Año II - Nº 106 - Uruguay, 26 de noviembre del 2004

 

1 Campaa Mundial Seguridad en la Red

 

 

Cuando la rubia no está
Escribe: Dr. Enrique Rimbaud

Hay un gran vacío en mi vida, y en la casa, en el entorno& hay silencio, falta su risa y su sonrisa, las cosas lucen yermas y frías sin su mirada verde y cálida&.

Tapado de trabajo, tuve que quedarme en Managua mientras la Rubia se iba a Costa Rica a ver el show de Ana Belén y Víctor Manuel con unas amigas, Milena y Ángela, grandes amigas ticas&

Para no complicarme, puse un asadito a hacer, una especie de almuerzo-cena extemporáneo, que no solo me gusta a mi sino a todos en la casa, bueno, todos son los animales, que son parte de la familia por derecho&

Alrededor del parrillero, mientras se arma una de las últimas tormentas, esperan con paciencia cada cual lo suyo, Morgan y la Mona sus chorizos, que previo a comerlos significara una gran pelea, una batalla campal por el dominio del embutido&.

Las gatas, mas pacientes, su churrasquito jugoso, Barci acicalándose y Chela ya por reventar de tan preñada&

Las loras saben que están para el final, el pan que sobre y algo de ensalada, no les gusta la carne por decreto&

Mientras las brasas van dorando la carne, me tomo una copa, mientras sigo leyendo un libro sobre la revolución mexicana que me envió Arturo, esta muy bueno&

Sin embargo, el silencio, el clima, las plantas quietas, todo hace sentir que falta algo, que falta la alegría, y es que se extraña la voz de la rubia, cantando, rezongando, quejándose, comentando, sugiriendo, discutiendo&

Ya vendrá en unas horas, y todo volverá a ser lo que era&