Miembro de
     
Año III - Nº 179
Uruguay, 281 de abril del 2006
Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
 

 

 

 

Más armas y menos seguridad
* Dra. Diva E. Puig



La divulgación que EEUU y Gran Bretaña habrían usado armas químicas en la ocupación de Irak, se une a episodios anteriores, por ejemplo Saddam Hussein contra los kurdos en 1988. En la Guerra del Golfo 1991 se usaron por primera vez armas con uranio empobrecido , repetido en el Conflicto de Kosovo y la zona de seguridad de Sarajevo.

El uso de armas químicas, biológicas y radiológicas no es considerado apto del punto de vista militar. Las dos primeras se han usado, no así las radiológicas. Pero algunos incidentes pasados involucrando material radiactivo resaltan diferentes tipos de amenazas pasibles de ocurrir, desde una simple amenaza en el orden interno hasta el terrorismo internacional, por ejemplo, entre otros, en 1979 en EE.UU., un trabajador de una planta de procesamiento de combustible fue detenido luego de amenazar con esparcir Uranio en una ciudad a menos que recibiese U$ 100.000, en 1995 en Moscú, un rebelde de Chechenia amenazó con usar una bomba sucia contra rusos, descubriendo 13 kg de Cs-137 y dinamita enterrados en un parque, en 1999 en República Checa, ocurrió una amenaza de bomba en una central nuclear, en 1995 en Japón un farmacéutico fue detenido después de esparcir Iodo radioactivo en una estación de metro, en 2002 en Afganistán, se descubrieron barras conteniendo Uranio de bajo tenor, con la sospecha que Al-Qaeda estuviese planificando la utilización de una "bomba sucia."

Recientemente se conoció que Al- Qaeda estaría divulgando por internet cómo construir una "bomba sucia." El término "bomba sucia", se emplea vulgarmente para designar un artefacto construido con explosivos convencionales -como dinamita u otro- cubierto con material radiactivo .Al explotar, el material radiactivo se dispersa. Las armas radiactivas, técnicamente no son armas de destrucción y no provocaría la devastación que provocaría la explosión de un arma nuclear. Sin embargo el tema no pasa por una cuestión militar, y su repercusión psicológica y política sería enorme. Esta clase de terrorismo con una visión suicida, tiene habilidad para utilizar tecnologías modernas con fines destructivos, lo cual favorecería sus intenciones de causar pánico y daños entre la población, El riesgo de muerte al manipular material radiactivo peligroso no puede, por tanto, ser ya considerado como una barrera eficaz.

Existen más de 30.000 armas nucleares en el mundo. A esto se agrega el tema de las posibles armas nucleares en Irán, Corea del Norte, que es motivo de esfuerzos constantes por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que conjuntamente con su Director General, el abogado nuclear egipcio Mohamed El Baradei, ha sido galardonado con el Premio Nóbel de la Paz.

Estamos asistiendo a una escalada de violencia que pasa por todos los niveles y cuando esa violencia es ejercida por poderosos, ya sean Estados o grupos terroristas, que tienen en sus manos la posibilidad de uso de armas que podrían causar severísimos destrozos sin respetar los derechos del Hombre, el tema es más que preocupante y exige un trabajo sin pausa, pues ningún país está libre.

El rol de Naciones Unidas- cuyo propósito fundamental es mantener la paz y seguridad internacionales- y de organismos como el OIEA es clave, así como el de todos los Estados.

En lo que hace al posible uso de la "bomba sucia", se deben extremar los controles para impedir el tráfico ilícito de material radiactivo, ya que el material radiactivo que se usaría, proviene de fuentes cuyo uso es muy habitual en medicina, industria, etc. en casi todos los países del mundo. Durante el período 2003- 2004 el número de incidentes reportados por los Estados a la Base de Datos de Tráfico Ilícito de Material Radiactivo del OIEA aumentó considerablemente comparado con los años anteriores.

 
 
Informe Uruguay se halla Inscripto en el Registro de Derechos de Autor en el libro 30 con el No 379
Depósito legal No. 2371 deposito Nos. 338018 ley No- 9739, dec 694/974 art. 1 inc A