que efecto causan las medidas de Angelo, éste legisla duramente cerrando los prostíbulos dado su oposición a dichas lúbricas actividades. Por otra parte, Angelo es un hipócrita, que mientra niega a los demás la satisfacción comercial de sus apetitos sexuales, negocia con Isabella, una novicia, la entrega de su cuerpo a cambio de la vida del hermano que está en la cárcel. La trama es mucho más complicada, pero lo esencial del asunto es la duplicidad de Angelo, que privadamente practica lo que condena en público, además de ser mezquino y traicionero al no satisfacer el precio acordado aún cuando supuestamente había conseguido lo que quería (no viene al caso ahora que en realidad había sido Mariana y no Isabella).

            Medida por Medida es una obra de fuerte contenido sexual y moral. Si bien lo primero no juega en el caso de Gualeguaychú, sí juega lo segundo. Aquello de "haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago" alcanza elaboradas cotas de expresión en los asambleístas y sus defensores, que públicamente atacan de continuo la presencia de Botnia en Uruguay, y se desentienden olímpicamente de sus propias probadas fuentes de contaminación en la provincia (papeleras obsoletas clausuradas pero reabiertas inmediatamente, abuso de agroquímicos, tratamiento inadecuado de efluentes, quema de pastizales en las islas contaminando a Rosario, asbestos en el PIG de Gualeguaychú[1], incineradores de residuos a cielo abierto -ver también acá- y muchas otras cosas que no es del caso tratar en este momento).

            Medida por Medida tiene también la virtud de hacernos pensar en qué forma podemos monitorear y controlar las industrias. Uruguay ha ofrecido desde siempre a Argentina realizar monitoreo conjunto. Los asambleístas se han opuesto férreamente a ello, con mucho ahínco, pero cada vez están más acorralados por el hecho de que los monitoreos orientales no sólo se realizan en tiempo y forma sino que son absolutamente públicos. Por ello ahora han comenzado con su propio monitoreo y la provincia invertirá un millón y medio de dólares en comprar equipos. Sin decir lo que muchos lectores probablemente pensarán cuando lean que se va a efectuar ese gasto, conociendo los antecedentes de ciertos gobernantes argentinos, ¿será realmente esto algo necesario desde el punto de vista racional?

            Medida por Medida. ¿No sería ya hora de cooperar en lugar de competir? ¿No sería hora de que técnicos argentinos ocuparan los lugares vacanes en la Comisión de Seguimiento, como lo ha propuesto Uruguay? ¿No sería hora de ser racionales?

            Medida por Medida. En palabras del Duque Vincentio

The offence pardons itself. Dear Isabel,
I have a motion much imports your good;
Whereto if you'll a willing ear incline,
What's mine is yours and what is yours is mine.
So, bring us to our palace; where we'll show
What's yet behind, that's meet you all should know.
Exeunt


Notas y Referencias
[1] Es particularmente interesante que en el sitio del Parque Industrial de Gualeguaychú, en su página de infraestructura, dice textualmente:
Construída con caños de asbesto cemento, con diámetros que varían entre 60 y 350 mm. Posee una longitud de 9 Km. por las calles interiores para servir todas las parcelas
Todos sabemos, por supuesto, que los asbestos son cancerígenos y han sido discontinuados en todo tipo de edificación para evitar efectos sobre la salud. Si bien no ofrece riesgo de que se diluyan en el agua y el uso de asbesto-cemento está muy extendido en Latinoamérica por la agresiva política rusa de exportación de asbesto, los riesgos son conocidos y no debería usarse.

Comentarios en este artículo
 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
Los enlaces externos son válidos en el momento de su publicación, aunque muchos suelen desaparecer. Los enlaces internos de Informe Uruguay siempre serán válidos.
Estadisticas Gratis