Miembro de apdu
   
Año IV - Nº 244
Uruguay, 27 de julio del 2007
separador Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 
separador

ha

historia paralela

2012

legra

humor político

apdu

 
1

El Mercobluff brasilero
Otro cachetazo asimétrico

por Raúl Seoane
 
separador
 
mail
rtf Comentar Artículo
mail Email del Autor
pirnt Imprimir Artículo
   

            Siempre hemos sostenido que el Mercobluff, al que nos obliga a estar atados el maníaco slogan del presidente Reinaldo Gagáno de Más y Mejor Mercosur, es un tratado entre dos grandes países, Argentina y Brasil, excluyendo a los dos socios menores de los cuales se aprovechan para que les suministren materia prima.

            Este artículo que reproducimos más abajo, publicado en Diario Exterior de España, no sólo refrenda nuestra postura sino que demuestra que en negocios no existen ni amigos ni Tratados.

Argentina y Brasil ahondan las diferencias
económicas del Mercosur

Luciana Binaghi para Diarioexterior.com
La gestión del presidente Luiz Inacio Lula Da Silva ha sancionado una ley que permite, desde el lunes pasado, la apertura de 17 nuevas zonas francas en territorios del nordeste y centro de Brasil. La norma estipula la fabricación de un importante número de productos, que ingresarán al MERCOSUR y en particular a la Argentina, sin restricciones y con graves daños a la industria nacional
Después de un tratamiento de 11 años, el pasado lunes entró en vigor en Brasil la ley de "Creación de Zonas de Procesamiento de Exportación", que bajo la tutela del presidente Luiz Ignacio Lula da Silva permite la creación de por lo menos 17 zonas francas (liberadas) en Brasil.
La nueva medida puso en alerta al segundo socio más grande del MERCOSUR que es Argentina y que se verá directamente afectado en su comercialización por los nuevos productos brasileros.
Hasta la sanción de la actual ley, sólo había dentro del bloque económico dos grandes zonas: la brasileña de Manaos y la argentina de Tierra del Fuego. Se estaban analizando proyectos avanzados de Uruguay y Paraguay, a fin de que cada país miembro tuviera una zona franca.
La decisión del gobierno del presidente Lula, que no fue consultada con los demás países miembros del MERCOSUR abre las puertas a la apertura de Fábricas que montarán productos con un elevado porcentaje de componentes importados.
El tema y futuro conflicto entre los países miembros del bloque es que el 20% de esa producción podrá ser destinada al mercado interno, lo que equivale a decir que entrarán en el MERCOSUR y, en particular en la Argentina, sin restricciones y con graves daños a la industria nacional.
Lo que antes era competencia desleal, ahora se filtrará en forma legal, produciendo bienes fabricados casi íntegramente en otras partes del mundo, especialmente en China. Lógicamente, tal decisión generó alarma en Buenos Aires y ya se estableció para los próximos 3 y 4 de agosto una reunión entre el Canciller argentino, Jorge Taiana y su par brasilero Celso Amorim a fin de poder entablar, en comunicación bilateral, el tema que hoy preocupa en demasía al empresariado argentino.
Diplomáticos argentinos anticiparon que la ley aprobada por Lula irá a generar una "durísima polémica" en el MERCOSUR. Recordaron que el Consejo del Mercado Común acordó dejar en funcionamiento sólo las zonas francas existentes y la posibilidad de analizar los proyectos de los otros dos miembros que no tienen zonas francas, es decir, Uruguay y Paraguay.
A su vez, desde Argentina se indicó que ni la diplomacia de Itamaraty ni en el Palacio del Planalto advirtieron o intentaron consultas previas con sus socios del MERCOSUR respecto a la sanción de la norma.
En este sentido, el ex embajador brasileño Rubens Barbosa, indicó que la medida "va a crear serios problemas con nuestros socios en el MERCOSUR y también en la Organización Mundial del Comercio".
Argentina cuenta con el apoyo de industriales brasileños. La Federación de Industriales de San Pablo (FIESP), considera que la medida es "muy negativa" y la calificó como "competencia desleal".
http://www.eldiarioexterior.com/noticia.asp?idarticulo=15447

            Ya de por sí, las zonas francas de Manaos y Tierra del Fuego generan graves problemas y distorsiones dentro del Mercobluff, pero no debemos olvidarnos de la que existe en la provincia argentina de San Luis y por culpa de la cual nuestro país impuso aranceles diferenciales a diferentes productos argentinos.

            El agregado de mayor porcentaje de partes importadas en productos fabricados para el Mercobluff, fue uno de los espejitos de colores con los que Lula Da Silva “compró” las voluntades del gobierno uruguayo durante su última visita a Montevideo y antes de que lo hiciera el presidente norteamericano George Bush.

            Convencidos los pobres indios charrúas, entre los que podemos incluir a muchos impresentables del gobierno actual, perdimos la oportunidad de negociar mejores condiciones con Bush y dejamos que el tren de la historia pasara por nuestra estación sin siquiera mirarlo.

            Si leemos atentamente el artículo de la Sra. Binaghi, vemos que “abre las puertas a la apertura de Fábricas que montarán productos con un elevado porcentaje de componentes importados”, exactamente lo propuesto por Lula a nuestro país con el objeto mentiroso de eliminar las asimetrías existentes y por las cuales nuestro país ha reclamado en reiteradas ocasiones, sin éxito.

            El portal especializado en economía, América Económica, asegura que de este modo, los bienes fabricados casi íntegramente en otras partes del mundo, especialmente en China, podrían desplazar a los productos argentinos, lo que ha generado un estado de alerta en esta nación (Ver artículo completo). No sólo inundarían el mercado argentino, sino que también podrían ingresar, en base al Tratado del Mercobluff, en el resto de los países, incluso los asociados.

            El gobierno argentino impugnará y protestará por esta medida unilateral brasilera. Llegará a algún posible acuerdo en el que se les concederá algún beneficio para contrarrestar el avance brasilero. Uruguay y Paraguay probablemente harán lo mismo, pero ¿Es posible seguir perteneciendo al Mercobluff y luchar permanentemente con este tipo de “avivadas” unilaterales?

            Cada vez me convenzo más de que el Mercobluff es un negocio para uno solo y me siento impotente ante la falta de visión de nuestros gobernantes, a los que las pocas neuronas que les quedan no les permiten comprender esta gran verdad.

            ¡FESTEJEN, URUGUAYOS, FESTEJEN!, porque los brasileros hacen los negocios y nosotros somos el pato de la boda.

1

 
21
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No - 9739, dec 694/974 art. 1 inc A
20
Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, la opinión de Informe Uruguay
20
up
 
Estadisticas Gratis